Chivas 2 - 1 Morelia

LAS CHIVAS NO SE DAN POR VENCIDAS

LAS CHIVAS NO SE DAN POR VENCIDAS

Mauricio Cabrera MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco. Sábado 6 de noviembre de 2004 a las 19:00 hrs.

El panorama era poco esperanzador. La posibilidad de superar o cuando menos igualar lo realizado en el Clausura lucía sumamente remota para el Guadalajara hace algunas semanas, sin embargo, los buenos resultados reaparecieron y la confianza quedó plenamente restaurada en el seno de la entidad rojiblanca, que hoy más que nunca sueña con alcanzar el primer título en la ya afianzada administración de Jorge Vergara. Pero aún no todo está resuelto. El Rebaño deberá salir airoso de sus enfrentamientos restantes para poder ascender a los puestos que otorgan el boleto a la fiesta grande del balompié nacional, mismos que en la actualidad pertenecen al odiado Atlas y a los Diablos Rojos del Toluca, que se localizan a dos y a un punto de distancia, respectivamente.

Las dudas en torno a la actuación de Benjamín Galindo como timonel de las Chivas Rayadas se disipan al ritmo de los triunfos y las buenas actuaciones. A mitad de temporada eran pocos los que hubieran apostado por la continuidad del “Maestro” en la institución jalisciense, especialmente tras haber sumado cuatro cotejos sin saborear las mieles del triunfo. No obstante, la dirigencia mantuvo la calma y respaldó un proyecto que como todos tiene malos y buenos momentos. El discurrir del tiempo ha mostrado que no se equivocaron en dicha decisión. El equipo rápidamente se metió en la pelea y lucha de forma incansable por evitar un fracaso que en el pasado reciente parecía inevitable.

En la recta final de la temporada regular, el estado anímico de los planteles adquiere un peso de gran importancia, pues la presión en muchas ocasiones no alcanza a ser asimilado por determinados elementos, mientras que algunos otros se crecen ante la adversidad. Este es, sin duda, uno de los aspectos en los que deberá poner mayor énfasis el cuerpo técnico del Guadalajara. La ansiedad y la obligación de obtener resultados satisfactorios pueden significarse como buenos aliados si es que se manejan de la forma correcta.

Morelia también se juega la vida y el orgullo en el Jalisco. Al igual que en el caso de su rival en turno, los michoacanos tuvieron un mal inicio de campaña y muchos se imaginaron el peor de los futuros para Eduardo Acevedo, sin que los hombres de pantalón largo de la organización purépecha se dejaran guiar por el calor de las derrotas. Las jornadas pasaron y el funcionamiento del “Equipo de la Fuerza”  mejoró considerablemente; la ofensiva explotó como debía y la retaguardia dejó de cometer equivocaciones que solían traer consigo un costo verdaderamente elevado.

Con dieciocho puntos en su haber, los Monarcas se ubican en la tercera posición del grupo uno, quedando a la zaga de Pumas y Atlante. Es el ahora o nunca para los pupilos de Acevedo.

La batalla será intensa. Ambas escuadras están urgidas de triunfo, por lo que no sería raro que se presenten numerosas ocasiones de gol en las porterías. Oswaldo podría marcar la diferencia.

Creemos en el empate.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×