Olimpia 1-1 Pumas… El Bicampeón salió vivo de Honduras

En un juego bastante deslucido, los Pumas de la UNAM sacaron un importante empate de su visita al Olimpia de Honduras en lo que fue el partido de ida de la primera serie del torneo de Campeones de...
En un juego bastante deslucido, los Pumas de la UNAM sacaron un importante empate de su visita al Olimpia de Honduras en lo que fue el partido de ida de la primera serie del torneo de Campeones de CONCACAF.
 En un juego bastante deslucido, los Pumas de la UNAM sacaron un importante empate de su visita al Olimpia de Honduras en lo que fue el partido de ida de la primera serie del torneo de Campeones de CONCACAF.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Tiburcio Carias en Tegucigalpa, Honduras, 9 de Marzo ante un lleno

En un juego bastante deslucido, los Pumas de la UNAM sacaron un importante empate de su visita al Olimpia de Honduras en lo que fue el partido de ida de la primera serie del torneo de Campeones de CONCACAF.

Con una cancha en condiciones totalmente adversas para intentar tocar la pelota a ras de pasto, los universitarios no pudieron hacer un buen futbol, pero sin duda lograron dominar territorialmente gran parte del juego, aunque por la imprecisión que generaban los pésimos botes de la pelota, las jugadas de gol escasearon.

Sin duda los hondureños poco pudieron hacer para ganar el partido pese a que consideraron este encuentro como el del “Orgullo Catracho” y tuvieron un impresionante apoyo de su público que llenó el estadio y presionó con todo al rival.

Por los locales, en lo que fue uno de los pocos arribos con peligro del equipo apodado “El León”, se pusieron arriba con una muy buena jugada de Wilmer Palacios al arrancar la segunda parte, pero a partir de ahí perdieron fuerza, se fueron echando atrás para defender la mínima ventaja y acabaron cediendo el empate cuando el zaguer Thomas prefirió regalar un penal y su expulsión al atajar un remate sin portero de Diego Alonso.

El partido de vuelta será el próximo miércoles en Ciudad Universitaria y hay que recordar que este torneo consta sólo de tres fases en series a visita recíproca y eliminación directa.

EL PARTIDO

El juego nunca pudo ser de buena calidad y futbol de toque por las condiciones de la durísima y dispareja cancha del Tiburcio Carias. Podemos decir que los Pumas nunca se adaptaron a esto y tuvieron que tener una gran paciencia con la cantidad de pases fallados, pero para que darnos una idea más cercana de la realidad, hay que decir que el Olimpia, que juega y entrena en esa su casa, tampoco podía manejar la pelota y era aun más impreciso que los mexicanos.

Nada pasó en el primer tiempo, el balón cambiaba de dueño varias veces por minuto y ninguno de los dos equipos lucía. Hay que resaltar que Pumas nunca fue dominado ni vio su arco en peligro, aunque al frente tampoco pudo hacer prácticamente nada.

Para la parte complementaria, en lo que fue la mejor jugada del local, Wilmer Palacios recortó y tiró una pared en el callejón derecho del área mexicana, quedando en las narices de Sergio Bernal para sacar un disparo muy potente al primer poste, donde el arquero mexicano no pudo detener la pelota que pasó por el único huequito que había. Fue el 1-0 al 48’ que hizo explotar al estadio que festejó de manera espectacular.

Sin embargo, los catrachos sólo pudieron ejercer una cierta presión sobre el arco auriazul durante unos 5 minutos más y luego tuvieron que replegarse ante la reacción de Pumas que, sin poder nunca jugar un buen futbol, si empujó al frente, viéndose un poco mejor con la entrada del “Parejita” López que fue derribado una y otra vez por la banda derecha.

Para el minuto 65, el Bicampeón de México ya dominaba el juego territorialmente y el local estaba replegado, apostando a un contragolpe que nunca llegó y más buscando al menos ganar uno de los dos encuentros que intentando tener una ventaja para buscar la clasificación en México.

Pumas llegaba casi a piedra y lodo, con mucha más entrega que el futbol que la cancha les permitía otorgar. Poco a poco las condiciones se fueron dando para que el arco catracho cediera.

Fue al 83’, cuando la gente pensaba ya seriamente en la victoria, que Pumas reventó la muralla hondureña. Jaime Lozano entró por la izquierda y sacó un centro que el arquero James rechazó pero dejándole la pelota a Diego Alonso que, frente al arco y sin portero remató sólo ante el defensor Thomas que prefirió meter la mano, regalar un penal y hacerse expulsar, que aceptar lo que era el gol inminente.

Sin duda esta actitud nos da una idea de lo que significaba para los hondureños una victoria ante el equipo campeón de México y más contra el equipo dirigido por Hugo Sánchez.

El propio Diego Alonso cobró perfecto la pena máxima y puso el 1-1 que sería definitivo, pese a que en los últimos minutos, con un hombre más, Pumas buscó por ahí llevarse la victoria.

ALINEACIONES

OLIMPIA DE HONDURAS: 36 Ricardo James, 26 Mario Beata, 22 Hendry Thomas (expulsado al 82’), 27 Fabio Ulloa, 21 Danilo Turcios, 14 Wilson Palacios, 7 Rony Morales (amonestado al 59’), 8 José Luis Pineda (salió al 78’ por el 5 Elmer Marín), 16 Walter López, 18 Danilo Tosello (salió al 66’ por el 9 Juan Cárcamo), 11 Wilmer Velázquez (salió al 84’ por el Boniek García). DT Nahum Acosta.

PUMAS: 12 Sergio Bernal, 5 Israel Castro, 3 Joaquín Beltrán, 4 Darío Verón, 6 Gonzalo Pineda, 16 Gerardo Galindo (amonestado al 25´, salió al 46’ por el 11 José Luis López), 25 Fernando Espinoza, 21 Jaime Lozano, 20 Ismael Íñiguez, 9 Joaquín Botero (salió al 88’ por el 19 Hugo Sánchez Portugal), 14 Bruno Marioni (salió al 68’ por el 22 Diego Alonso que fue amonestado al 88´). DT Hugo Sánchez.

ARBITRAJE:

De regular a bueno del guatemalteco Carlos Batres, pese a que se pasó la mayoría del partido en el círculo central y andaba un tanto errático con las faltas, no influyó en el partido y las decisiones importantes fueron buenas.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×