Vuelan las Águilas ante un rival poco exigente... Presentación del 'Piojo'

Ante un rival cansado y que concedió grandes libertades en las jugadas a pelota parada, las Águilas del América saborearon las mieles del triunfo e ilusionaron a su afición con el triunfo de tres...
Ante un rival cansado y que concedió grandes libertades en las jugadas a pelota parada, las Águilas del América saborearon las mieles del triunfo e ilusionaron a su afición con el triunfo de tres goles a uno frente al Cruzeiro de Brasil, que vino a cobrar
 Ante un rival cansado y que concedió grandes libertades en las jugadas a pelota parada, las Águilas del América saborearon las mieles del triunfo e ilusionaron a su afición con el triunfo de tres goles a uno frente al Cruzeiro de Brasil, que vino a cobrar

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPODomingo 8 de agosto de 2004. Estadio Azteca ante una entrada regular

Ante un rival cansado y que concedió grandes libertades en las jugadas a pelota parada, las Águilas del América saborearon las mieles del triunfo e ilusionaron a su afición con el triunfo de tres goles a uno frente al Cruzeiro de Brasil, que vino a cobrar los setenta mil dólares acordados y sirvió como comparsa del conjunto de Coapa.

La presentación de los emplumados fue engalanada por el debut del argentino Claudio López, quien al minuto cincuenta y cinco ingreso en sustitución de Edgar González para ganarse el reconocimiento de la hinchada. Su funcionamiento dentro del terreno de juego fue discreto; no tuvo ocasiones claras de gol y, salvo algunas pinceladas en jugadas de primera intención, no pudo mostrar las virtudes que lo convierten en la contratación más importante del futbol mexicano de cara al Apertura 2004, en el que se espera que conforme una dupla temible junto a Reinaldo Navia, ausente por lesión en este cotejo.

Primer Tiempo

América intentó ir al ataque desde los primeros minutos de la contienda. Consentidos por un contrincante que esperaba atrás y que dependía ofensivamente de un solo hombre, los elementos americanistas se hicieron del esférico y explotaron la fragilidad de los cariocas en el sector izquierdo, donde Francisco Torres y Jesús Mendoza ingresaban con gran facilidad al área amazónica. Apenas al minuto siete de acción, Paco Torres se escapó por dicho carril, penetró a zona de peligro y sacó un disparo que besó las redes por la parte externa. La insistencia de los de casa se mantuvo y se vio reflejada en el marcador por medio de un madruguete de Pável Pardo que se incrustó en el ángulo inferior izquierdo de la portería defendida por Rafael Gatti. El reclamo de los cariocas no se hizo esperar, pero Marco Antonio Rodríguez mantuvo la firmeza y señaló hacia el centro del campo. 

Conforme pasó el tiempo, los amazónicos se vieron mermados físicamente y su debilidad en la retaguardia se hizo aún más evidente, sin que América lograra aumentar la diferencia en los cartones; Torres, Mendoza y Pardo trataron mas no pudieron, pues carecieron de efectividad en el último toque.

La parte inicial expiraba y los brasileños comenzaron a ir hacia el frente. Con más fuerza que recursos futbolísticos, los pupilos de Nery Franco empujaron tibiamente a los locales y buscaron con insistencia a Tadeu, que aprovechó sus cualidades físicas para ganarle una pelota elevada a Duilio Davino y cabecear dentro del área. Para su mala fortuna, la de gajos fue directo a las manos de Sebastián Saja.

Segundo Tiempo

El partido transcurría sin grandes emociones; América tenía la pelota y tocaba sin trascendencia, mientras que Cruzeiro sobrellevaba las acciones. El aburrimiento se apoderaba de los poco más de quince mil aficionados que poblaron las gradas del Coloso de Santa Úrsula cuando se anunció, al minuto cincuenta y cinco,  el debut con la casaca amarilla de Claudio López, “El Piojo”, el mismo que brilló con luz propia en distintas canchas del orbe y que carga con la responsabilidad de ser el principal referente de la nueva era de las Águilas. La ovación explotó y el deseo de verlo a su máximo nivel se quedó en eso, pues su participación fue escasa y su forma física no es la idónea. Cinco minutos más tarde, el grito de gol cimbraba el azteca: Horacio Ameli remataba correctamente el cobro de esquina realizado por Pardo y decretaba el dos a cero en el marcador. Los de casa siguieron insistiendo; Mendoza volvió a posarse frente a Gatti y sacó un disparo furioso, que reventó el larguero de la meta carioca. Al setenta y cinco, Ruggeri ordenó la salida de Francisco Torres, el mejor elemento del cotejo por su movilidad y decisión, y envío a la cancha al “Gansito” Padilla, que traía la suerte consigo, pues apenas un minuto más tarde, empujaba el balón hasta el fondo de las redes y ponía el tercero en la cuenta americanista. “Recuérdame”, pareció decirle a Gatti.

El último tramo del partido se jugaba; Mendoza, al que no le bastó con fallar oportunidades claras de gol, se barre de forma imprudente y origina la marcación de una pena máxima que fue cobrada correctamente por Laercio Da Silva, quien engaño en el disparo a Ricardo Martínez, ingresado al minuto sesenta y cuatro en lugar de Saja. El tiempo transcurrió y las acciones llegaron a su fin. Insípida presentación, el debut del “Piojo” y un triunfo que no dice nada es el resultado final de la batalla.

Alineaciones:

América: 23 S. Saja (25 R. Martínez 64´), 2 H. Ameli, 3 J. A. Castro, 4 O. Rojas (28 R. Salinas 69´), 5 D. Davino, 11 J. Mendoza, 13 P. Pardo, 18 G. Villa (31 A. Zamora (69´), 19 A. Ortiz (8 R. Valenzuela 46´), 15 E. González (7 C. López 55´) y 26 F. Torres (17 A. Padilla 75´) D.T O. Ruggeri

Cruzeiro: 1 R. Gatti, 2 M. Barbosa, 3 E. Santos, 4 I. Calixto, 5 D. Dos Santos, 6 L. Salino, 7 G. Montero (13 E. Roberto 60´), 8 J. Rodrigues (17 A. Luiz 46´), 9 J. Tadeu (18 D. De Frentas 55´), 10 V. Assis (L. Luiz 46´) y 11 D. Da Silva (16 L. Amancio 83´) D.T N. Franco

El arbitrajeCorrecta actuación de Marco Antonio Rodríguez al evitar que los connatos de bronca pasaran a mayores. [mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×