La vida por Perú

Mauricio Cabrera
Mauricio Cabrera
 Mauricio Cabrera

Mauricio CabreraEnviado EspecialChiclayo, Perú16 de julio de 2004

Cientos de simpatizantes peruanos obligaron al comité organizador a que abrieran las puertas del Elías Aguirre para poder presenciar el cierre de la preparación inca con miras a su enfrentamiento ante la escuadra albiceleste dentro de los cuartos de final de la Copa América 2004.

El personal de seguridad del estadio fue incapaz de controlar el júbilo de los ansiosos aficionados y terminaron permitiendo el ingreso de los fanáticos, algunos de los cuales ya habían entrado mediante el uso de la fuerza. La repentina aglomeración de personas dio pie a que los dueños de lo ajeno hicieran su aparición y aprovecharan el momento para robar, especialmente teléfonos celulares.

Como una solución al evidente error de control. Los organizadores abrieron la puerta de una de las tribunas de cabecera y autorizó la presencia de los fieles seguidores de la blanquirroja.

Una vez que la calma llegó. La atención se centró en lo realizado dentro del terreno de juego. Se trató de una sesión de reconocimiento, ligera y sin el menor trabajo táctico.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×