Chivas 1 - 1 América

CLÁSICO DEVALUADO

CLÁSICO DEVALUADO

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco. Sábado 2 de octubre de 2004 a las 19:00 hrs.

El país se paraliza. Es verdad que la rivalidad no es la misma, que el negocio se ha impuesto y ha ocasionado que lo que parecía irreconciliable no lo sea tanto. Lo cierto es que al clásico del futbol mexicano lo respalda la historia y lo destruye la actualidad. Pero más allá de la enemistad futbolística que pueda o no existir, hay un lugar en el que la pasión sigue viviéndose al máximo, en el que el odio deportivo es auténtico y el amor por la camiseta una realidad: las tribunas, el lugar en el que los sentimientos brotan y los seres humanos se entregan a los vaivenes del esférico. Ninguno de los dos contendientes se encuentra en buen momento, sin embargo, estos duelos encierra una magia especial, misma que puede aparecer en el momento menos esperado.

El Guadalajara ha sufrido seriamente para alcanzar el nivel futbolístico que mostró en el Clausura 2004, donde estuvo a un paso de llevarse el título. Bajo la conducción de Benjamín Galindo, el Rebaño Sagrado ha sido incapaz de mantener el paso y ya suma dos derrotas en forma consecutiva, por lo que debe apurar el paso si es que no quiere ver comprometida la clasificación a la fiesta grande del balompié nacional.

En la octava jornada, las Chivas Rayadas visitaron a los Dorados de Sinaloa y cayeron por dos goles a cero. En dicha contienda, el conjunto rojiblanco tuvo oportunidades para hacerse presente en el marcador, sin embargo, sus artilleros no tuvieron un bien día y dejaron escapar la posibilidad de conseguir un mejor resultado.

Con once unidades en su haber, la entidad jalisciense se localiza en el cuarto lugar del grupo dos, a la zaga de Atlas, Tigres y Puebla.

El América, por su parte, no ha podido corregir el camino. Ni la llegada al timón de Mario Carrillo, ni la presentación de la nueva directiva, encabezada por Guillermo Cañedo, han sido suficientes para levantar el estado anímico de una escuadra golpeada severamente tras los últimos resultados obtenidos. La alerta roja sigue encendida y las victorias no llegan.

Las dudas en torno al equipo de Coapa se mantienen. Los refuerzos no responden a las expectativas, la afición se ausenta del estadio y Carrillo busca la forma de salvar la temporada, misma que, gracias a la mediocridad del sector en el que está ubicado el conjunto capitalino, aún puede ser librada de buena manera, aunque para ello la obtención de triunfos es una tarea urgente.

El duelo frente al acérrimo rival debe servir para marcar el comienzo de una resurrección. Si no es en este partido, difícilmente podremos esperar que las Águilas aleteen con fuerza.

El duelo luce parejo. La tensión propia de un clásico se hará presente en el estadio Jalisco, sitio al que la gente asistirá con la intención de ver un buen espectáculo, por lo que esperamos que la contienda no termine en un “clásico empate”, como suele suceder.

Creemos en la victoria del Guadalajara. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×