Tecos 1 - 1 América

TRAS LA CORONA DEL CLAUSURA 2005

TRAS LA CORONA DEL CLAUSURA 2005Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio 3 de marzo. Jueves 26 de mayo de 2005 a las 20:30 hrs. Volando a su manera arriban a la gran final del futbol mexicano. América y Tecos  están a ciento ochenta minutos de coronar una campaña exitosa desde cualquier punto de vista para ambas instituciones. Ninguno de los dos era considerado como favorito para el título, especialmente el cuadro de Zapopan, que fue diseñado con la única finalidad de evitar el descenso. A los de Coapa, se les otorgaba el beneficio de la duda, pero las apuestas constantemente se inclinaban a favor de Cruz Azul y Morelia, escuadras que dominaron a placer los dos primeros escalones de la tabla general. La lógica se rompió abruptamente; el uno perdió contra el ocho y el dos contra el tres. La justicia del sistema de competencia de inmediato fue puesta en tela de juicio, en ocasiones con cierta validez; sin embargo, nadie puede negar que azulcremas y universitarios hicieron méritos más que suficientes para soñar con la cima del balompié azteca. El primer episodio de la final está a la vuelta de la esquina. Ahí, en la nada despreciable altura alcanzada por el par de emplumados, Tecos y Águilas comenzarán a definir quien asume la máxima estafeta del futbol mexicano. El equipo de la Universidad Autónoma de Guadalajara cobró vida cuando algunos lo daban por muerto y otros, los menos crueles, se limitaban a ignorarlo. La eterna preferencia de los fanáticos jaliscienses hacia Chivas y Atlas ha provocado que el conjunto estudiantil navegue constantemente en la indiferencia Además, la propia entidad de Zapopan se encargó durante años de ensuciar su imagen como institución al ubicarse en las últimos sitios de la tabla porcentual y modificar su uniforme como si este no fuera un elemento indiscutible de identidad. Con numerosos obstáculos externos y cualquier cantidad de contaminación interna, la lucha por ganarse el aprecio y la simpatía de los aficionados se complicó notablemente. Para buena fortuna de la causa estudiantil, Daniel Guzmán llevó consigo la efectividad y el juego vistoso. Hoy, Tecos no es ni remotamente superior en las preferencias del público de su región; sí, en cambio, puede presumir de haber llenado el 3 de marzo. El aplicado trabajo colectivo y la comunión en torno a una misma propuesta futbolística son claves para explicar la edificación del sueño universitario. Si el simple ingreso a la fiesta grande ya era motivo de orgullo para el cuadro de Zapopan, no existen calificativos que adjetiven claramente los logros del cuadro estudiantil a lo largo del Clausura 2005. Ludueña y compañía ya cumplieron ampliamente con los objetivos impuestos por la directiva. El título no sería más que el remate perfecto de una historia repleta de valentía, coraje y, sobre todo, profesionalismo. América encontró su mejor forma en el instante propicio. Tras haber sembrado cierta incertidumbre durante la primera mitad del Clausura 2005, la escuadra de Mario Carrillo recuperó la contundencia frente al arco rival y mejoró de manera significativa en la retaguardia, aunque sigue dependiendo exageradamente de lo que haga Guillermo Ochoa. Tanto en los cuartos de final como en la semifinal, las Águilas evidenciaron que tienen el carácter y la decisión de alcanzar un título anhelado fervientemente por los millones de aficionados americanistas. El último paso puede ser el más difícil…La delantera azulcrema acapara los reflectores. En la contienda de vuelta frente al Cruz Azul, quedó demostrado que la artillería emplumada es tan poderosa que puede prescindir de un hombre tan explosivo como Kléber. Sin embargo, la escuadra capitalina estaría cometiendo un grave error si menosprecia los alcances del ataque enemigo, donde Daniel Ludueña, Eliomar Marcón y el inspirado Carlos María Morales tienen la capacidad para acabar con las ilusiones de la entidad de Coapa. El duelo de ida podría darle rumbo definitivo a la eliminatoria. Si el América es capaz de regresar con la ventaja en el bolsillo, Tecos estará muy cerca de abandonar sus intenciones de convertirse en el flamante monarca del balompié azteca. Los de Zapopan están obligados a buscar la victoria, aunque sea por la mínima diferencia, para manejar las hostilidades en la vuelta. [mt] 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×