Rivalidad eterna y encarnizada entre Pumas y Águilas

Cada vez que universitarios y americanistas tienen ocasión de enfrentarse salen chispas, su rivalidad es considerada una de las más fuertes del futbol mexicano, inclusive equiparable con un...
 Cada vez que universitarios y americanistas tienen ocasión de enfrentarse salen chispas, su rivalidad es considerada una de las más fuertes del futbol mexicano, inclusive equiparable con un América-Guadalajara, son lances tan duros en los que más allá de

Edgar Sandoval | MEDIOTIEMPO17 de Marzo de 2005

Cada vez que universitarios y americanistas tienen ocasión de enfrentarse salen chispas, su rivalidad es considerada una de las más fuertes del futbol mexicano, inclusive equiparable con un América-Guadalajara, son lances tan duros en los que más allá de una victoria está de por medio el orgullo, el orgullo de ser universitario o el orgullo de ser americanista.

En esta ocasión, queremos rememorar el primer partido entre estos clubes, el cual se dio el 1 de Julio de 1962 en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, que por ese entonces no solo albergaba a los Pumas, sino que también era la sede del conjunto de Coapa.

Vale mencionar, que ese fue el primer partido que jugó Pumas en su presentación en el Máximo Circuito y que los diarios de aquella época, mencionaban que sería una fecha histórica para el futbol mexicano, ya que Universidad enfrentaba al América.

Los “Millonetas” se presentaban como amplios favoritos por su trayectoria e historial en el balompié nacional, mientras que los universitarios traían la etiqueta de novatos, cosa que al final influyó en el resultado final.

Antes de que diera inicio el encuentro, Carlos Novoa, Presidente del patronato de la Universidad, dio la patada inaugural, también recibió la copa de campeón de la Segunda División de manos de Guillermo Cañedo y Genaro Pérez González y además, se le entregó una placa reconociendo el ascenso del club al Máximo Circuito por parte de Nacho Rosas, Presidente de la Segunda División.

Como dato adicional, está que en este juego debutó en México el portero argentino Ataulfo Sánchez, uno de los mejores cuidavallas de toda la historia Águila, quien llegó procedente del Racing argentino y que en esa oportunidad ocupó el lugar del lesionado Camacho.

Un dato que debemos mencionar, es que el día anterior al encuentro llegó a México el club francés Stade de Reims, que se mediría al Necaxa el martes 3 de Julio. En esa oportunidad los galos fueron a presencia este duelo, gente de la talla de Raymond Kopa, Just Fontaine, Akesbl, Vincent, etc... pisaron el glorioso Estadio Olímpico Universitario.

El partido dio inicio y los ímpetus y bríos de los universitarios eran impresionantes y es que no era para menos, acababan de dejar la División de Plata y en su presentación en Primera División se medían a un histórico. Por su parte, América con más colmillo se asentó bien en la cancha, trató de construir poco y lo escaso que generaba, era bien destruido a base de fuerza por los universitarios.

El cotejo careció de espectacularidad ya que Pumas no podía abrir el marcador por más que intentaba y América se mostraba un tanto displicente, pero aun así llegó el gol a 5 minutos de iniciada la parte complementaria.

Nájera filtró un balón por el centro al brasileño Moacyr quien disparó de primera intención, pero el portero Nacho Martínez alcanzó a desviar el esférico, aunque para su mala fortuna el rebote le cayó a José Alves “Zague”, quien le regresó la de gajos  a Moacyr, el carioca no lo pensó y de espaldas al marco prendió el balón de tijera para incrustarlo en el ángulo superior izquierdo del cancerbero Martínez, quien no tuvo opción reaccionar.

El gol desconcertó a Pumas y un minuto después, Zague volvió a filtrar un balón a Moacyr, pero antes de que el brasileño tirará a gol, el zaguero universitario Luis Juracy adelantó la pierna y marcó en propia puerta, pero para su buena fortuna, el colegiado Rafael Valenzuela decretó una posición adelantada.

Aun no se recuperaba la gente de Pumas de un supuesto segundo gol recibido, cuando al 53’ de nueva cuenta apareció el americanista Nájera, quien sirvió a Jasso para que éste anotara el 2-0 definitivo ante la mala salida del guardameta Nacho Martínez.

