Tigres 0 - 3 Cruz Azul

EL VOLCÁN ESTALLARÁ DE PASIÓN

EL VOLCÁN ESTALLARÁ DE PASIÓNMauricio Cabrera MEDIOTIEMPOEstadio Universitario. Domingo 10 de abril de 2005 a las 18:00 hrs. Su prestigio a nivel internacional está más elevado que nunca. Las dudas sembradas con respecto a sus posibilidades de triunfar en terreno ajeno se vinieron abajo con la magnífica demostración ante el Banfield de Argentina. Imponerse tres goles a cero en Buenos Aires es digno de elogio. La calidad del rival es hasta cierto punto cuestionable, mas no por ello se puede demeritar la consecución de tres unidades de vital importancia en la búsqueda de la clasificación a la siguiente etapa de la Copa Libertadores de América. En Sudamérica brillan con luz propia; ahora, tendrán que hacerlo en casa, donde se miden a la imparable Máquina del Cruz Azul. Tigres solventó satisfactoriamente su incursión en tierras pamperas. Con porte y decisión, los felinos saltaron a la cancha del Florencia Sola dispuestos a terminar con el enemigo, y lo hicieron sin darle la mayor importancia a la hinchada presente en las tribunas. El miedo escénico quedó atrás para el balompié azteca, aunque no faltan equipos como el Pachuca que se encargan de afirmar lo contrario. Pero esa es otra historia. La escuadra dirigida por Leonardo Álvarez hizo valer su capacidad futbolística y se impuso sin mayores dificultades a un débil conjunto argentino. Los del norte fueron mejores línea por línea, manejaron a placer las incidencias de la confrontación y recuperaron el terreno perdido en cotejos anteriores. La inyección anímica que significa el estar con más de un pié en las instancias definitivas de la máxima justa continental debe tener efectos que colaboren al cumplimiento de los objetivos en la competencia local, donde los de San Nicolás de los Garza han dejado mucho que desear. Su cosecha es paupérrima. Apenas trece puntos de treinta y tres posibles. Sin embargo, la irregularidad del pelotón en el que se encuentra les permite mantener vivas las esperanzas de colarse a la fiesta grande. Su escollo en turno, Cruz Azul, marca el ritmo del segundo grupo con veintiséis unidades, pero la diferencia entre el segundo escalón, los Diablos Rojos del Toluca, y el equipo universitario es mínima. El ferrocarril celeste se encuentra frente a una prueba de resistencia. Conforme el torneo avanza, las apuestas en torno al predecible bajón futbolístico se elevan; no obstante, los resultados positivos se consiguen una y otra vez. Ni siquiera la sensible ausencia de César “Chelito” Delgado provocó un déficit notable en el quehacer futbolístico de la escuadra cementera. Dada la cómoda ventaja que posee dentro de su conglomerado, Cruz Azul tiene en sus manos el inminente boleto a las finales del Clausura 2005. El cuerpo técnico comandado por Rubén Omar Romano está obligado a aprovechar el último tramo de la competencia regular para afinar detalles y alcanzar el ansiado título, ese que vuelva a colocar el azul en lo más alto. La contienda es de pronóstico reservado. La motivación de los felinos tras su invaluable victoria se equipara con la ingente confianza de los visitantes, que anhelan seguir dando cátedra en el torneo que discurre.Creemos en la victoria de Tigres.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×