Fieras sin garras en el Volcán

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPO
 Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPO

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPO15 de Enero, en el estadio Universitario de Monterrey, ante un lleno total.En un duelo que enfrentó a dos cuadros felinos, Tigres y Jaguares empataron 0-0 en el "Volcán", el cual lució un lleno impresionante para recibir como se merece a los recién clasificados a la Copa Libertadores.Ambos equipos sufrieron las importantes bajas de sus respectivos goleadores: Los Tigres no pudieron contar con el argentino Néstor Silvera y los Jaguares tuvieron que jugar sin el letal Cabañas y el velos Didí. En ciertos lapsos del partido, las acciones del mismo se vieron afectadas por el cansancio lógico que produjo en estas escuadras su participación en el torneo clasifcatorio para la Libertadores de este año, en el cual tuvieron actividad el miércoles pasado.Al final, el resultado fue justo.PRIMER TIEMPOAccidentada y poco emocionante resultó la primera mitad de este encuentro, en el que Jaguares se mostró un tanto más peligroso que su rival, los Tigres, pero que a la hora de la definición les faltó puntería a sus los delanteros Ochoa y Guglielmone, quienes sustituían a Cabañas, quien está lesionado, y a Didí Pereira, quien arrastraba una sanción desde el último partido que había jugado en México, allá en las jornadas finales del Clausura 2004.Los Tigres iniciaron bien, atacaban mucho y parecía que sólo era cuestión de tiempo para que abrieran el marcador, pero poco a poco se fueron apagando, debido a que la defensiva chiapaneca se agrupó muy bien en defensa y evitó que los jugadores norteños que tienen talento en media cancha no entraran en ritmo quitándoles la pelota antes de que la recibieran.Por su parte, el trabajo de media cancha de los Jaguares fue muy bueno: “Tiba”, Barbosa y el chileno Fuentes robaban todos los balones que pasaban por su zona y, por si fuera poco, lanzaban muy bien a los hombres que se encontraban delante de ellos. La parte delantera del Jaguar fue la que falló a la hora buena, ya que, ni Guglielmone ni Ochoa pudieron aprovechar dos claras oportunidades, una al minuto 14’ y la otra al 44’.A las fallas de su delantera se le sumó una pifia arbitral de Paul Delgadillo, árbitro central del encuentro, que no marcó un penal de Claudio Suárez sobre Everaldo Barbosa, quien se metió al ára regia luego de conducir el balón desde el medio campo.El partido se detuvo en varias ocasiones debido a varios choques fuertes y sin mala intención que se presentaron a lo largo de los primeros 45 minutos. El gol no llegó y así finalizó la primera mitad.SEGUNDO TIEMPOUna cara muy distinta fue la que mostraron los Tigres al inicio de la segunda parte. Desde el primer minuto tomaron el esférico y lo tocaron por todos lados durante un minuto, y luego de varias paredes a las afueras del área chiapaneca, el balón le llegó a Jesús Olalde quien, dentro del área, fue derribado por Adrián García Arias, por lo que el árbitro no dudó en marcar el manchón que se encuentra a 11 pasos de la línea de meta.El responsable de cobrar fue Claudio Suárez quien, contrario a lo que siempre pasa cuando cobra penales, disparó a media altura y a la derecha de Ortiz, quien se lanzó correctamente y evitó el primer gol regio. Esta falla del capitán norteño fue un duro golpe anímico para sus compañeros, que tardaron varios minutos en volver a meterse al juego.Jaguares, en su clásico estilo, tocaba mucho el balón en la media cancha y hacía correr a los Tigres, pero estos toques casi siempre eran de manera lateral o hacia atrás, por lo que la defensiva local tenía muy poco trabajo en su zona. Las jugadas de gol eran cada vez más escasas, ya que ambos equipos acusaron cierto cansancio provocado por la intensa actividad que tuvieron a media semana en Estados Unidos en el Interliga.Tigres guardó aire para los minutos finales, en donde se acercó mucho al gol que les hubiera dado la victoria, sobretodo en remates de larga distancia de Irenio al 78’ y de Gaitán al 88’, pero en ambas ocasiones la suerte no le sonrió a los locales. Por parte de Jaguares, la jugada que estuvo más cerca de ser gol fue un cabezazo del joven Miguel Casanova que el arquero Rogelio Rodríguez sacó a dos manos de la base del poste derecho de su portería al 70’.El partido llegó a su fin con un empate a cero que, a final de cuentas, resultó justo.ARBITRAJERegular de Paul Delgadillo. El silbante no marcó una falta de Suárez sobre Barbosa dentro del área norteña, en lo que parecía un claro penal a favor de Jaguares. En un afán de controlar las acciones, amonestó a demasiados jugadores, sobretodo de los chiapanecos, abaratando las tarjetas en ciertas ocasiones.[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×