Los escualos cumplen su palabra y no salen a jugar

En un hecho sin precedente en la historia del futbol mexicano, el equipo Tiburones Rojos de Veracruz no se presentó en la cancha del Estadio Luis "Pirata" Fuente, para disputar el último duelo de...
 En un hecho sin precedente en la historia del futbol mexicano, el equipo Tiburones Rojos de Veracruz no se presentó en la cancha del Estadio Luis "Pirata" Fuente, para disputar el último duelo de la temporada regular del Campeonato Apertura 2004 ante Jagu

MEDIOTIEMPO | REDACCIÓNEstadio "Pirata" Fuente, domingo 21 de noviembre

En un hecho sin precedente en la historia del futbol mexicano, el equipo Tiburones Rojos de Veracruz no se presentó en la cancha del Estadio Luis "Pirata" Fuente, para disputar el último duelo de la temporada regular del Campeonato Apertura 2004 ante Jaguares de Chiapas.

El árbitro Marco Antonio Rodríguez dejó que transcurrieran los 15 minutos que marca el reglamento de competencia, antes de llamar al capitán del conjunto felino Sergio Almaguer para dar fe de esta acción, con la cual el conjunto de José Luis Trejo obtiene el triunfo por default.

En el interior del estadio con sede en el puerto veracruzano, sólo se encontraban los jugadores y Cuerpo Técnico de Chiapas, quienes durante los 15 minutos que dio de plazo el silbante estuvieron calentando ante la mirada de su estratega que se encontraba en la tribuna.

Marco Antonio Rodríguez asentó que él no tiene la facultad para decretar el triunfo por default del equipo chiapaneco, pues su autoridad es para dar fe de los hechos y en su reporte informará a la Federación Mexicana de Futbol lo que sucedió en la cancha y será la FMF la que decrete oficialmente la victoria del cuadro felino.

De acuerdo a reglamento Jaguares de Chiapas gana por marcador de 2-0, mientras que a Tiburones Rojos se le aplicará una multa correspondiente a mil salarios mínimos, alrededor de 45 mil pesos.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×