Grecia 1-0 Rep. Checa…Grecia se come Europa y va a la Final. Los checos, con...

Grecia continuó su impresionante paso en esta Euro 2004 y clasificó por primera vez a una Final de Europa al derrotar al equipo que mejor futbol practica en la actualidad, la República Checa, con...
 Grecia continuó su impresionante paso en esta Euro 2004 y clasificó por primera vez a una Final de Europa al derrotar al equipo que mejor futbol practica en la actualidad, la República Checa, con un gol de Dellas en el último minuto del primer tiempo extr

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Dragão de Porto. Jueves 1 de Julio

Grecia continuó su impresionante paso en esta Euro 2004 y clasificó por primera vez a una Final de Europa al derrotar al equipo que mejor futbol practica en la actualidad, la República Checa, con un gol de Dellas en el último minuto del primer tiempo extra.

Este era un Gol de Plata, es decir, los checos tendrían hasta el fin del periodo que se jugaba para empatar, pero como ya se jugaba el último minuto del primer tiempo del alargue, apenas se puso en movimiento el balón nuevamente, Collina pitó el final.

El partido fue bueno, muy cerrado en el tiempo regular y siempre con más llegadas de los checos, sin embargo, la ordenada y dinámica zaga griega se comportó a la altura y mantuvo el cero obligando al alargue. Fue hí, en el primer tiempo extra, donde los helénicos sorprendieron adelantando líneas y corriendo como si fuera el minuto 1, consiguiendo varas llegadas hasta que definieron en el último minuto.

Se va a casa así el equipo que mejor juega, la República Checa que fue el único invicto de este torneo (este partido es oficialmente un empate). En cambio, Grecia se come a toda Europa y el domingo, en la final, de nueva cuenta enfrentará al anfitrión Portugal, al que ya derrotó 1-2 en el partido inaugural de este torneo.

PRIMER TIEMPO

La República Checa arrancó fuerte el encuentro, con buena velocidad y logrando, con toques rápidos, llegar al arco griego con peligro en dos ocasiones claras. Apenas al minuto 2, Rosicky sacó un gran disparo desde fuera del área que se fue a estrellar en el travesaño, justo a la altura del ángulo del arco del portero Nikopolidis. Poco después, al 5’, Jankulovski tomó un rebote, se metió al área por la izquierda y savó un balazo que el portero griego rechazó a corner.

Después de este par de sustos, Grecia se asentó en la cancha, descifró el sistema checo y consiguió trabar el juego, tapándole la llegada a los checos. A partir del minuto 6, el juego se volvió una lucha fuerte en medio campo, con los checos manejando mejor la pelota, pero sin poder hacer nada ante el orden y lucha de la zaga rival.

Grecia decidió buscar algo al frente entre el minuto 25 y el 30’, adelantó líneas, manejó la pelota equilibrando el juego, y consiguió un par de llegadas, de las cuales, la más peligrosa fue al 28’, cuando Vryzas por poco sorprende al rematar un pase filtrado entrando al área chica, pero el tiro salió débil y permitió la atajada del portero Cech.

Los checos respondieron con una llegada muy peligrosa, cuando Jankulovski prendió un centro que cruzó el área de derecha a izquierda y que se le había pasado a Nedved por un choque con un zaguero que trajo consecuencias. El desafortunado Nedved tuvo que salir lesionado, abandonó la cancha muy triste, ya que, si no se recupera, podría perderse la final en caso de que su equipo clasifique. Parece que una maldición pesa sobre Nedved, que ya se perdió, con la Juventus, una Final de la Champions por una suspensión.

Los últimos 10 minutos del partido se cerraron de nueva cuenta y la pelota regresó a la media cancha, con una cerrada marca que obligaba a que las jugadas se cortaran por pases erráticos o por faltas.

SEGUNDO TIEMPO

La segunda mitad fue más movida que el primer tiempo, ambos equipos jugaban con mucha dinámica, los checos en función del ataque, y los griegos en función de la marca y buscando un contragolpe.

