Jaguares 0 - 0 Chivas

¿COMERÁN BIRRIA LOS JAGUARES?

¿COMERÁN BIRRIA LOS JAGUARES?

Mauricio Cabrera MEDIOTIEMPOEstadio Víctor Manuel Reyna. Sábado

Tres jornadas sin alimentarse con el dulce sabor de la sangre emanada por sus rivales comienzan a debilitar la estructura de unos Jaguares que lejos, muy lejos, están de merecer el respeto que se ganaron con su excelente participación en el Clausura. El equipo de José Luis Trejo no pudo mantenerse en niveles óptimos y se encuentra en la medianía de la tabla, con muy pocas opciones de acceder a las instancias finales y con un buen porcentaje de indiferencia de parte de sus aficionados. El cuadro chiapaneco dejó de ser aquel equipo que poseía una dupla mortal conformada por Salvador Cabañas y Didí; el orden defensivo fácilmente se pierde y la constancia del hoy poblano Felipe Ayala no ha podido ser cubierta por ninguno de los actuales integrantes.

El “Kaiser” y sus pupilos saben que para estar en los ojos del medio futbolístico nacional y ser considerados como una institución de respeto deben obtener resultados satisfactorios, pues en México rápidamente se olvida la fidelidad a los colores y la historia de una entidad que lucha por hacerse un sitio en el corazón de los fanáticos puede concluir mediante cualquier tipo de movimiento económico o incluso político. Jaguares batalla constantemente frente a ese peligro permanente y que se esconde como un secreto de estado hasta que llega el instante en el que el anuncio es obligado. El riesgo de ser ave de paso en el balompié mexicano está siempre latente. Por ello, ganar y atraer simpatizantes al estadio se significan como la única forma futbolística de frenar los embates dea economía que hoy  lleva alegría a Chiapas pero que mañan puede pensar en cambiar de horizonte.

Con trece puntos en su cuenta, producto de tres triunfos, cuatro empates e igual número de derrotas, el conjunto sureño se localiza en la cuarta posición del grupo tres.

El Guadalajara, por su parte, regresó a la senda del triunfo al vencer a la Franja del Puebla en el estadio Jalisco por tres goles a uno. El Rebaño se sacudió, de dicha forma, las presiones que comenzaban a enrarecer el ambiente al tiempo que Benjamín Galindo recibía un tanque de oxígeno para su accidentada labor como timonel rojiblanco.

Es el ahora o nunca para el Guadalajara. La situación en su grupo está sumamente cerrada por lo que cualquier unidad dejada en el camino podría costar sumamente cara al término de la competencia.

El cotejo luce sumamente cerrado. Los Jaguares deberán mantener el orden en la retaguardia y atacar con precaución, pues el rival cuenta con elementos de peligro en el contragolpe.

Creemos en la victoria de Jaguares

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×