Pumas 5 - 4 Chivas

TODO POR LA GLORIA

TODO POR LA GLORIA

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico. Domingo 13 de junio del 2004 a las 12:00 hrs.

El domingo 13 de junio a las 12:00 hrs., cuando Pumas y Chivas se enfrenten en la segunda edición del combate por el título del Torneo de Clausura 2004, se estará escribiendo una página más en la historia del futbol mexicano, un archivo que recordará por siempre al ganador y condenará al perdedor a desempeñar un papel como simple punto de referencia, como un obstáculo que fue superado por el ya para entonces monarca del presente certamen.

El primer capítulo de la batalla resultó intenso, dinámico, apasionante y tristemente escandaloso. Los Pumas plantearon el partido de forma inteligente, esperaron al rival, apostaron por la igualada, pero siempre contemplaron la posibilidad de irse al frente por medio del contragolpe o de las jugadas a balón parado. Al minuto setenta y seis, la final parecía haber tomado un rumbo casi definitivo, pues José Luis “Parejita” López puso en ventaja a los visitantes y acalló el fervor de la parcialidad rojiblanca. El Guadalajara, mientras tanto, buscaba por uno y otro lado; ya fuera por el centro, por la izquierda o por la derecha siempre terminaba chocando contra la muralla felina y para las escasas ocasiones en las que dicho muro fue superado se encontraba Sergio Bernal. Corrían los últimos minutos del cotejo, el Rebaño atacaba más con desesperación que con inteligencia, siendo la victoria estudiantil el resultado más viable hasta ese momento. Sin embargo, y a cuatro minutos del final, Manuel Glower juzga mal una acción en la que Jaime Lozano derriba a Salvador Carmona fuera del área; el silbante considera lo contrario y decreta una pena máxima que le devolvió la vida a los jaliscienses y encendió un nuevo escándalo en torno al arbitraje, que, dicho sea de paso, ha beneficiado al chiverio a lo largo de la fiesta grande, sin que con esto se pueda hablar de una consigna a favor de los rojiblancos.

En el cotejo de vuelta, los Pumas tendrán todas las condiciones a su favor; el aliento de su gente, el calor de su casa, la determinación del que siente que lo despejaron de algo que se había ganado a pulso y la fortaleza mental, que es ya su sello característico. El equipo de Hugo Sánchez tendrá que salir decidido a alcanzar la victoria, tomando los riesgos que ello implica y siendo conscientes de la gravedad que entrañaría el permitir una anotación de la visita. En un enfrentamiento tan importante como el que se escenificará en el estadio Olímpico la capacidad futbolística tiene que ir plenamente acompañada por la rapidez mental y anímica que se posea para acoplarse a las distintas circunstancias que se presenten.

La posible reaparición de Bruno Marioni en el once titular le dará renovados bríos al aparato ofensivo universitario. El argentino muy probablemente estará listo para el domingo y tratará de ser partícipe de la obtención del cuarto título en la historia de la institución que defiende. Al regreso del artillero pampero se suma la adquisición de confianza que tendrá Francisco Fonseca, pues estos días le serán de suma utilidad para disminuir las molestias causadas por la lesión que sufrió y, por consiguiente, jugará con mayor soltura y libertad.

El momento llegó. La fiebre puma que se está viviendo espera hallar su catarsis en la celebración de un campeonato que se ha negado desde 1991.

El Guadalajara, por su parte, tratará de vencer los pronósticos adversos y de arruinar la fiesta anticipada que están viviendo los fanáticos felinos. El Rebaño a un paso estuvo de perder en el estadio Jalisco, pero gracias a la fortuna y a la deficiente vista de Manuel Glower igualaron el marcador y consiguieron un resultado, que si bien no es el presupuestado sí se significa como un auténtico tanque de oxígeno para sus aspiraciones.   

La entidad jalisciense seguramente recurrirá a un planteamiento conservador, que juegue con la ansiedad universitaria y que permita explotar la velocidad del aparato ofensivo. Cabe recordar que la mayor parte del peligro creado por el equipo de Hans Westerhoff en la ida se produjo por conducto de pases a profundidad, explotando los extremos y saltando el mediocampo felino.

El sector defensivo tendrá que estar atento y aplicado en todo momento; cualquier equivocación podría sentenciar el rumbo de la eliminatoria. La figura de Oswaldo seguramente brillará sobre el césped estudiantil.

La credibilidad hacia la etapa iniciada por Jorge Vergara depende, en buena medida, de lo que acontezca en Ciudad Universitaria. El empresario ha sido un excelente publicista. Acompañar dicha situación con la consecución del título generaría la esperanza del surgimiento de una generación que pueda equiparar sus logros a los del pasado. Una gran “institución” debe serle fiel a su historia, pero jamás depender de ella para explicar qué es lo que la convierte en un pilar del balompié nacional.

El partido se espera peleado y con llegadas a gol para ambas escuadras. Será un cotejo repleto de tensión, en el que ganará el que mantenga la cabeza fría y los pies calientes. Los jugadores saben que en la memoria futbolística solo existe lugar para el campeón.

Creemos en la victoria de los Pumas.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×