Al 59’, en un corner de Poborsky en el que salió mal Nikopolidis, el grandote Köller remató a gol, pero la pelota fue desviada por la espalda de Baros que también había saltado para rematar adelante del gigante. Como respuesta, el portero checo, Cech, también se aventó una mala salida al 63’, que culminó en un remate incómodo y sin dirección a gol.

Entre el 60 y el 70’ fueron los mejores momentos al ataque de los griegos, pero apenas consiguieron disparos desviados y un cabezazo de Vryzas que salió a las manos de Cech. Poborsky respondió por los checos con una genialidad bombeando la pelota en los linderos del área, pero su intento se fue por encima del arco.

El juego estaba muy bueno, aunque muy cerrado, la marca griega era impresionante y Baros, Poborsky, Rosicky y Köller luchaban y luchaban, pero sin poder anotar el gol. Los checos presionaban cada vez más, al 80’, una gran jugada de doble pared que armó Rosicky con Köller estuvo a punto de convertirse en uno de los mejores goles de la Euro, pero el disparo de Köller desde la media luna, se fue un metro desviado del arco de Nikopolidis. Al 82’ fue Baros con un jugadón el que se ganó los aplausos, el joven goleador de la copa se llevó a medio mundo, se metió al área y disparó atrasito del punto penal, pero la pelota pasó apenitas a un lado del arco de Nikopolidis.

Así pasaba el tiempo, y con el nerviosismo propio de los juegos al borde de las área, vivimos los últimos arribos del tiempo reglamentario.

TIEMPO EXTRA

Para este alargue, contrario a lo que se esperaba, Grecia salió a comerse a la República Checa, sorprendiendo a toda la defensa blanca y mostrando un estado físico extraordinario, corriendo y presionando como si se estuviera jugando el primer tiempo. Apenas al minuto 3, Giannakopoulos estuvo muy cerca al cabecear una pelota en la media luna, tomando al arquero en la salida, pero Cech achicó con todo, saltó y tapó de milagro el remate.

Al minuto 5’ otro susto que resolvió la defensa checa, al 8’ otra vez, en fin, los checos no sabían lo que pasaba, no lograban retomar el control de la pelota y parecía que anímicamente estaban débiles y casados.

El aviso fue muy claro, al 12, Tsiartas cobró un largo tiro libre desde la media cancha, exacto para Dellas que peinó la pelota en el corazón del área, pero esta salió a las manos de Cech que atajó bien.

Pero los checos no hicieron caso de esta advertencia y, cuando se jugaba el último minuto de este primer tiempo extra, Tsiartas cobró un corner preciso, para la llegada de Dellas que, como un tren apareció en el área chica y remató de cabeza frente al arco, dejando parados a los zagueros griegos. Fue el 1-0 al 105’, que representaba un Gol de Plata, es decir, los checos tendrían hasta el fin de este primer tiempo para empatar, pero como cayó en el último minuto, apenas el balón se puso en movimiento desde el centro del campo, Pierluigi Collina decretó el final del partido y sentenció el histórico pase de Grecia a la Final de la Euro en la que se enfrentará nuevamente a Portugal.

ALINEACIONES

GRECIA: 1 Nikopolidis, 2 Seitaridis (amonestado al 23’), 19 Kapsis, 5 Dellas, 14 Fyssas, 7 Zagorakys, 6 Basinas (salió al 72’ por el 8’ Giannakopoulos),21 Katsouranis, 20 Karagounis (amonestado al 87’), 9 Charisteas (amonestado al 70’), 15 Vryzas (salió al 91’ por el 10’ Tiartas). DT Otto Rehhagel.

REPÚBLICA CHECA: 1 Cech, 2 Grygera, 5 Bolf, 21 Ujfalusi, 6 Jankulovski, 4 Galasek (amoestado al 48’), 8 Poborský, 10 Rosický, 11 Nedved (salió al 40’ por el 7 Smicer que fue amonestado al 55’), 15 Baros (amonestado al 102’), 9 Köller. DT Karen Bruckner.

ARBITRAJE

Bueno de Pierluigi Collina, tal vez en el que tuvo más errorcitos en esta Euro, pero como siempre, con muy buen carácter y criterio y sin decisiones apresuradas.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×