Cruz Azul 3 - 3 Monterrey

CON LA MIRA PUESTA EN LAS SEMIFINALES

CON LA MIRA PUESTA EN LAS SEMIFINALESMauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Azul. Sábado 14 de mayo a las 17:00 hrsProhibido perder. Los sueños construidos a lo largo de la competencia corriente estarán en juego cuando Cruz Azul y Monterrey luchen por un boleto en las semifinales del Clausura 2005 del balompié azteca. Los cementeros plagaron de optimismo el  corazón de sus aficionados. Las victorias aparecieron y la sensación de grandeza volvió a los rumbos de la Noria. Sin embargo, la confianza en la capacidad de la escuadra comandada por Rubén Omar Romano decayó en fechas recientes. Los tropiezos golpearon el aspecto anímico; la seguridad se convirtió en incertidumbre. Hoy, con la ventaja de necesitar únicamente el empate para seguir en la lucha por el título, el panorama se aclara. La meta es accesible. Sólo resta esperar la opinión de los norteños, acostumbrados a romper con la teoría. El espectáculo fue lo de menos en el juego de ida. El cuerpo técnico azul priorizó el resultado sobre la vistosidad de lo realizado sobre el rectángulo verde. Si la Máquina hubiera jugado de dicha forma durante la campaña regular, las críticas estarían justificadas. No así en la fiesta grande, donde el único fin se halla en la consecución de la corona. Calculador e inteligente, así lució el conjunto cementero en su peligrosa visita al Cerro de la Silla. El eficiente desempeño del sector bajo y el temple de los delanteros para mantener ocupados a los defensores regiomontanos fungieron como los principales causantes de la paridad en el Tecnológico. Cruz Azul tiene la mesa puesta para acercarse a la cúspide del futbol mexicano. El hecho de enfrentar el segundo episodio sin desventaja alguna se presenta como un indiscutible punto de apoyo para los de la Noria. El ferrocarril celeste está obligado a mantener la calma y a evitar excesos de confianza. Así como tuvo la capacidad de maniatar el ímpetu de la Pandilla en el compromiso de ida, tendrá que ser paciente y decidido en el de vuelta. Un deficiente manejo de partido podría fulminar las intenciones cementeras. Monterrey sueña con la hazaña. Los pupilos  de Miguel Herrera entienden que en la eliminatoria ante la Máquina tienen mucho que ganar y muy poco que perder. La mayor parte del medio futbolístico no dudó en inclinarse a favor de los capitalinos cuando de señalar al ganador se trataba. La posición en la tabla y la constante problemática de los Rayados para contar con sus mejores hombres fueron los argumentos esgrimidos por quienes apuestan por la presencia de los cruzazulinos en las semifinales. El cotejo de ida evidenció que los norteños no atraviesan el mejor de sus momentos. Sin embargo, la raza y el espíritu de Miguel Herrera han sido transmitidos fielmente a sus jugadores, que anhelan el cumplimiento de la primera sorpresa de la liguilla. El tiempo será el principal enemigo de los regiomontanos. La escuadra blanquiazul tendrá que ofender sin regalar espacios en la retaguardia. La concentración y el temple de sus jugadores estarán a prueba en una contienda que exige un alto grado de fortaleza mental. La ansiedad puede matar la incierta existencia norteña en el Clausura 2005. La confrontación es de pronóstico reservado. Si el cuadro local pone en movimiento los cartones, el rumbo de la serie estará prácticamente definido. De lo contrario, la tensión inundará cada rincón de la terminal azul. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×