México 2-2 Uruguay...El Tri dejó ir el triunfo en feo partido

Copa América
Copa América
 Copa América

Copa AméricaMEDIOTIEMPOWalter GonzálezEstadio Elías Aguirre, Chiclayo7 de Julio de 2004

La presentación de la Selección Mexicana fue realmente difícil en esta Copa América. Un empate 2-2 en un feo partido. El Tri se topó con un difícil equipo uruguayo, lo que, aunado a que los nuestros nunca encontraron la manera de desarrollar un buen futbol, dio como resultado un titubeante inicio.

A pesar de lo cerrado del partido y de que Uruguay se puso al frente 1-0 al minuto 42’, México se encontró con un golpe de suerte y empató cuando Osorio quiso centrar y acabó venciendo al portero para el 1-1. El segundo tiempo, más trabado que el primero, todo daba la impresión de clarificarse con un golazo de Pavel y la expulsión de Richard Morales, pero a 3 minutos de final, un error de marca provocó que Montero anotara el 2-2 y nos dejara con un punto en lugar de 3.

México y Uruguay suman así su primer punto en el Grupo “B”, a expensas de lo que decidan Argentina y Ecuador que juegan un poco más tarde.

PRIMER TIEMPO

La Selección Mexicana se vio sorprendida en el arranque del partido por unos uruguayos que presionaron y consiguieron, antes del minuto 2, un par de llegadas de Diego Forlán que, afortunadamente, disparó desviado en ambas oportunidades.

Con la decisión de poner a Rafa Márquez en el medio campo, la responsabilidad de defender y comenzar las jugadas de los nuestros recaía en Duilio Davino y David Oteo que sufrían terriblemente para desarrollar la idea de Lavolpe de salir jugando; de hecho, Davino estuvo apuno te causar un desaguisado cuando quiso driblar en zona de seguridad y Bueno le robó la pelota, sin embargo, el árbitro marcó una falta del delantero charrúa.

El Tri poco a poco fue tomando la pelota y la manejaba, sin mucha claridad, pero por lo menos ya la tenía. Los ataques no entraban por ningún lado, los nuestros buscaban, pero parecían desconcertados y sin ideas. Uruguay aceptaba la situación y buscaban solidificarse atrás, con una presión constante en todo su territorio, anulando a los nuestros.

La idea charrúa consiguió su premio al minuto 42’ cuando, con una buena jugada, lograron el 0-1 por medio de Carlos Bueno. Todo empezó con un gran pase cruzado desde el sector derecho que Diego Forlán prolongó con la cabeza en los linderos del área, dejando solo a Carlos Bueno en el área, este último definió perfecto con un disparo contundente que venció a Oswaldo.

México no podemos decir que reaccionó, pero consiguió el empate en una jugada muy afortunada. Ricardo Osorio centró desde la derecha buscando a Borgetti, pero le pegó mal a la pelota y esta tomó dirección al arco clareando al portero Barbat y marcando el 1-1 al 45+2’.

SEGUNDO TIEMPO

La segunda parte arrancó muy floja, con menos ritmo aun que el primer tiempo. Ambos equipos se estaban anulando, en gran parte porque no estaban jugando a su nivel, sobretodo México, que era el que intentaba jugar con un estilo más ofensivo.

Al 67’, Lavolpe decidió hacer un par de cambio para cambiar el ataque, sacó a Jared Borgetti y a Palencia, para meter al “Bofo” Bautista y a el “Cabrito” Arellano. Un minuto después, antes de que los cambios pudieran afectar el partido, Pavel robó una pelota delante de la media cancha, condujo y sacó un disparo impresionante que se incrustó en el ángulo izquierdo. Un golazo al 68’, que fue el 2-1 que parecía, le permitiría a México manejar mejor el partido.

El “Bofo” tuvo el segundo al minuto 76 en una jugada que lo dejó solo por la derecha, pero su disparo fue demasiado cruzado cuando estaba solo frente al arquero. Inmediatamente, Uruguay respondió con un remate a quemarropa del recién ingresado Richard Morales que Oswaldo sacó milagrosamente con el pie. Pero el Morales entró muy acelerado y, 3 minutos después de haber ingresado, se fue expulsado por una dura plancha sobre Pavel. Con esto, el juego parecía sentenciado.

Sin embargo, de nueva cuenta la defensa mexicana titubeó y, en un tiro de esquina cobrado más o menos hacia el punto penal, Paolo Montero aprovechó que Davino no llegó a la pelota y con un cabezazo seco y picado, empató el encuentro 2-2 en el minuto 87’.

Ya nada pasó en el partido, estaba decretada la igualada, un resultado que no es bueno para México, sobretodo porque nos empataron cuando jugábamos con un hombre más y a tres minutos del final.

ALINEACIONES:

MÉXICO: 1 Oswaldo Sánchez, 4 Rafa Márquez (amonestado al 27’), 5 Duilio Davino, 15 David Oteo (salió al 84’ por el “Pity” Altamirano), 7 Octavio Valdéz, 18 Salvador Carmona, 20 Ricardo Osorio (amonestado al 70’), 8 Pavel Pardo, 19 Jaime Lozano, 17 Francisco Palencia (salió al 67 por el 10 Adolfo Bautista), 9 Jared Borgetti (salió al 67’ por el 21 Jesús Arellano). DT Ricardo Lavolpe

URUGUAY: 12 Luis Barbat, 3 Darío Rodríguez, 2 Joe Bizera, 4 Paolo Montero, 7 Gustavo Varela (amonestado al 22’), 5 Marcelo Sosa, 8 Omar Puoso (salió al 87’ por el 22 Vicente Sánchez), 11 Christian Rodríguez, 9 Darío Silva (amonestado al 31’, salió al 77’ por el 18 Richard Morales que fue expulsado al 80’), 21 Diego Forlan (salió al 73’ por el 10 Marín Parodi que fue amonestado al 74’), 20 Carlos Bueno. DT Jorge Fossati

ARBITRAJE:

En general bueno del peruano Gilberto Hidalgo. Bien en la expulsión, y los pocos errores que tuvo no afectaron el resultado. Tal vez el error más trascendente fue en el primer tiempo, cuando Davino había perdido la pelota en el área mexicana, le marcó una falta dudosa al delantero uruguayo lo que salvó a los nuestros.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×