La Franja apabulló a los Zorros

Mauricio González | MEDIOTIEMPO
Mauricio González | MEDIOTIEMPO
 Mauricio González | MEDIOTIEMPO

Mauricio González | MEDIOTIEMPOEstadio Cuauhtémoc ante una regular entrada. Domingo 23 de enero de 2005La Franja del Puebla demostró que está más vivo que nunca al masacrar a los Zorros del Atlas por cinco goles a dos. El cuadro de la Angelópolis no sólo sumó tres unidades fundamentales en la lucha por evitar el descenso, sino que agradó a sus aficionados y recibió a sus refuerzos con beneplácito, pues tanto el colombiano Gerardo Bedoya como el argentino Ariel Carreño, a quien le bastaron unos cuantos minutos para marcar una soberbia anotación, fueron piezas de suma importancia en la consecución de la victoria. PRIMER TIEMPOEl cuadro de la Franja rápidamente mostró la urgencia que tiene de sumar en el corriente certamen, y saltó al rectángulo verde con intenciones netamente ofensivas. Desde los minutos iniciales, Arriaga arremetió por las bandas y llegó a línea de fondo, sin que tuviera éxito al momento de buscar quién cerrara la pinza. Transcurrido el primer cuarto de hora se presentó un disparo peligroso de Robert de Pinho, pero fue controlado correctamente por el golero poblano. Menos de sesenta segundos más tarde, Luis Ignacio Quinteros venció a Antonio Pérez, no obstante, la anotación fue anulada por encontrarse en fuera de juego. La insistencia de los camoteros se mantuvo y encontró justa recompensa a los veinticinco minutos de tiempo corrido, siendo el mismo atacante andino el que venció al arquero rojinegro mediante un disparo cruzado al poste derecho. Una vez que la escuadra comandada por Ignacio Palou obtuvo la ventaja, disminuyó su ambición ofensiva y permitió que el rival adquiriera confianza en la zona de definición. Los Zorros, más con ganas que buen futbol, empujaron insistentemente y se postraron frente a la meta de los locales, que soportaron como pudieron la oleada visitante, y no sólo eso, sino que sorprendieron a los cuarenta y cinco con un ataque a velocidad coronado con un cabezazo de Quinteros. Fue todo en la primera mitad. SEGUNDO TIEMPOLa reanudación del cotejo evidenció la presencia de una nueva actitud en el conjunto rojinegro, pues comenzó a tocar la de gajos con mayor dinamismo y profundidad, sin embargo, el cafetero Franky Oviedo se encargó de congelar el ímpetu visitante mediante un cabezazo picado al poste izquierdo de Pérez, quien no tuvo más opción que resignarse a observar la forma en la que su valla fue vulnerada por tercera ocasión. El partido parecía completamente definido con la diferencia de tres goles en el marcador, pero el árbitro asistente se encargó de realimentar las ilusiones del cuadro dirigido por Sergio Bueno al cruzar a Jorge Eduardo Gasso e indicarle que Oscar Mascorro cortó un disparo del brasileño Robert de Pinho con la mano. El propio Robert de Pinho fue el encargado de vencer a Dautt con tiro pegado al poste izquierdo del guardameta local. Con la anotación del primer tanto, el Atlas buscó lanzarse al frente y acortar la distancia. Nada de esto ocurrió. Gerardo Bedoya, en  su presentación dentro del balompié azteca, demostró su calidad a los sesenta y cinco minutos al cobrar un tiro libro desde la media luna e incrustar la pelota en el poste superior derecho de la puerta enemiga. La escuadra jalisciense se negaba a morir, y a los setenta y cuatro minutos volvió a acortar la distancia en los cartones con un certero remate de Robson a pase enviado desde la banda derecha por Daniel Osorno.    La tensión se alargó hasta el último suspiro. Mientras que el suizo Alessandro Mangiarrati despidió su primera actuación en el futbol mexicano con un cartón rojo estampado en el rostro, el argentino Ariel Carreño lo hizo poniendo la cereza sobre el pastel, el magnífico cinco a dos sobre los Zorros del Atlas. EL ARBITRAJEMalo de Jorge Eduardo Gasso. El hombre de negro estaba realizando un buen arbitraje hasta que su asistente lo cruzó de fea forma al indicar un tiro penal a favor de los rojinegros.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×