El excolegiado corrupto implica ligas de Austria y Grecia

INTERPOL INVESTIGARÁ
 INTERPOL INVESTIGARÁ

MEDIOTIEMPO | Redacción8 de Febrero de 2005 El exárbitro corrupto vuelve a la carga como una estrella de televisión. Robert Hoyzer, que ayer cobró de la ZDF para dar detalles de sus correrías, ha hecho nuevas revelaciones. "Tengo noticias de que la manipulación de partidos ha afectado a otros países, en concreto a la competición de Grecia y de Austria", añadió en su segunda declaración ante el fiscal general de Berlín, Rüdiger Schmit. No contento con esa denuncia, precisó que "los hermanos Sapina viajaban con frecuencia tanto a uno como a otro país para atender allí a sus negocios". En Austria, según los medios alemanes, se ha involucrado a un nuevo club, el Casino SW Bregenz, de la Primera División. Su presidente, Hans Grill, está indignado: "Estoy muy fastidiado con esas imputaciones. Son falsas, y el que diga lo contrario tendrá que presentarme pruebas concluyentes par convencerme". Mientras tanto, siguen las investigaciones de la Fiscalía de Berlín.

INTERPOL INVESTIGARÁ

Las autoridades austríacas solicitaron la intervención de la Interpol en el caso de corrupción, que está comenzando a extenderse a otros países, según anunció hoy el director de seguridad de la región de Voralberg, Elmar Marent. Marent explicó que solicitaron tanto a Interpol como a la fiscalía de Berlín, que investiga el caso en Alemania, todos los documentos sobre el asunto.

Austria se vio salpicada cuando Hoyzer confesó haber cobrado por manipular partidos, el exnazareno citó el choque Grazer AK- Admira Wacker y otro partido en el que intervino el Casino Bregenz, de la liga austríaca. En ambos, según Hoyzer, se realizaron apuestas bajo manipulación.

El jefe de los árbitros austríacos, Gerhard Kapl, descartó la implicación de sus asociados en el escándalo. "En los partidos citados no hubo ninguna decisión discutida de los árbitros", señaló.

Pese a que aún no hay acusaciones directas, Austria comenzó ya a tomar medidas para evitar un problema semejante. Los árbitros tienen ya prohibido apostar en los partidos que dirijan, y además se establecerá un sistema de alerta para detectar apuestas sospechosas.  INDIGNACIÓN

La presencia de Hoyzer en los medios de comunicación alemanes ha terminado de indignar a los profesionales. Así Uli Honess, director general del Bayern München, ha dicho que "es increíble que tal personaje esté en la calle y no en la cárcel". "Y aún entiendo menos que se pasee por los pantallas de televisión como si fuera una estrella". "Estamos dando una pésima imagen de Alemania a un año de organizar el Mundial", añadió el ex delantero alemán.

En tanto Hoyzer sigue con su táctica: hace el papel de arrepentido y confidente del fiscal y de la Policía para tratar de obtener algún beneficio legal en el proceso que se seguirá contra él y que podría suponerle hasta diez años de prisión.

DICE QUE JAMÁS APOSTÓ

"En los partidos que yo pitaba jamás aposté un euro", ha declarado sin rubor el árbitro corrupto que, en su segunda declaración terminó por venirse abajo: "No sé la causa por la que me metí en todo esto. No tenía razones ni necesidad económica para hacerlo". Pero mientras se arrepiente, varios testigos cuentan su alto nivel de vida. Se le ha visto asiduamente en la sala Oaese, uno de los clubes de alterne más caros de Alemania. Por otra parte, Robert Hoyzer retiró ayer las acusaciones de corrupción que hizo contra Jürgen Jansen, otro árbitro al que implicó en el escándalo y que ya le ha presentado la correspondiente demanda.

[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×