A lo largo del duelo hubo constantes roces entre los hombres de ambos equipos, uno de los cuales derivó en la expulsión del jugador universitario Carlos Calderón, lo que lógicamente afectó el desempeño de los suyos.

Es así, como se escribió el primer capítulo en Primera División de Pumas, uno de los equipos mas populares de nuestro balompié.

Pumas 0- 2 AméricaEstadio Olímpico UniversitarioJornada 1,  Temporada 1962-1963

Pumas: Ignacio Martínez, Carlos Gutiérrez, Raúl Chanes, Alfredo Centeno, Luis Juracy, José Antonio “Espátula” Rodríguez, Guillermo Vázquez, Alfredo Echevarry, Carlos Calderón de la Barca, Lorenzo García y Baba.DT: Octavio “Pulga” Vial

América: Ataulfo Sánchez, Severo de Sales, Ulibarri, Cuenca, Juan Bosco, Nájera, Pepín González, Jasso, José Alves “Zague” y Moacyr.DT: Ignacio Trelles

GOLES

0-1 (50’) Moacyr. Nájera filtró un balón por el centro a Moacyr, quien disparó pero el meta Nacho Martínez alcanzó a desviar aunque el rebote le cayó a Zague, quien tocó a Moacyr y éste, prendió el balón de tijera para incrustarlo en el ángulo superior izquierdo.

1-1 (53’) Jasso. Nájera sirvió a Jasso para que éste anotara ante la mala salida del guardameta. EL ARBITRAJE

Mal de Rafael Valenzuela. Varias veces premió a los culpables cargando las cuentas a los inocentes. Expulsó a Carlos Calderón y en cambio dejó que Severo de Sales repartiese leña y Carlos Gutiérrez instalase un aserradero por su cuenta. Regresó a su antiguo defecto de “compensar” y se le pasó la mano.  

Vale mencionar que después de aquel partido, los “Millonetas” debieron ir a disputar el “Clásico de Clásicos” en el Estadio Jalisco y que en esta oportunidad, jugarán con Pumas teniendo como último encuentro un enfrentamiento con el Guadalajara. Curioso caso.

OTROS DUELOS IMPORTANTES

América y Pumas se han enfrentado 3 veces en partidos por el cetro del futbol nacional, dando como saldo 2 victorias para las Águilas, por un triunfo de los auriazules.

La primera de ellas se dio en la temporada 1984-1985, en esa oportunidad, quedaron igualados los partidos de ida y vuelta (1-1 y 0-0), por lo que debió jugarse un tercer partido, la sede elegida fue el Estadio Corregidora de Querétaro, donde los americanistas se coronaron el 28 de mayo de 1985 por 3-1, con 2 goles de Daniel “Ruso” Brailovsky y uno de Carlos Hermosillo, el tanto del descuento universitario lo marcó “Tuca” Ferretti.

La segunda ocasión se presentó en la campaña 1987-1988 y de nueva cuenta las Águilas se alzaron con el triunfo después de que cayeron en la ida en CU (0-1) y posteriormente se impusieran en el duelo de vuelta disputado el 3 de julio de 1988 en el Estadio Azteca por un contundente 4-1, los tantos fueron obra de Gonzalo Farfán (2), Camacho y Santos, mientras que por Pumas descontó Luis Flores.

La hegemonía americanista estaba perfectamente marcada, pero la tercera fue la vencida para Pumas. En la temporada 1990-1991 nuevamente se volvieron a cruzar estos clubes en la lucha por la supremacía del futbol mexicano y ésta vez, la diosa fortuna fue benévola con los “Niños del Pedregal”.

El 19 de Junio de 1991 se jugó la ida en el Estadio Azteca y las Águilas ganaron 3-2, todo parecía que se repetiría la historia, pero en el juego de vuelta del 22 de Junio de 1991, Pumas se impuso por la mínima diferencia gracias a una espectacular ejecución de tiro libre del brasileño Ricardo Ferretti, por fin los Pumas se pudieron vengar de las 2 finales anteriores.

Después de analizar y repasar algunos de los partidos mas significativos entre estos equipos, esperamos que este domingo no nos fallen y nos vuelvan a brindar buen futbol y alegrías.

[mt][foto:Archivo EISS]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×