Crónica

El anfitrión Portugal consiguió hoy el pase a la Final de la Euro 2004 al derrotar 2-1 a Holanda, y logró así el derecho para jugar su primera Final de un torneo de primer nivel.
 El anfitrión Portugal consiguió hoy el pase a la Final de la Euro 2004 al derrotar 2-1 a Holanda, y logró así el derecho para jugar su primera Final de un torneo de primer nivel.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio José Alvalade en Lisboa. Miércoles 30 de Junio

El anfitrión Portugal consiguió hoy el pase a la Final de la Euro 2004 al derrotar 2-1 a Holanda, y logró así el derecho para jugar su primera Final de un torneo de primer nivel.

Esta Final se venía esperando desde hace ya varios años, cuando la “Generación de Oro” a la cual permanecen Figo, Rui Costa y Fernando Couto, sorprendió al mundo ganando 2 Campeonatos Mundiales Juveniles en 1989 y 1991. La espera fue larga y en ocasiones decepcionante, y esto lo demuestran las lágrimas de alegría del capitán Figo abrazado con Rui Costa al terminar este partido ante Holanda.

El partidofue bastante agradable, bien jugado. Los Portugueses fueron mejores y supieron controlar la andanada holandesa de los últimos minutos. Holanda no supo encontrar las variantes para hacer efectiva su posesión de la pelota en la recta final y abusó de los pelotazos buscando las cabezas de sus altos delanteros. Al fin de cuentas un gol impresionante de Maniche, uno de los 3 mejores de esta Eurocopa, le dio justamente el triunfo a los anfitriones.

La Final la jugará Portugal el domingo ante el ganador de la otra Semifinal que se llevará acabo mañana entre Grecia y la República Checa.

PRIMERA PARTE

El primer tiempo arrancó muy parejo pero agradable, con ambos equipos con intenciones ofensivas, pero sin poder penetrar el orden de las defensivas. Era una constante el achique de los equipos para evitar que hubiera jugadas en las áreas.

Poco a poco, por medio de un impresionante Figo que jugó su mejor partido de los últimos meses, desbordando con una habilidad y velocidad que parecía haber olvidado, los lusos fueron llegando más; en el medio campo, pese a ser marcado fuerte, el talentoso Deco poco a poco tomaba la pelota y repartía el juego con gran criterio y calidad, jugado también un gran partido. Así, Portugal fue ganándole terreno a una Holanda que no lograba hacer desbordar a Robben y Overmaars.

Fueron 3 avisos, con tres centros de Figo buscando a Ronaldo o a Pauletta, antes de que al minuto 26’ el anfitrión se fuera arriba en el marcador con un gol en una jugada a balón parado. Deco cobró un corner con precisión para que Cristiano Ronaldo, sin marca, rematara implacable de cabeza justo frente al marco. Fue el 1-0 que justificaba el mejor funcionamiento lusitano.

El gol le sentó bien al juego, ya que los holandeses reaccionaron y adelantaron líneas, lo que le dejaba espacios a los portugueses al frente. Dos minutos después del gol, al 28’, Overmars dejó ir el empate cuando un rebote elevado le cayó exacto a sus pies dentro del área, el holandés prendió la pelota de volea sólo con el portero Ricardo enfrente, pero voló su disparo.

La reacción de los holandeses no traía frutos, y justo después de que Seedorf echara la pelota fuera en un cabezazo un poco incómodo, Portugal se acercó demasiado al segundo gol. Deco tomó la pelota y le puso un gran pase bombeado a espaldas de la defensa a Maniche que arrancó por la derecha y centró para Pauletta que remató frente al arco, pero un poco débil y cerca de Van der Sar que tuvo el mérito de aguantar para sacar la pelota a corner al 34´.

Dos minutos después, Van Nistelrooy mandaba la pelota  las redes del arco portugués con un disparo cruzado entrando al área, pero la jugada ya había sido anulada perfectamente por un fuera de juego.

Todavía en el minuto 40’, los lusitanos se volvieron a acercar al gol, desbordando por las bandas a velocidad siempre con Figo que en esta ocasión se cortó hacia el pico derecho del área y sacó un gran disparo con efecto y potencia que se estrelló en el poste más lejano, hubiera sido uno de los goles más bellos del torneo.

