Silvera jugará el Interliga... Campagnuolo ya entrenó

Hoy Silvera trabajó en el gimnasio junto al Preparador Físico Cuauhtémoc Barrón, para luego salir a la cancha a trotar por espacio de 20 minutos. No tocó el balón, pero en el entrenamiento que...
 Hoy Silvera trabajó en el gimnasio junto al Preparador Físico Cuauhtémoc Barrón, para luego salir a la cancha a trotar por espacio de 20 minutos. No tocó el balón, pero en el entrenamiento que hizo no mostró molestias. “Es una oportunidad de tener un bole

MEDIOTIEMPO | Redacción30 de Diciembre de 2004Néstor Andrés Silvera se reporta en condiciones de jugar, por lo que ya piensa estar este domingo en el arranque del torneo de Interliga, cuando enfrenten al Atlante.“Claro que voy a jugar, digo, si el técnico así lo requiere, pero de que estaré listo para ser tomado en cuenta, claro que lo estaré”, dijo Silvera, al final de la práctica de hoy, en la que ya estuvo más participativo luego de la tendinitis que sufrió el lunes en el muslo posterior izquierdo.El delantero no pudo estar para el encuentro amistoso ante los Dorados de Culiacán, pero antes de la lesión venía trabajando bien, incluso hizo fútbol formal en Guadalajara, cuando enfrentaron en La Primavera a las Chivas USA.

Hoy Silvera trabajó en el gimnasio junto al Preparador Físico Cuauhtémoc Barrón, para luego salir a la cancha a trotar por espacio de 20 minutos. No tocó el balón, pero en el entrenamiento que hizo no mostró molestias. “Es una oportunidad de tener un boleto para la Copa Libertadores, vamos a competir por ese derecho pues es algo que queremos tener”, agregó el goleador del Torneo de Clausura 2004.CAMPAGNUOLO REGRESÓ A LOS ENTRENAMINTOSGustavo Campagnuolo recibió el alta médica, por lo que esta mañana comenzó a hacer el trabajo de arquero sin limitaciones, aunque no viajará al Torneo Interliga. “Ya puede hacer todo, sin limitantes, por eso se quedará a trabajar aquí con Vicente Munguía”, señaló el médico Rubén González, mientras el arquero argentino se preparaba para parar disparos a gol.Esta mañana Campagnuolo se presentó en la cancha cinco de La Cueva, en Zuazua, Nuevo León, usando un protector en la cabeza, el famoso Full 90, aparato que portó sólo por mera precaución.“No me incomoda, pero la verdad lo traigo por mera precaución, se que un golpe como el que yo recibí este aparato igual no lo detiene, pero lo uso como precaución”, señaló Gustavo mientras esperaba turno en el arco.Los arqueros, exceptuando Rogelio Rodríguez, estuvieron trabajando el tiro a gol en la portería norte de la cancha cinco. Ahí, Campagnuolo se turnaba para pararse debajo de los tres palos blancos y buscar atajar disparos de Irenio, Walter Gaitán, Carlos Morales y hasta de Hugo Sánchez y Claudio Suárez.“Mira, la manda para afuera, otro que no quiere nada y la manda para afuera, otro más, pues qué les pasa, ¿me tienen miedo?”, decía Gustavo mientras recibía tiros al arco que iban desviados de la zona de gol.De esta forma, Campagnuolo deja atrás lo que vivió desde el 7 de octubre, cuando en un choque con Antonio Sancho durante un entrenamiento sufrió fractura de cráneo, por lo que tuvo que ser operado. Desde entonces el arquero se propuso no desesperarse y trabajar de acuerdo a como los médicos le indicaban, hasta recibir hoy el alta médica.LA AFICIÓN CONVIVIÓ CON SUS ÍDOLOS Casi un centenar de aficionados le dieron rienda suelta a su afición por los Tigres, al acudir hoy a La Cueva, en Zuazua, y prácticamente secuestrar por unos momentos a sus ídolos.Al arranque del entrenamiento, en la cancha cuatro de las instalaciones, ya había unos 70 aficionados viendo de cerca al plantel, en su mayoría niños.Luego fueron llegando otros más, incluyendo dos jóvenes de 16 años que se habían ido a pie desde el poblado de Zuazua hasta las canchas de entrenamiento, en la ex Hacienda San Pedro, de la UANL.“Campagnuolo, me das tu autógrafo”, le pidió un niño al arquero de los Tigres al final de la práctica. “No”, le respondió de manera tajante el jugador, pero al siguiente segundo el argentino se echó a reír y decirle que era broma. A raíz de eso, casi todos los aficionados que estaban por ahí se abalanzaron sobre el arquero sudamericano para robarle la foto, el autógrafo o de plano el saludo.

De esta forma, la mañana de hoy en La Cueva se convirtió en una abierta convivencia entre jugadores y aficionados, pues Gaitán, Silvera, Claudio Suárez y hasta Claudio Núñez dieron autógrafos al por mayor.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×