América 1 - 1 Veracruz

REENCUENTRO EN EL AZTECA

REENCUENTRO EN EL AZTECA

Mauricio Cabrera MEDIOTIEMPOEstadio Azteca. Miércoles 3 de noviembre de 2004 a las 20:30 hrs.

Sus metas y objetivos en el presente son distintos, pero su esencia está inevitablemente ligada la una con la del otro. América y Cuauhtémoc Blanco un binomio que escribió páginas de esperanzas, alegrías, escándalos y sinsabores, una pareja que fue parte importante de la historia reciente del balompié nacional, aunque nunca alcanzó el preciado título, quedándose en la orilla en innumerables ocasiones. Es curioso, Blanco y las Águilas intentaron triunfar una y otra vez, sin embargo, cuando las Águilas se proclamaron campeonas lo hicieron sin la presencia del polémico artillero. Cosas del Futbol.

El equipo de Mario Carrillo encara la decimacuarta fecha con la firme intención de obtener un triunfo que lo mantenga con ciertas posibilidades de acceder a la fiesta grande. Las matemáticas cada vez resultan más crueles para los emplumados. Pese a la victoria obtenida ante el Toluca, el cuadro capitalino requiere de toda una combinación de triunfos y tropiezos para poder colarse a la disputa por la corona, pero si la justicia deportiva existe lo único que merece la institución azulcrema es la eliminación, pues su desempeño a lo largo del Apertura 2004 ha sido de pobre a paupérrimo, pasando por mediocre y reprobable.

Los de Coapa siguen sin encontrar el nivel de juego que los ubique por el camino correcto. Las tres unidades conseguidas en la jornada anterior se obtuvieron de una forma poco vistosa para el espectáculo y sumamente conservadora para los fundamentos de una entidad que supuestamente debe salir a ganar, gustar y golear, sin importar el escenario en el que se dispute la contienda. De cualquier manera, y tomando en cuenta la turbulenta situación por la que atraviesa, el haber sumado se significa como un excelente paliativo, mismo que otorga tiempo y confianza para pensar en un futuro alentador.

El Veracruz sigue dando de que hablar en este certamen. La inversión realizada por Rafael Herrerías rápidamente dio sus frutos y los escualos han acaparado la atención del medio futbolístico al ser los líderes generales de la competencia durante la mayor parte de ella. El conjunto dirigido por Wilson Graneolatti ha demostrado que no es flor de un día y que el trabajo realizado los convierte en serios aspirantes a la cúspide, aunque a últimas fechas ha sufrido seriamente cuando sale de territorio propio, ya que liga dos derrotas en forma consecutiva. La primera de ellas ante los Tigres por un humillante siete goles a uno; la segunda, ante los Zorros del Atlas al son de dos goles a cero.

Con treinta puntos en su cuenta, los Tiburones tienen la clasificación asegurada, confirmándose como una agradable realidad y teniendo tiempo para preparar los retos venideros, en los que la exigencia será mayor y el margen de error mínimo. Los jugadores jarochos deberán mantener la concentración y evitar caer en excesos de confianza, pues no han sido pocos los cuadros que, sabiéndose clasificados, aflojan el paso y pierden el ritmo ganado a lo largo del certamen.

La contienda es de pronóstico reservado. Los locales deberán estar sumamente atentos al contragolpe, pues la magia de Cuauhtémoc puede explotar en cualquier momento, especialmente en un partido que seguramente le resulta especial y cargado de sentimientos.

Creemos en la victoria del Veracruz.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×