Lavolpe se equivoca de enemigos y ataca a la prensa

Un día después de dejarse alcanzar por Uruguay en su debut dentro de la Copa América 2004, la selección mexicana de futbol entrenó con miras a su enfrentamiento ante su similar de Argentina en...
Un día después de dejarse alcanzar por Uruguay en su debut dentro de la Copa América 2004, la selección mexicana de futbol entrenó con miras a su enfrentamiento ante su similar de Argentina en partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B.
 Un día después de dejarse alcanzar por Uruguay en su debut dentro de la Copa América 2004, la selección mexicana de futbol entrenó con miras a su enfrentamiento ante su similar de Argentina en partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B.

Mauricio Cabrera | Enviado Especial Chiclayo, Perú.8 de julio de 2004

Un día después de dejarse alcanzar por Uruguay en su debut dentro de la Copa América 2004, la selección mexicana de futbol entrenó con miras a su enfrentamiento ante su similar de Argentina en partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B.

Por disposiciones del cuerpo técnico nacional, la prensa sólo tuvo acceso durante el periodo de entrenamiento físico, en el que los jugadores se limitaron a efectuar el tan conocido juego del “torito” y a relajar los músculos tras el desgaste que tuvieron el día de ayer en el Elías Aguirre. Posteriormente, los medios de comunicación fuimos obligados a abandonar el Colegio de Santo Toribio con la finalidad de permitir que Lavolpe y el tricolor afinaran algunos detalles tácticos rumbo a su vital enfrentamiento ante la imponente selección pampera.

Como suele ser una costumbre, el trabajo futbolístico del equipo mexicano no pudo ser apreciado por ningún medio de comunicación.

Lavolpe arremete contra la prensa

El timonel de la selección azteca, Ricardo Antonio Lavolpe, ha vuelto a enfrentarse con los representantes de los distintos medios de comunicación al calificarlos como ignorantes. "Los periodistas son unos burros" afirma con sonrisa burlona para, enseguida, subir al autobús que llevó de regreso al tricolor al hotel Costa del Sol.

Una vez más, la soberbia y falta de paciencia de Lavolpe generan una problemática que no debió existir en torno al conjunto nacional. La prensa está molesta y se habla incluso del inicio de una guerra declarada entre el estratega y los periodistas nacionales, quienes se encuentran molestos por las constantes e insistentes agresiones del técnico pampero.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×