Necaxa 5 - 0 Pachuca

RAYOS, CENTELLAS Y "PONCHINELLO", MATARON AL TUZO EN AGUASCALIENTES

RAYOS, CENTELLAS Y "PONCHINELLO", MATARON AL TUZO EN AGUASCALIENTESWalter González | MEDIOTIEMPOEstadio Victoria, domingo 8 de Mayo ante casi un llenoLos Hidrorayos del Necaxa consiguieron de manera contundente su pase a la Liguilla al derrotar 5-0 a los Tuzos del Pachuca que comenzaron con una alineación rarísima y terminaron con 8 hombres en el campo.Mención aparte merece el terrible arbitraje de Marco Antonio Rodríguez que cometió una cadena de errores con una prepotencia fuera de serie y acabó provocando la desesperación del cuyos jugadores se engancharon.En el primer tiempo, Necaxa anotó rapidísimo, antes del minuto de juego y luego tomaron las cosas con calma, fallaron un penal inventado, y fue hasta la segunda mitad cuando arrasaron a los Tuzos, ya diezmados por el silbante.Los goles fueron obra de Rodolfo Espinoza, dos de Alfredo Moreno, uno de Diego Martínez y el último de Ariel López.Así, Necaxa llegó a 28 puntos e incluso, aprovechando la derrota de Monterrey, terminó como líder del Grupo 3, se metió a la Liguilla en el quinto general y enfrentará a Tecos que cayó hoy en Sinaloa y es cuarto.PRIMER TIEMPOEl juego arrancó con una alineación del Pachuca muy extraña, con muchos jugadores de ataque, Chitiva, Victorino, Santana, Rivero, Nelson Cuevas y Jared Borgetti jugando al mismo tiempo.Necaxa, antes de que culminara el primer minuto de acción, logró el primer gol aprovechando un error de Raúl Mariscal que fue otra novedad en la alineación y que no pudo despejar un centro largo que dejó a el “Fito” Espinoza solo para definir en el área, 1-0.Después del gol, Necaxa mantuvo cierta presión, aprovechando que los Tuzos no se acomodaban en el campo y además, tuvo la fortuna de que Marco Rodríguez les regalara un penal al minuto 13, pero el cobro de la pena máxima de Diego Martínez, fue detenido por el arquero Edgar Hernández que ocupaba el lugar de Calero.Luego de la falla del penal, Necaxa bajó un poco, tomó las cosas con calma y, decidió no poner en riesgo su calificación, en tanto que Trejo se dio cuenta que su equipo no caminaba, movió algunas de sus piezas en la cancha e hizo dos cambios, sacando a Mariscal por Correa y, antes de terminar el primer tiempo, sacaría a Nelson Cuevas por Octavio Valdez para buscar hacer algo en la media cancha.Así terminaba el primer tiempo, con unos Tuzos que más o menos recobraron competitividad y equilibraron un poco las acciones ante un Necaxa cuidadoso. Sin embargo, la tumba del Pachuca la comenzaría a cavar Marco Rodríguez, junto con la desesperación de los jugadores hidalguenses cuando Cesáreo Victorino fue a reclamarle sus decisiones al “Ponchinello” que, delicadito como jarrito de Tlaquepaque, le sacó 2 amarillas en 30 segundos cuando ambos se iban al vestidor y, en una actitud déspota, le arrebató el balón de las manos a Fausto Pinto.SEGUNDO TIEMPOYa con un hombre menos del Pachuca saltaron los equipos a la cancha. Necaxa se decidió a ir a buscar el partido, aunque siempre sin desbocarse. Así, luego de que Diego Martínez estuvo a milímetros de hacer un gol de antología, los Hidrorayos pudieron hacer el 2-0 que definía todo, por conducto de Alfredo Moreno que en un contragolpe de Rodolfo Espinoza controló y definió con clase desde el borde del área.Ahora sí, el dominio del local se iba incrementando, sobretodo por la incapacidad de los Tuzos de hacer algo al frente. Al 67’, en otro error del arbitraje, Diego Martínez puso el 3-0 con la cabeza, rematando en fuera de juego luego de que Víctor Ruiz peinó un centro desde la izquierda.Pachuca reventó, el juez los había acuchillado y ellos tomaron el mal camino de desquitarse tirando patadas, algo que no se justifica pero si hay que decir que fue provocado por el silbante.Al 69’, Fausto Pinto pegó una patada por atrás y se fue al vestidor con la roja directa, luego Octavio Valdez haría lo propio al 73’ y Pachuca se quedaba con 8 hombres. Necaxa, ya con mucha ventaja anotó el 4-0 por conducto de Alfredo Moreno que gracias a un madruguete en el medio campo se fue solo ante el portero Hernández, se lo quitó y con calma, en una jugada similar a la que falló el domingo pasado en el Azteca, ahora sí definió.El 5-0 llegó al 81’ por conducto de Alexandre Alves, y todavía el “Burrito” Rivero pegó una patada artera que ahora sí merecía la roja, pero Marco Rodríguez ya no se atrevió a expulsarlo y ensució aun más su ya deplorable trabajo.Terminó el juego, una fiesta en Aguascalientes por la merecida y meritoria clasificación de Necaxa que sufrió mucho al principio del torneo cuando todos exigían la cabeza de Arias y, ahora, gracias a la paciencia de la Directiva, el técnico y los jugadores, están de nuevo en la Liguilla.GOLES(1’) 1-0 Rodolfo Espinoza. El "Fito" aprovecha que Raúl Mariscal no puede cortar un largo centro y define dentro del área.(58’) 2-0 Alfredo Moreno. Buen desdoble de Rodolfo Espinoza por la izquierda que culmina con un centro para Alfredo Moreno que controla y dispara con clase desde el borde del área para vencer a Hernández luego de un roce de la zaga.(67’) 3-0 Diego Martínez. Un centro desde la izquierda es peinado por Víctor Ruiz y, Diego Martínez, en posición fuera de juego, define con la cabeza en el área chica.(74’) 4-0 Alfredo Moreno. Madruguete al cobrar una falta en el medio campo pegado a la banda derecha, Alfredo Moreno se va solo, entra al área, recorta al portero aguanta a los defensas y define perfecto.(81’) 5-0 Ariel López. El recién ingresado "Chupa" López, define con un gran disparo raso entrando al área en otra jugada a velocidad del Necaxa.ARBITRAJETerrible de Marco Antonio Rodríguez, el autodenominado "Ponchinello" que pone en serio riesgo su participación en la Liguilla, aunque como siempre, seguro será designado. Se equivocó muchísimo, afectó el resultado y acabó provocando la violencia (sin justificarla) de los jugadores visitantes, justo lo contrario a lo que un árbitro debe hacer. Primero marcó un penal inexistente a favor de Necaxa que fue fallado, luego le perdonó la roja a Santana por un patadón sobre el portero Vázquez, para seguir, berrinchudo, expulsó a Cesáreo por reclamarle cuando ya había terminado el primer tiempo y ambos iban a los vestidores, para colmo marcó como bueno un gol en fuera de juego del Necaxa y por último, ya con el desastre encima, no se atrevió a expulsar al "Burrito" Ortega. Como muestra de lo conciente que estaba de su mal trabajo, apenas pitó el final del juego, salió corriendo del campo sin esperar a sus Asistentes y como huyendo de sus propias acciones.[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×