Pumas 0 - 1 Atlante

EL POTRO RELINCHA EN LA CASA DEL BICAMPEÓN

EL POTRO RELINCHA EN LA CASA DEL BICAMPEÓN Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Olímpico. Domingo 23 de enero de 2005Los Potros de Hierro del Atlante se encargaron de asestarle la segunda derrota consecutiva a los actuales bicampeones del futbol mexicano, los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México. El tiempo se extinguía, la igualada se daba como un hecho, pero el último minuto también tiene sesenta segundos, y fue precisamente en el transcurso del mismo cuando Sebastián González aprovechó el excelente centro enviado por Carlos Ramírez desde la punta derecha para sentenciar la contienda y darle tres puntos de oro molido a su escuadra. PRIMER TIEMPO Potros y universitarios fueron fieles a su filosofía y a la juventud de la mayor parte de sus elementos. El Atlante, comandado por Sebastián González y Patricio Galaz, no tardó en apoderarse del esférico, explotando los carriles izquierdo y derecho y recurriendo al toque rápido para sorprender, sin embargo, careció de creatividad al instante de posarse frente a la meta rival. Los del Pedregal, por su parte, cedieron la iniciativa a los equinos, se agazaparon en terreno propio y buscaron sorprender a la retaguardia azulgrana, obteniendo escasos resultados. Los minutos de estudio mutuo siguieron su marcha, los contendientes comenzaron a disminuir el ritmo y la contienda no tardó en equilibrarse. La pelota dejó de pertenenecer al equipo del “Profe” Cruz para pasar de una pierna a otra sin que existiera un dominador claro. Llegada la recta final de la primera mitad, el cuadro de casa lució con mayor ambición ofensiva, no obstante, la de gajos se negó a entrar y los veintidós participantes se fueron a los vestidores sin pena ni gloria, con el deseo de hacer daño en la reanudación de las hostilidades. SEGUNDO TIEMPO La inoperancia ofensiva mostrada por Atlante y Pumas durante la parte inicial del enfrentamiento se transformó en espectáculo y decisión a lo largo de los segundos cuarenta y cinco minutos, en los que la sensación de peligro fue una constante en una y otra puerta. El primer aviso serio tras la reanudación del cotejo se dio al minuto cincuenta y uno, instante en el que el “Chamagol” sacó tremendo disparo que obligó el lanzamiento a una mano de Sergio Bernal. El corazón del golero estudiantil aún latía rápidamente por el esfuerzo realizado cuando Federico Vilar fue obligado a entrar en acción para evitar que Diego Alonso enviara el esférico hasta el fondo de redes, no sin que antes el conjunto atlantista fuera bendecido por el travesaño, mismo que se encargó de evaporar la magia salida de un tiro libre realizado por Jaime Lozano. Las emociones se mantuvieron a lo largo de los minutos posteriores. Sebastián González, con todo y sus reclamaciones frecuentes e injustificadas, dejó escapar la gloria al cabecear de forma infame frente al arquero local, enviando la pelota a un costado del poste izquierdo; por el conjunto de casa, Leandro probó suerte de media distancia, pero la relación entre la portería y la de gajos se limitó a un simple coqueteo que no llegó a reflejarse en el marcador. A los setenta y nueve, el propio elemento amazónico generó el grito de la tribuna, sin embargo, Lucas estuvo atento en línea de fondo y mantuvo el cero a cero en los cartones. En los últimos minutos de la confrontación, tanto locales como visitantes se lanzaron en búsqueda de la victoria, los espacios aparecieron y cuando todo indicaba que se daría una repartición de unidades, el recién ingresado Carlos Alberto Ramírez se avivó, le robó el esférico a Verón por el carril derecho y centró para que el “Chamagol” fusilará a Sergio Bernal. La situación estaba resuelta: Atlante gana por la mínima diferencia y el campeón vuelve a tener un mal inicio de torneo. EL ARBITRAJEBueno de Marco Antonio Rodríguez. Siempre cerca de la jugada y sin grandes complicaciones, pues ambos contendientes decidieron jugar limpiamente. [mt][Foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×