Caos y tumultos en la venta de boletos para el Azteca

Entre tumultos, empujones y recordatorios familiares inició este martes la venta de boletos en las taquillas del Estadio Azteca para el partido de vuelta de la Final del Campeonato Clausura 2005...
Entre tumultos, empujones y recordatorios familiares inició este martes la venta de boletos en las taquillas del Estadio Azteca para el partido de vuelta de la Final del Campeonato Clausura 2005 entre América y Tecos de la UAG.
 Entre tumultos, empujones y recordatorios familiares inició este martes la venta de boletos en las taquillas del Estadio Azteca para el partido de vuelta de la Final del Campeonato Clausura 2005 entre América y Tecos de la UAG.

MEDIOTIEMPO | Agencias24 de Mayo de 2005

Entre tumultos, empujones y recordatorios familiares inició este martes la venta de boletos en las taquillas del Estadio Azteca para el partido de vuelta de la Final del Campeonato Clausura 2005 entre América y Tecos de la UAG.

Desde las 10:00 de la mañana fueron puestas a disposición de los aficionados las entradas para este cotejo, pero según reportes de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, la gente estaba formada desde la madrugada de este día en espera de la apertura de taquillas.

Conforme avanzaban las horas el número de demandantes comenzó a incrementarse y alrededor del mediodía la explanada del inmueble, ubicado a un costado de Calzada de Tlalpan estaba a reventar causando tumultos, sobre todo en la entrada al expendio de localidades.

A partir de esa hora la orden fue vender dos boletos por persona así se tratara de los "Socios Águila", lo que causó molestia en los seguidores azulcrema, quienes lamentaron no poder salir con más entradas.

Como es de esperarse, los revendedores hicieron su aparición, y aunque no eran detectados por los elementos de seguridad su presencia fue evidente ya que volvían a formarse y se metían entre la fila, lo que provocó el rechazo de las personas que estaban desde temprano.

Esta situación obligó a los que se formaron desde las primeras horas de este martes a cerrar filas para evitar que estos personajes se infiltraran entre ellos, lo que dio como resultado empujones y recordatorios familiares hacia los intrusos.

En la larga fila se observó a gente de toda condición económica y social, entre ellos Emilio, empleado de una empresa de artes gráficas, quien por instrucciones de su jefe dejó la oficina para formarse desde muy temprano para adquirir seis boletos que le encargaron.

"Que mala onda que ya empiecen a vender de a dos boletos porque me encargaron seis y tengo que regresar con ellos o si no quien sabe que vaya a pasar porque mi jefe mismo esta cubriéndome en mi ausencia, por eso tengo que llevarlos como sea", dijo el aficionado.

Sin embargo, lo que empezó con tumultos y empujones terminó prácticamente en enfrentamiento entre granaderos y aficionados que acudieron a las taquillas del Estadio Azteca. La situación se les salió de control a los escasos cien policías destinados para cuidar el orden en las afueras del inmueble desde las primeras horas de este martes, ya que se vieron rebasados por la afición americanista que literalmente tomaron las taquillas.

Ante la poca seguridad policiaca y por el hecho de que muchas personas, entre ellos supuestos revendedores, se metían entre la fila, los que estaban cerca de la valla que protege los locales de venta optaron por saltarla y los tomaron por asalto.

En cuestión de segundos los aficionados y pseudoaficionados que se encontraban en ese lugar se adueñaron de los espacios que conducen a las taquillas sin que los uniformados asignados pudieran evitarlo, por lo que requirieron de refuerzos.

Los elementos de seguridad trataron de calmar los ánimos, pero fue mayor el número de seguidores del conjunto azulcrema, quienes a pesar de la presencia policiaca intentaron saltarse la malla ciclónica de protección, lo que dejó como saldo un policía descalabrado.

Y es que esta situación ya se veía venir, pues al filo del mediodía la gente comenzó a empujarse y colarse en la ya larga fila, lo que provocaba el malestar en los aficionados que estaban formados desde la madrugada de este martes.

Al final de la jornada, las taquillas se cerraron poco después de las 14:00 horas y se anunció por altavoces que los boletos designados para el día de hoy para los "Socios Águila" habían quedado agotados y que la venta continuría hasta el día de mañana, por lo que muchos aficionados optaron por permanecer formados toda la tarde, para pernoctar ahí y poder ser de los afortunados poseedores de un boleto para el juego definitivo de la Final.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×