¡Águilas, aplastantes finalistas!... Exhiben a Romano y a La Máquina

¡Águilas, aplastantes finalistas!... Exhiben a Romano y a La Máquina ¡Águilas, aplastantes finalistas!... Exhiben a Romano y a La Máquina
 Sin Pie de Foto

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Azul, 22 de Mayo ante un lleno totalAmérica clasificó a la Final del Clausura 2005 al echar a punta goles a La Máquina del Cruz Azul, derrotándolos 1-3 en este juego de vuelta y con un escandaloso 2-6 en el marcador global.En este juego, el equipo celeste parecía que tendría mejor suerte, pues al minuto 8 consiguieron anotar el gol que los ponía a uno de la Final, pero en un concierto de errores en los primeros 15 minutos, América empató y luego fue muy superior pasándole por encima a Cruz Azul acabando la primera mitad con el definitivo 1-3 (2-6 global) y paseando en la segunda parte.El planteamiento de Romano fue erróneo, su equipo dejó el medio campo a merced del América que incluso tuvo la pelota en la segunda mitad del primer tiempo. El técnico se desesperó y con el 1-1 se entregó a las garras de unas Águilas que, en cambio, tuvieron los movimientos y planteamiento exactos, incluso, los dos hombres que puso Carrillo para sustituir a Kléber y a Oscar Rojas anotaron un gol cada uno.América se enfrentará a Tecos en la lucha por el título, el partido de ida será el jueves en el Tres de Marzo y la vuelta definitiva el domingo en el Azteca.ASÍ SALIERONCruz Azul saltó al campo con dos movimientos principales, no alineaba Lussenhoff ni Zepeda, regresaba José Alberto Hernández y aparecía de titular Pavón. Así, Romano plateaba su inamovible línea de tres centrales, Osorio, Huiqui y Aarón Galindo, Carmona regresó a la lateral derecha y por la izquierda Tomás Campos. Doble contención con Hernández y Restrepo y luego una línea de 3 delanteros con Fonseca y el "Chelito" con la posibilidad de bajar mucho los balones y Pavón en punta.América, por su parte, también hizo dos cambios, ambos obligados por suspensiones. Tal como se esperaba, Aarón Padilla ocupaba el lugar de Kléber y Paco Torres se movía con dos funciones, un lateral volante por derecha o un medio ofensivo por la misma zona. Línea de 4 planteó Carrillo, aunque muy dúctil y que se movía si era necesario a línea de 3 con 2 laterales, Davino y Rojas en el centro, Castro y Salinas como laterales, aunque realmente la "Bala" era un central más, mientras Paco Torres y Villa auxiliaban a la defensa constantemente. En medio, inamovibles Villa y Pardo, doble pibote que recorre mucho terreno, luego Cuauhtémoc de 10 y Claudio López y el "Gansito" adelante.PRIMER TIEMPOEl partido arrancó con gran ritmo, sumamente abierto, con un Cruz Azul que parecía tener la pelota, pero que debía inevitablemente que partirse un poco por el doble pibote que se adelantaba demasiado, y dejarle espacios al América que inmediatamente comenzó a desdoblar.Las llegadas del peligro fueron en ambas porterías desde el arranque, insistentemente en el área americanista pero con bastante más peligro para el arco de Oscar Pérez, sin embargo, más que oportunidades claras por jugadas elaboradas, lo que generó este ritmo trepidante fueron errores.La primera pifia la cometió la "Bala" Salinas cuando se autopresionó de más en un centro de Pavón desde la derecha que no llevaba nada, quiso despejar con una complicada chilena y acabó entregándole la pelota al "Chelito" Delgado que sorprendido frente al arco dijo gracias y fusiló a Ochoa, 1-0 (2-3 global) apenas al 8´, que parecía un trepidante despertar azul.El despiste del América duró muy pocos minutos, con gran fortaleza las Águilas tomaron aire, calma y se encontraron con el siguiente error gravísimo, ahora del "Conejo" Pérez que a un centro pasado le dio un manotazo pensando que no había nadie a su espalda, pero ¡oh, sorpresa! la pelota fue a dar justo a la cabeza de Cuauhtémoc que cabeceó perfecto para que el "Gansito" Padilla sellara el 1-1 (2-4 global) también con la testa, en el área chica y con el marco abierto al 14´.Pese a que el juego estaba tal y como había empezado, Romano se desesperó y decidió sacar a un contención, José Alberto Hernández, para meter a Pereyra. Así, La Máquina siguió insistiendo al frente, pero