Recibe nuestro newsletter
 

A. Medina y Omar Bravo, detenidos 6 horas por manejar alcoholizados

Alberto Medina y Omar Bravo, delanteros de las Chivas de Guadalajara, fueron detenidos a las 5 la madrugada de este lunes cuando salían de un centro nocturno y conducían en estado de ebriedad.
A. Medina y Omar Bravo, detenidos 6 horas por manejar alcoholizados

MEDIOTIEMPO | Redacción
30 de Agosto de 2004

Alberto Medina y Omar Bravo, delanteros de las Chivas de Guadalajara, fueron detenidos a las 5 la madrugada de este lunes cuando salían de un centro nocturno y conducían en estado de ebriedad.

Ambos jugadores iban a un cajero automático acompañados de un guardia de seguridad del centro nocturno en el que había estado, para sacar dinero y pagar la cuenta del lugar. Fue entonces cuando la policía los intento detener por haberse pasado el alto, pero ignorándolos, los rojiblancos no se detuvieron sino hasta llegar al cajero.

Los policías lograron entonces detenerlos y descubrieron que estaban en estado de ebriedad, Alberto Medina en grado 1 y Omar Bravo en grado 2. Al parecer, los futbolistas iban cada uno en su auto, Medina en un BMW y Omar Bravo en una camioneta Liberty.

Los policías dicen que los jugadores intentaron sobornarlos, mientras que hay una versión que dice que los jugadores no quisieron darles dinero. En fin, las versiones son aun confusas.

El hecho es que los futbolistas tapatíos salieron hasta las 11:45 de la mañana de las instalaciones de la Procuraduría Estatal, una vez que sus abogados arreglaron el asunto que, al parecer, quedó sólo en una falta administrativa.

Nosotros respetamos la vida personal de un jugador, pero es un hecho que esta actitud no es digna de representantes de un equipo de futbol profesional. No es el hecho de que un joven se embriague o no, lo grave es que manejen es ese estado y pongan en riesgo su vida, pero sobretodo, la vida de muchas más gentes que pueden sufrir graves daños por la imprudencia de estos jóvenes.

Hay que recordar que, más o menos en la misma zona y por las mismas causas, un par de jugadores del Atlas sufrieron un accidente que de milagro no acabó con sus vidas, pero si provocó la amputación de una pierna de César Andrade y el abrupto fin de las carreras deportivas de ambos.

Los jugadores, como toda la gente, tienen derecho a tener una vida normal en su tiempo libre, pero a lo que no tienen derecho es a utilizar sus autos como armas. Si deciden ir al lugar de moda, disfrutar su éxito y tomar bebidas alcohólicas, por favor lleven un chofer que se haga responsable de manejar sus autos de regreso a casa.

El futbolista nunca debe de olvidar que es un ejemplo para mucha gente que los imita ciegamente, por lo que, si manejan borrachos, sus admiradores lo harán, mientras que si llevan un chofer para no manejar ebrios, será eso lo que imiten sus seguidores.

Además, un futbolista, en la mayoría de los casos, tiene sólo su salud como herramienta de trabajo y, si atentan con ella, muy probablemente no podrán conseguir otra actividad que les reditúe económicamente.

[mt][foto: Mexsport]

Comentarios