Héroes teutones... Jürgen Klinsmann

Gran goleador alemán. Klinsmann fue pieza fundamental  para realizar el sueño de que Alemania alzara la Copa Mundial en Italia 1990. Nacido el 30 de julio de 1964 en Goppingen, el bombardero...

Citlali Paz | MEDIOTIEMPO14 de junio

Gran goleador alemán. Klinsmann fue pieza fundamental  para realizar el sueño de que Alemania alzara la Copa Mundial en Italia 1990. Nacido el 30 de julio de 1964 en Goppingen, el bombardero alemán formó parte de la generación campeona.

Jürgen fue introducido al fútbol a la edad de 8 años al equipo TB Gingen y posteriormente al SC Geislingen, donde jugó en todas las posiciones, incluyendo la portería. Para ese entonces todavía no descubría su naturaleza goleadora. Fue a los 17 años que comenzó su carrera profesionalmente con el equipo de Stuttgarter Kickers dentro de la segunda división de Alemania. Como jugador novato tuvo que esperar el momento adecuado para establecerse como elemento importante de la escuadra. Klinsmann reaccionó bien después de haber recibido la oportunidad de mostrarse como jugador al terminar la temporada 1984 con 19 goles. Fue cuando su estilo de ataque rápido y certero llamó la atención de los directivos de primera división y fue llamado al VFB Stuttgart donde comenzó su aventura por la Bundesliga. Fue ahí donde se consolidó como un importante delantero marcando un promedio de 18 goles por temporada. Fue por esto, que después de cinco años con el VFB Stuttgart, el bombardero emigró hacia la serie A italiana. Firmó en 1989 con el Internazionale con quien ganó la Copa UEFA en 1991. Un año más tarde, en 1992, firmó con el AS Mónaco por dos temporadas. Posteriormente, emigró hacia la liga Premier de Inglaterra con el Tottenham Hotspur por una temporada donde anotó 21 goles. De regreso a Alemania con el Bayer Munich, levantó la Copa de la Bundesliga en 1997 y la Copa UEFA en 1996. En ese mismo año, por segunda ocasión, visitó tierras italianas con el Sampdoria y finalmente fue enviado como préstamo al Tottenham Hotspur donde terminó su carrera como eficiente centro delantero.

Dentro del ámbito internacional, Klinsmann fue digno campeón mundial en Italia 1990, tras haber tenido una estupenda participación durante todo el torneo. También participó como pieza importante en la selección que representó a Alemania en Estados Unidos 1994 y Francia 1998.  Como titular indiscutible del combinado alemán conquistó la Eurocopa de 1996. También fue miembro de la escuadra alemana medallista de tercer lugar en los juegos olímpicos de Seúl 1988. Fueron estos trofeos lo que llevaron a Klinsmann a ser nombrado como mejor jugador alemán en 1988 y 1994. Además del mejor jugador en la liga inglesa en 1995.  Sus características principales dentro del campo era un excelso remate de cabeza y sencillez al  momento de definir cada uno de sus tiros a la portería contraria.

Actualmente se encuentra frente a su primer gran reto como estratega. El deficiente rendimiento de la escuadra teutona en la Euro derivó en la salida de Rudi Voeller y el arribo de Klinsmann, quien estará ante los ojos del mundo en la Copa Confederaciones 2005.  [mt/mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×