El árbitro corrupto recibía ordenes vía SMS

El ex árbitro Robert Hoyzer recibía órdenes de la mafia croata para amañar los partidos a través de su teléfono celular. Antes de los encuentros le enviaban instrucciones sobre el resultado que...
El ex árbitro Robert Hoyzer recibía órdenes de la mafia croata para amañar los partidos a través de su teléfono celular. Antes de los encuentros le enviaban instrucciones sobre el resultado que debía figurar en el descanso, y en ese momento le mandaban ot
 El ex árbitro Robert Hoyzer recibía órdenes de la mafia croata para amañar los partidos a través de su teléfono celular. Antes de los encuentros le enviaban instrucciones sobre el resultado que debía figurar en el descanso, y en ese momento le mandaban ot

MEDIOTIEMPO | Redacción4 de Febrero de 2005

El ex árbitro Robert Hoyzer recibía órdenes de la mafia croata para amañar los partidos a través de su teléfono celular. Antes de los encuentros le enviaban instrucciones sobre el resultado que debía figurar en el descanso, y en ese momento le mandaban otro mensaje SMS indicándole el marcador con el que debían concluir los partidos. Así lo revelará el próximo lunes el semanario Der Spiegel, que ha tenido acceso a la declaración de Hoyzer ante el fiscal general de Berlín, Rüdiger Schmit.

Los hermanos Sapina, propietarios del Café King, cuartel general del manejo de las apuestas, tenían una red organizada para manipular los resultados, según la declaración de Hoyzer. El ex colegiado ha reconocido que amañó ocho encuentros, por lo que recibió un total de 67 000 euros y una televisión panorámica de pantalla plana. También cuenta en su declaración que la manipulación por la que fue descubierto, el partido de la Copa de Alemania entre el Paderborn y el Hamburg del 24 de agosto pasado, le reportó 20 000 euros. Hoyzer precisa que uno de los hermanos Sapina, Phillip, fue el que le hizo llegar las instrucciones vía SMS.

ERROR

En su declaración, Hoyzer explica que no veía el modo de salir de la trama, y que incluso en alguna ocasión le costó dinero. Así, relata como en el mes de mayo de 2004 recibió una orden para influir en el resultado de un encuentro entre el Paderborn y el Chemnitzer, y que al no conseguirlo, los hermanos Sapina le reclamaron 8 000 euros advirtiéndole que por su poca eficacia habían perdido 215.000 en las apuestas.

La Policía de Berlín, mientras, intervino ayer las cuentas corrientes de los tres hermanos Sapina, que siguen en prisión, incautándose de un total de 2.4 millones de euros, una cantidad elevada para una familia de emigrantes croatas que regentaba un bar como tantos otros en la bulliciosa ciudad de Berlín. En tanto siguen las investigaciones.

HINCHAS DEL HAMBURG RECLAMAN SU DINERO

Los más de mil aficionados del Hamburg que se desplazaron a Paderborn para animar a su equipo quieren que la Federación Alemana de Fútbol (DFB) les indemnice por los gastos que les ocasionó el viaje, al entender que es la responsable de la organización del encuentro y de la competición de Copa. El presidente de la DFB, Gerhard Mayer, de 71 años, anunció ayer en conferencia de Prensa que "irá hasta el final para esclarecer los hechos", mientras que la UEFA firmó ayer un acuerdo con la casa de apuestas Betfair para luchar contra la corrupción y el amaño de partidos "y preservar la integridad del fútbol europeo", explicó en un comunicado.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×