Atlas 3 - 1 Pumas

TRISTE CAMPEÓN, EN CASA DEL ZORRO ENCANTADO

TRISTE CAMPEÓN, EN CASA DEL ZORRO ENCANTADO

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco, jueves 30 de Septiembre de 2004

ATLAS

Los rojinegros llegan a este partido con una inyección brutal de ánimo después de ganar el clásico tapatío 1-3 ante Chivas con un buen y práctico funcionamiento. Con esta victoria, los Zorros llegaron a 11 puntos, poniéndose de lleno en la pelea en el cuarto lugar del reñido Grupo 2, igualando en unidades a Chivas que es tercero por diferencia de goles, a 2 de Tigres y a 4 del líder Puebla.

El equipo de Sergio Bueno se notó unido, con muy buena disposición y sobretodo con un futbol en ascenso, basado en una solidez defensiva importante y un ataque letal, ambas cosas logradas con un nivel de dinamismo alto.

Sin duda, al grupo rojinegro lo unió el problema con el “Loquito” García y Román Díaz que fueron separados del equipo, ante lo cual, todo el plantel se reunió con el Cuerpo Técnico para pedir su reincorporación. A cambio, el “Loquito” entró de cambio en el partido y dio una gran actuación.

Atlas es un equipo muy joven que parece estar tomando ritmo. Al frente, De Pinho está retomando su espectacularidad y contundencia mientras Daniel Osorno mejora físicamente y así puede explotar mas su verticalidad. Esto, aunado a que la defensa está logrando asentarse al tiempo que la incansable media cancha ha encontrado la manera de compensar su recuperación, con la precisión y velocidad en el desdoble.

Hay que esperar un par de jornadas para ver si el resultado ante Chivas fue producto de una mejoría consistente en el equipo de Sergio Bueno, o sólo un chispazo producto del entusiasmo que genera el Clásico tapatío. Nosotros creemos que Atlas va para arriba, pero ojo, no sería la primera vez que nos decepcionen.

Para este encuentro no contarán con el medio defensivo Juan Carlos Valenzuela por su expulsión de la última jornada.

PUMAS

El equipo campeón del futbol mexicano está metido en un gran bache que está muy cerca de convertirse en crisis. Desde el 19 de Agosto de 2001, cuando se jugó la J6 del torneo de Invierno de aquél año, los universitarios no perdían 3 partidos al hilo, y en estas 7 jornadas del Apertura 2004 ha igualado las 5 derrotas que sumaron en las 39 fechas del Apertura 2003 y el Clausura 2004 juntos.

Los Pumas no han jugado tan mal como sus números lo indican, de hecho han protagonizado verdaderos juegazos, pero el problema es que estos grandes partidos siempre se han definido en su contra y el pasado domingo ante Cruz Azul, el equipo comenzó a mostrar cierta desesperación, nerviosismo y la imprecisión típica de un equipo en una mala racha.

Los felinos están en el penúltimo lugar del Grupo 1 con sólo 6 unidades y en el lugar 16 de la Tabla General, afortunadamente para sus intereses están en el que es, en cuanto a puntos, el sector más flojo de todos. Así, están tan solo un punto abajo de Atlante y América, dos detrás de Dorados que es segundo y a 5 de distancia del líder Tecos. Es decir, con un par de resultados buenos en esta jornada doble, se meterían de lleno a la pelea e incluso, podrían ser líderes de su grupo.

El futbol de Pumas necesita urgentemente una victoria para no perder calidad y para que individualmente los jugadores no comiencen a derrumbarse como le sucedió al “Parejita” López en el juego ante Cruz Azul.

EL PARTIDO

Estos duelos siempre se juegan con una velocidad impresionante, lo cual puede traducirse en dos circunstancias extremas, la primera y más común, juegos cerradísimos con mucha disputa por la pelota y que comúnmente terminan en empates. La segunda, y más deseada, juegos en los que cae un gol rápido y se vuelven espectaculares y abiertos, con muchísimas oportunidades de gol. El momento anímico es para el Atlas, pero si alguien sabe traducir las malas rachas en motivación, ese es Hugo Sánchez y su equipo, así que la moneda realmente está en el aire. Será factor que las canchas de México no están en el mejor estado posible debido a las lluvias, pero la cosa cambiará mucho si sólo la cancha está húmeda y rápida, o si cae un diluvio antológico que convierte el césped en un lodazal.

Creemos en el empate.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×