si encontrarse y aun más partida, Fonseca tenía que bajar mucho por balones y extrañamente por el centro del campo y no por la derecha donde es más útil, esto a falta de gente en esa zona. Cruz Azul sintió fuerte el gol, se desesperó y comenzó a entregarse.América leyó perfecto, ocupó todo el medio campo que dejaba abandonado Cruz Azul y comenzó incluso a tener mucho la pelota, presionando a los celestes, metiéndolos a un ritmo de nerviosismo tremendo.Así llegó el segundo gol del América en otro error celeste. En un corner de rutina, Aarón Galindo despejó increíblemente al centro para que Paco Torres tomara la pelota en la media luna y fusilara sin piedad y con cierta comodidad para el 1-2 (2-5 global) al 38´ que mataba a Cruz Azul.El colmo fue al 43´ cuando el "Piojo" tomó la pelota en tres cuartos de cancha y con increíble facilidad para un partido de Liguilla se metió por el centro superando a 5 rivales y definiendo frente al arco para el 1-3 (2-6 global) que daba tintes de goleada a esta Semifinal.Romano manoteaba, regañaba con todo sus hombres y en su desesperación se preocupaba más por pelearse con Cuauhtémoc que por darse cuenta de su responsabilidad en este desastre celeste. En cambio, las Águilas estaban funcionando perfectamente, los dos hombres que puso Carrillo para sustituir a los suspendidos, se fueron al descanso con un gol cada uno y el partido definido.SEGUNDO TIEMPOLa segunda parte, de mero trámite, arrancó con un Cruz Azul dispuesto a dejar en las piernas de los americanistas, uno que otros moretón que les sirviera de recuerdito. En su desesperación cometieron una gran cantidad de faltas en los primeros 10 minutos, sobretodo cobrándole a Cuauhtémoc Blanco las enemistades que tiene con el técnico celeste.Luego todo se asentó, América ya pensaba en la Final y Cruz Azul, con algunos movimientos de Romano que acomodó a la lógica a su equipo para evitar llevarse otra dosis de cuero. El "Kikín" Fonseca, se dio cuenta a tiempo de que la actitud de revancha a patadas no era adecuada para un jugador de su categoría y mejor se puso a pelear sin cuartel, con un corazón gigante, poniendo el ejemplo a todos sus compañeros y demostrando porque es un ídolo y porque cuesta lo que cuesta.Los celestes intentaban poner un poco menos escandaloso el marcador, ya sabiendo que nada había que hacer por la clasificación. Fonseca anotó uno que fue anulado por fuera de juego y luego estrelló otra oportunidad en el poste, además de que Memo Ochoa estuvo atento para evitar que algo se colara.Así se consumió la segunda mitad, algunas de las gentes fueron abandonando el estadio con tristeza, pero injustamente, puesto que este Cruz Azul, pese al mal cierre de torneo, les dio muchas alegrías en la primera mitad del campeonato y mejoró mucho con relación a los torneos pasados. Un Campeón no se hace en un torneo, y esta Máquina aun tiene mucho por delante.GOLES(8´) 1-0 (2-3 global) César Delgado. La "Bala" Salinas se presiona sin necesidad y quiere despejar un centro de Pavón con una chilena muy cerca de su arco, cuando nadie lo presionaba, pero solo consiguió dejarle la pelota al "Chelito" justo frente y muy cerca al arco para que fusilara a Ochoa.(14´) 1-1 (2-4 global) Aarón Padilla. Otro gran error, ahora del "Conejo" Pérez que manotea un centro de rutina hacia la banda, pensando que no había nadie, pero sólo para ponerle le pelota a Cuauhtémoc en la cabeza; Blanco da un testarazo para que el "Gansito" defina en el área chica y con el marco abierto también con un cabezazo.(38´) 1-2 (2-5 global) Francisco Torres. En un corner sin complejidad, Aarón Galidno despeja con la cabeza pésimo, al centro, para que Paco Torres defina a modo con un buen disparo desde la media luna.(43´) 1-3 (2-6 global) Claudio López. El "Piojo" toma la pelota en tres cuartos de cancha, arranca por el centro y con increíble facilidad pasa entre 5 rivales y define solo cerca del manchón penal dejando sin oportunidad al "Conejo" Pérez.ARBITRAJEBueno de Armando Archundia, sin problemas. Al principio del segundo tiempo supo controlar la furia celeste contra las piernas americanistas. Tuvo un partido mucho más tranquilo de lo que se esperaba.[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×