Árbitro del Argentina-Brasil pide que el duelo sea una fiesta

El árbitro designado para dirigir el superclásico Argentina-Brasil por la Eliminatoria Mundialista sudamericana, Gustavo Méndez, abogó porque el partido que se disputará el próximo miércoles en...
 El árbitro designado para dirigir el superclásico Argentina-Brasil por la Eliminatoria Mundialista sudamericana, Gustavo Méndez, abogó porque el partido que se disputará el próximo miércoles en Buenos Aires sea una fiesta.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Junio de 2005

El árbitro designado para dirigir el superclásico Argentina-Brasil por la Eliminatoria Mundialista sudamericana, Gustavo Méndez, abogó porque el partido que se disputará el próximo miércoles en Buenos Aires sea una fiesta.

"El término guerra no corresponde en un deporte tan maravilloso como el futbol. Yo creo que deberíamos estar hablando de una fiesta. Espero que no sea una guerra", dijo al diario Clarín, al aludir al ánimo caliente con el que llegan ambos equipos a la cancha.

El uruguayo de 37 años confió en que "las especulaciones se van a dejar de lado en cuanto empiece a rodar la pelota. Ambas Selecciones están en condiciones de brindar un excelente espectáculo. La calidad de estos conjuntos está altamente demostrada".

Argentina llega con la pesada carga de haber perdido el pasado sábado 0-2 como visitante ante Ecuador en Quito, en tanto que Brasil vendrá a Buenos Aires envalentonado por el 4-1 que la víspera consiguió ante Paraguay en Porto Alegre.

Este encuentro definirá si Brasil desplaza a Argentina del primer lugar que ocupa en las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial Alemania 2006, pues marcha segundo con sólo 1 punto de diferencia.

Además, la polémica crece porque aún están presentes los insultos racistas de "negro" que el argentino Leandro Desábato lanzó al brasileño Grafite en un partido en Sao Paulo, y que desataron un conflicto "bilateral" en el mundo del balompié.

El árbitro confió en que podrá vencer a la presión que rodea al encuentro también por la cantidad de astros que participan porque "lo maravilloso de este deporte es que hay un reglamento que no diferencia si uno es estrella o no".

Lo que él tiene que hacer, dijo "es garantizar la neutralidad absoluta y aplicar las reglas de la mejor manera, siempre priorizando el espectáculo".

La clave para mantener estable un encuentro, explicó, es "el respeto que uno le tiene a los jugadores, algo que debe ser recíproco de parte de ellos". 

[ntx]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×