Marco Rodríguez expulsó al Inspector Autoridad del Cuauhtémoc

Nuevamente los árbitros se quejaron de la seguridad en el estadio Cuauhtémoc de esta ciudad, pues Marco Antonio Rodríguez, silbante del partido Puebla contra Pachuca expulsó al Inspector Autoridad...
Nuevamente los árbitros se quejaron de la seguridad en el estadio Cuauhtémoc de esta ciudad, pues Marco Antonio Rodríguez, silbante del partido Puebla contra Pachuca expulsó al Inspector Autoridad Joaquín Rendón y se negó a dar una explicación.
 Nuevamente los árbitros se quejaron de la seguridad en el estadio Cuauhtémoc de esta ciudad, pues Marco Antonio Rodríguez, silbante del partido Puebla contra Pachuca expulsó al Inspector Autoridad Joaquín Rendón y se negó a dar una explicación.

MEDIOTIEMPO | Agencias3 de Noviembre de 2004

Nuevamente los árbitros se quejaron de la seguridad en el estadio Cuauhtémoc de esta ciudad, pues Marco Antonio Rodríguez, silbante del partido Puebla contra Pachuca expulsó al Inspector Autoridad Joaquín Rendón y se negó a dar una explicación.

Antes de iniciar el partido correspondiente a la fecha 14 del Torneo Apertura 2004, jugado a puerta cerrada por el veto al que fue sometido el estadio, Rodríguez se acercó a la autoridad designada por el municipio y le informó que no podía permanecer en el terreno de juego.

Sin más explicaciones el árbitro nombró a un representante de su cuarteta arbitral para hacer las funciones del inspector autoridad y así comenzar el cotejo que terminó en empate con un gol.

Al finalizar el partido Marco Antonio Rodríguez salió rodeado de un dispositivo de seguridad el cual estaba integrado por cinco guardias privados y dos camionetas blindadas.

El arbitro se negó a explicar la razón por la cual expulsó a Joaquín Rendón al argumentar no estaba autorizado para hablar con la prensa y que el estadio no tenía las garantías para su permanencia en el inmueble.

A su salida, la cuartera arbitral no encontró impedimentos para retirarse pese a que, aproximadamente 100 aficionados de la escuadra camotera, se dieron cita en el estacionamiento en apoyo a los jugadores.

Para el juego entre Puebla y Pachuca fueron desplegados 35 elementos de seguridad municipal así como dos comandantes y el propio inspector quien subió a las oficinas del estadio para hacer una relación de hechos después de ser expulsado.

La expulsión de Joaquín Rendón dejó a los árbitros del encuentro como máximas autoridades del estadio, pues ningún reglamento faculta al silbante para expulsar a la autoridad municipal, explicó el personal de prensa del equipo Puebla.

Este episodio se suscita luego de que, dos fechas atrás, el árbitro del partido Puebla contra Pumas, Manuel Glower, fuera agredido en este mismo estadio por el presidente del equipo local, Francisco Bernat Cid, quien fue inhabilitado durante un año por dicha acción.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×