América 1 - 0 Monterrey

RUEGA RUGGERI POR LA VICTORIA

RUEGA RUGGERI POR LA VICTORIA

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca. Domingo 19 de septiembre de 2004 a las 12:00 hrs.

La bomba está a punto de explotar. El América nuevamente atraviesa por una crisis de resultados que da al traste con las expectativas generadas antes de comenzar el Apertura 2004. La chequera se abrió, la dirigencia replanteó los contratos de los jugadores y anunció una reestructuración que no ha tenido efecto dentro del terreno de juego. La contratación de figuras de renombre a nivel internacional, como las de Claudio López y Djalminha, no han sido suficientes para levantar a un equipo que desde hace tiempo adolece de identidad e ideología. La tarea de alcanzar una comunión de objetivos en un vestidor repleto de elementos de jerarquía se dificulta aún más con el peso de los antecedentes inmediatos. La sensación de fracaso ya es un elemento común en los rumbos de Coapa y para cambiar la historia se requiere de un verdadero conjunto, que privilegie los intereses de la entidad y relegue a segundo término los personales. Ruggeri no ha podido con el paquete. La amenaza del despido está presente. Habrá que ver si se cristaliza.

Las Águilas siguen sin encontrar el funcionamiento que las lleve a posiciones importantes. Cuando existe falta de conjunción entre líneas la posibilidad de ganar disminuye notablemente,  con todo y el poderío de las individualidades. En el balompié actual, los equipos que basan su poderío en miembros determinados sufren para alcanzar los objetivos planteados debido a que el notable avance de la táctica y la estrategia obstaculiza las acciones de inspiración y hace más redituable la mecánica. Los jugadores americanistas deberán estar conscientes de las posibles consecuencias que acarrearía un tropiezo ante los Rayados, entre las que se halla un movimiento drástico en el cuerpo técnico.

El cuadro emplumado está en la antepenúltima posición de la tabla general al contabilizar únicamente cuatro unidades, producto de un triunfo ante los Dorados de Sinaloa en la jornada inaugural, un empate ante el Santos Laguna y tres derrotas.

El Monterrey, por su parte, adquirió rápidamente las características de la filosofía de Miguel Herrera y ha agradado a la afición a través de un estilo de juego agresivo y abierto, que propone los encuentros y busca el arco contrario sin reservas.  El riesgo de actuar con dicha mentalidad lo ha asumido de buena forma y se ha mantenido fiel a ella sin importar la posibilidad del tropiezo, como sucedió en el clásico norteño, cuando fueron derrotados seis goles a dos por su acérrimo rival, los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. El atrevimiento del "Piojo" ha caído como anillo al dedo para una parcialidad que se entrega sin condiciones y que se siente recompensada con la entrega y garra que sus jugadores han mostrado a lo largo del Apertura 2004. Los regiomontanos deberán mejorar cuando salen de casa, ya que solamente han rescatado un punto de seis posibles, mientras que su principal cosecha se ha dado en territorio propio. El equipo norteño tiene los recursos para derrotar a un rival presionado y hundido anímicamente. ¿Se encargarán de darle el último empujoncito a Oscar Ruggeri?

El cotejo luce parejo. En caso de que los visitantes logren mantener el nivel estarán muy cerca del triunfo, aunque la urgencia de los capitalinos podría determinar el rumbo del cotejo, pues los americanistas saben que no hay mañana para ellos.

Creemos en la victoria del América.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×