Tigres 0 - 1 América

ÁGUILAS TEMEROSAS SOBREVUELAN EL VOLCÁN

ÁGUILAS TEMEROSAS SOBREVUELAN EL VOLCÁN

Mauricio Cabrera MEDIOTIEMPOEstadio Universitario. Sábado 6 de noviembre de 2004 a las 20:30 hrs.

A estas alturas del certamen cualquiera hubiera pensado que la contienda entre los Tigres y el América serviría para que ambos lucharan por las posiciones de privilegio en el balompié nacional, sin embargo, ni uno ni otro han correspondido a las expectativas que ellos mismos se generaron; aunque la irregularidad de los norteños no se acerca en lo más mínimo al desastre absoluto en el que han vivido los capitalinos a lo largo del Apertura 2004. El cuadro felino está con un pié fuera de la fiesta grande, y sólo un milagro en las últimas jornadas impediría que se queden sin posibilidades de luchar por el ansiado e igualmente negado título del futbol mexicano. Los de Coapa ya ni siquiera pueden entregarse a la fe para soñar con una clasificación, y es que las extremas bondades del sistema de competencia no bastaron para ocultar la mediocridad que ha transpirado sin cesar por los poros de la piel americanista.

La escuadra comandada por Nery Alberto Pumpido se acostumbró a pasar del sol a la sombra, del día a la oscuridad. Un equipo que presenta tantos altibajos en su funcionamiento colectivo no puede ser considerado como un serio aspirante a la corona, pues así como los de San Nicolás de los Garza son capaces de humillar al líder general, viajan a Sinaloa y a duras penas consiguen la igualada frente a un rival que está completamente golpeado anímicamente. El andar de los universitarios en la competencia corriente ha sido tan accidentado que la llegada de vacaciones anticipadas es sumamente probable, situación que de confirmarse pondría en serio riesgo la continuidad del timonel argentino, quien recientemente ha tenido actitudes poco positivas para el ambiente interno del conjunto que dirige y ha dado muestras de cierta apatía e inconformidad, tanto con la capacidad de sus pupilos como con el manejo administrativo de la entidad que supuestamente defiende.

Los dueños del “Volcán” no pueden darse el lujo de perder unidades en el camino. Frente a los emplumados, tendrán que dejar muy en claro el porqué son la mejor ofensiva del certamen y aplicarse a fondo en la retaguardia, sector en el que han cometido equivocaciones que hoy les pasan factura.

América mejora tan lentamente que habrá que esperar un nuevo torneo para poder analizar si cuenta con posibilidades o no de revivir tiempos añejos. La gestión de Mario Carrillo al frente de la institución azulcrema no cambió en mucho el panorama que se presentaba cuando su actual puesto era ocupado por Oscar Ruggeri, quien hace algunos días se atrevió a culpar a la directiva por su falta de paciencia en un proyecto en el que solamente él confiaba, pues su trayectoria como director técnico no ha dado más que fracasos y algún triunfo suelto entre tanta catástrofe. El discípulo de Manuel Lapuente no se cansa de afirmar que van por buen camino, sin embargo, las cosas no son tan claras. Es cierto que se le ganó al Toluca en el mismísimo infierno, pero los Diablos desde hace algunos meses no lucen como aquellos que arrasaban con los rivales. Además, las Águilas evidenciaron sus carencias ofensivas cuando no pudieron imponerse a unos Tiburones que tenían un hombre menos y que lucieron agobiados por la altura de la Ciudad de México.

El partido luce sumamente interesante. El cuadro local es el que más necesita el triunfo por las circunstancias en las que se encuentra, mientras que los visitantes tratará de sembrar semillas de esperanza en un jardín en el que recientemente sólo florece la tristeza y la desilusión.

Creemos en la victoria de Tigres.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×