El “Bolillo” está destrozado

Su tristeza es evidente y sus comentarios no hacen más que confirmarlo. “Argentina fue superior en todo”, afirma categórico y sin tapujos Hernán Darío Gómez, técnico de la selección ecuatoriana de...
Su tristeza es evidente y sus comentarios no hacen más que confirmarlo. “Argentina fue superior en todo”, afirma categórico y sin tapujos Hernán Darío Gómez, técnico de la selección ecuatoriana de futbol. La sinceridad con la que responde es digna de elog
 Su tristeza es evidente y sus comentarios no hacen más que confirmarlo. “Argentina fue superior en todo”, afirma categórico y sin tapujos Hernán Darío Gómez, técnico de la selección ecuatoriana de futbol. La sinceridad con la que responde es digna de elog

Mauricio Cabrera | Enviado Especial Chiclayo, Perú 7 de julio de 2004

Su tristeza es evidente y sus comentarios no hacen más que confirmarlo. “Argentina fue superior en todo”, afirma categórico y sin tapujos Hernán Darío Gómez, técnico de la selección ecuatoriana de futbol. La sinceridad con la que responde es digna de elogio, la derrota caló hondo en el orgullo y no hace nada por disimularlo. “Es un resultado saca técnicos”, dice y comienza con las especulaciones en torno a su futura renuncia, misma que no tardaría en dar como una posibilidad al afirmar que “lo estaría pensando” en caso de no acceder a la siguiente fase.

La relación entre el cuadro de Ecuador y el “Bolillo” podría estar viviendo sus últimos momentos. Sólo un milagro en los dos partidos restantes lo haría cambiar de opinión. Al menos eso dio a entender con la contundencia y claridad de sus palabras.

Fanaticos ecuatorianos apoyan la continuidad de Hernán Darío

A las afueras del estadio, Mediotiempo se dio a la tarea de recabar la opinión de los aficionados ecuatorianos en torno a las declaraciones del “Bolillo” Gómez y la mayoría coincidió al señalar que jugando ante una Argentina inspirada poco se podía hacer. “Argentina nos dio un auténtico baile”, opinaba un hincha llegado desde Milagros, Ecuador. “Los argentinos jugaron de puta madre y fue inútil nuestro esfuerzo, comentaba una persona proveniente de Quito.

Respecto a sus posibilidades de revertir la situación adversa por la que atraviesan, sorprendieron al responder que el partido contra México es posible ganarlo y que el empate ante Uruguay es también una utilidad factible. “A México creo que le podemos ganar y a los uruguayos les sacamos un empate, dice confiado uno de los tantos ecuatorianos que están apoyando fervientemente a su nación en esta fiesta futbolística.

El corazón de Ecuador quedó maltrecho tras la apabullante derrota. Sin embargo, y gracias a las revanchas inmediatas que ofrece el balompié, esperan olvidar el trago amargo y saborear las mieles del triunfo.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×