SEGUNDO TIEMPO[Makaay entró para el arranque de esta segunda parte por Overmars, con la intención de jugar por la derecha, como un volante ofensivo]

Para la parte complementaria, Holanda intentó una variante con la entrada de Makaay, que se colocó retrasadito como volante, buscando tocar la pelota para después incorporase al área como rematador. Sin embargo, Portugal seguía siendo mejor, se defendía bien y atacaba con mucho peligro.

Al 54’, Pauletta tuvo el segundo, al quedar solo mano a mano con el portero en un despeje de Ricardo que se le pasó a todo mundo, pero el portugués falló, al disparar al cuerpo de Van der Sar que atajó bien.

Poco después, al 58’, Maniche nos regaló un golazo, uno de los mejores de la copa, dándole así el segundo a Portugal que parecía sentenciaba esta Semifinal. Cristian Ronaldo cobró rápido y en corto un corner, tocándole la pelota a Maniche que controló y sacó un disparó de derecha un metro afuera de la esquina izquierda del área, poniendo la pelota en el ángulo del poste más lejano. Fue el 2-0.

Parecía que el partido estaba totalmente controlado por los lusitanos, ya que Holanda no podía reaccionar, sin embargo, una jugada desafortunada trajo el 2-1 que cerró nuevamente las cosas. Este descuento cayó cuando Van Bronkhorst centró desde la izquierda y Jorge Andrade, al querer cortar el envío, acabó rematando a su propio arco, bombeando la pelota sobre su propio arquero. Hay que decir que si Andrade no se cruzaba, Van Nistelrooy ya estaba solo frente al arco para sentenciar.

Este gol le regresó la vida y el espíritu imbatible a los holandeses que se fueron con todo al frente, mientras que los anfitriones se desconcertaron un poco, aunque su zaga nunca se desordenó. Al 64’, Van Nistelrooy se quedó a muy poco de empujar a un metro del arco un centro que cruzó el área de izquierda a derecha, pero no alcanzó la pelota.

Holanda, sin embargo, pese a que estaba volcado al frente, no encontraba la manera de vencer la heroica defensa lusitana, abusaban de los pelotazos largos, buscando remates de las torres, Makkay, Van Nistelrroy y Van Hooijdonk que para entonces ya jugaban como un tridente de ataque, pero nada, la pelota sólo se paseaba por el área para ser despejada por la zaga.

Alguna jugada peligrosa generada por un extraño pase filtrado de Van Nistelrooy, y disparos del borde del área sin mucha potencia fueron lo más que logró el equipo holandés, mientras que Portugal se quedaba mano a mano con la desprotegida y ya escasa defensa holandesa. Sin embargo, la más cercana fue una la minuto 93’, cuando Deco se quedó solo frente al portero, pero su disparo no pudo vencer a Van der Sar que atajó con el pie.

El tiempo pasó, incluyendo 4 angustiosos minutos de compensación en los que los portugueses sacaron el corazón, destacándose siempre Figo, que jugó como hacía mucho no lo hacía, los defensores Miguel y Carvalho, y Deco, que pesó mucho en el juego, aunque al final ya acusaba cansancio.

Así, el anfitrión está ya en la Final, su primera Final de un torneo grande a nivel de Selección Mayor, la primera, que se venía esperando desde que la “Generación de Oro” sorprendió al mundo.

ALINEACIONES:

PORTUGAL: 1 Ricardo, 13 Miguel, 16 Ricardo Carvalho, 4 Jorge Andrade, 14 Nuno Valente (amonestado al 44’), 6 Costinha, Maniche (salió al 87’ por el 5 Fernando Couto), 7 Luis Figo (amonestado al 90’), 20 Deco, 17 Ronaldo (amonestado al 26’; salió al 68’ por el 8 Petit), 9 Pauleta (salió al 75’ por el 21 Nuno Gomes). DT Felipe Scolari

HOLANDA: 1 Van der Sar, 2 Reiziger, 3 Jaap Stam, 4 Bouma (salió al 56’ por el 11 Van der Vaart), 5 Van Bronckhorst, 20 Seedorf, 6  Cocu, 8 Davids, 16 Overmars (amonestado al 39’; salió al 46’ por el 12 Makaay), 19 Robben (amonestado al 71’; salió al 81’ por el 17 Van Hooijdonk), 10 Van Nistelrooy. DT Dick Advocaat.

ARBITRAJE

Bueno del sueco Anders Firsk, algunos errorcitos al marcar o dejar de marcar algunas faltas, pero sin influir en lo absoluto el resultado y dándole fluidez al juego.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×