Toluca 3 - 4 Atlante

ATLANTE, A CULMINAR LA PROEZA

ATLANTE, A CULMINAR LA PROEZAMauricio González MEDIOTIEMPOEstadio Nemesio Díez. Sábado 27 de noviembre de 2004 a las 15:00 hrs. Los Potros galopan con porte y elegancia rumbo a las semifinales. En el primer episodio de la contienda demostraron que no son un equipo del montón y que los pronósticos en contra no hacen más que motivarlos a salir adelante y a hacer historia, sin importar que dichos objetivos vayan en perjuicio de los Diablos Rojos, que salieron espantados del Coloso de Santa Ùrsula y a un paso de verse obligados a tomar unas vacaciones anticipadas. Ferreti no quiere irse sin conseguir la corona; Cardozo y su amor propio no se cansan de ganar, pero el cuadro azulgrana luce dispuesto a arrollar al que se le ponga enfrente, incluidos los espíritus malignos que habitan en el averno. Dar por muerto al Toluca en la eliminatoria ante los equinos resultaría un tremendo error, ya que, pese a encontrarse con una desventaja de dos goles en el global, posee amplia experiencia en este tipo de cuestiones y cuenta con elementos que se crecen ante la adversidad, que han madurado con la sana e inusual costumbre de ser triunfadores y que luchan hasta el último minuto, no importando que todo luzca perdido. Los mexiquenses han salido airosos de retos aún más complicados, y difícilmente se dejarán vencer por una presión que no les resulta en absoluto desconocida. El respaldo de la historia reciente debe ser considerado como un buen parámetro para medir los alcances de una escuadra que cuando está a punto de caer se levanta como los grandes y supera la peor de las adversidades. El principal cuestionamiento en torno a las posibilidades que tienen los choriceros de seguir con vida en el Apertura 2004 no radica en su capacidad para marcar el número de anotaciones requeridas, eso queda fuera de duda, lo verdaderamente trascendental se encuentra en su retaguardia y en si esta podrá controlar a elementos tan peligrosos como Sebastián González y Luis Gabriel Rey, quienes ya hicieron de las suyas en el partido de ida. En la mente de la institución escarlata debe y tiene que estar presente el arco contrario, pero, sobre todo, la aplicación en la defensiva, ya que un mal trabajo en el sector bajo puede derrumbar los efectos de su tremendo ataque. El Atlante ingresó silenciosamente a la fiesta grande, se olvidó de la cobertura mediática que sólo le pertenece a los supuestos “grandes” y apareció en el momento exacto para levantar la mano y apuntarse como un digno candidato al título, mismo que se le ha venido negando desde los ya lejanos tiempos de Ricardo Antonio Lavolpe. Sobre la cancha ya no encontramos a Luis Miguel Salvador, a Guillermo Cantú, ni a  ninguno de aquellos que forjaron su propia trayectoria, en cambio, somos testigos del surgimiento de una generación con hambre de triunfo y que con base en un estilo de juego atractivo ha recuperado, aunque sea en pequeña parte, esa tradición y extraño encanto que despertaba el llamado “Equipo del Pueblo”.Los Potros sueñan con escribir páginas de oro. La combinación entre los resultados satisfactorios y la espectacularidad se significan como un excelente punto de apoyo para impulsarse a grandes alturas. Sin embargo, y al igual que su rival en turno, el conjunto capitalino deberá mantenerse ordenado y no regalar espacios en terreno propio, de lo contrario, tendrá que apostar por hacer más daño que el contrincante, en un acto que entrañaría más riesgos que certezas.El duelo luce interesante bajo cualquier tipo de óptica. La probabilidad de que el futbol desplegado sobre la grama del Azteca hace algunos días reaparezca en el infierno es realmente amplia, ya que ambos conjuntos saldrán a buscar el triunfo; uno debido a que está abajo en el marcador; el otro, porque no sabe jugar de forma distinta. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×