América 0 - 3 Pumas

CRUENTA BATALLA EN EL AZTECA

CRUENTA BATALLA EN EL AZTECA

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Azteca. Domingo 17 de octubre a las 12:00 hrs.

El destino hace que se enfrenten en un momento poco adecuado. Tanto Pumas como Águilas atraviesan por una situación delicada y comprometedora. Por un lado, un equipo que sueña con revalidar el título y que poco ha hecho para lograrlo; por el otro, una institución que no se cansa de prometer, pero tampoco de invalidar dichas promesas mediante actuaciones pobres y reprobables. Del resultado final de la contienda dependerá buena parte del futuro para ambas escuadras, ya que, aunado a la rivalidad entre instituciones, son integrantes del mismo grupo.

El América no camina. La expectación generada a raíz del arribo de Mario Carrrillo rápidamente se convirtió en preocupación; el buen futbol no llega y el aroma a fracaso vuelve a impregnar cada rincón del nido de Coapa. Contrataciones que no funcionan, un estilo de juego que carece creatividad y la presión de un torneo que más tarda en comenzar que en llegar a su parte culminante son los elementos que enturbian el presente americanista, que luce tan nublado como su poco glorioso pasado reciente.

Las Águilas han sido incapaces de levantar el vuelo. Por cuestiones comerciales, el conjunto azulcrema disputó dos cotejos ante las Chivas Rayadas del Guadalajara. En el primero de ellos, el de liga, mereció la derrota, careció de profundidad e inteligencia, pero se encontró con una anotación de último minuto; mientras que en el segundo, el amistoso celebrado en Chicago, no hubo forma de impedir un nuevo tropiezo. Resulta increíble que un conjunto que poseen entre sus filas a un elemento como Claudio López se encuentra en una posición tan poco honorable, sin embargo, el futbol no conoce de lógica ni de fundamentos económicos.

La breve suspensión del torneo debió ser aprovechada por el cuerpo técnico americanista para trabajar en el funcionamiento colectivo y en la manera de hacer daño al frente, pues no han sido pocas las ocasiones en las que dominan el esférico pero no saben ni cómo atacar ni como ordenarse en el último cuarto del terreno de juego. El tiempo es un enemigo en contra. Carrillo y Manuel Lapuente saben que un resultado adverso podría colmar la paciencia de una directiva desesperada por recuperar el prestigio que desde hace tiempo permanece extraviado.

Con apenas ocho unidades en su cuenta, el América se localiza en el penúltimo lugar general, aunque gracias a las bondades de su grupo, la victoria le sería suficiente para alcanzar al líder de su sector. Una más de las bondades de nuestro siempre polémico sistema de competencia.

Los Pumas tampoco tienen mucho para presumir. El actual campeón del balompié nacional perdió el sentido de la humildad ante la excesiva oleada de elogios que lo inundaron y careció de la mentalidad requerida para asumirse como un cuadro triunfador. Tras la sonada victoria frente al Real Madrid, los jugadores universitarios se sintieron en otra “galaxia”, se dejaron llevar por excesos de confianza y cayeron en un bache del que aún no pueden salir, pese al triunfo que obtuvieron frente a los Dorados de Sinaloa en la novena jornada. El equipo comandado por Hugo Sánchez, quien sólo habla cuando le conviene y no cuando su estafeta de timonel se lo demanda, registra seis derrotas en lo que va del Apertura y únicamente tres triunfos, por lo que se ubica en el antepenúltimo lugar de la tabla general, apenas por encima del Cruz Azul y de su rival en turno, el América. La victoria es obligada si es que quiere aspirar a culminar la décima fecha en la cúspide del mediocre grupo uno.

La actualidad de los felinos ha generado que el verdadero protagonista ni siquiera esté con ellos. Adivinó usted, se trata de Bruno Marioni, quien gracias a los goles marcados en el Clausura y a su entrega sobre el rectángulo verde se convirtió en el ídolo de los aficionados, quienes, ante la falta de motivos para ilusionarse con el presente, decidieron entregarse al recuerdo de un artillero que lo dio todo por la camiseta de la Universidad Nacional Autónoma de México. ¿Podrá ilusionarse de nueva cuenta el equipo del Pedregal o seguirá recurriendo a las alegrías del pasado para sentirse grande?

La contienda luce bastante equilibrada. Se trata de dos conjuntos que han carecido de orden y efectividad, por lo que no sería raro que las individualidades terminen decidiendo la contienda a favor de uno u otro conjunto.  Creemos en la victoria de Pumas.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×