Previo Brasil-Grecia... Aparece la magia brasileña

Cuando los pies brasileños se posan sobre el rectángulo verde, la magia está garantizada. Su forma de ver el juego es distinta a la de los demás, y muy frecuentemente más efectiva. Ritmo,...
 Cuando los pies brasileños se posan sobre el rectángulo verde, la magia está garantizada. Su forma de ver el juego es distinta a la de los demás, y muy frecuentemente más efectiva. Ritmo, velocidad y precisión conforman la explosiva mezcla amazónica. Es c

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Zentralstadion, Leipzig. Jueves 16 de junio de 2005 a las 13:45 hrs. (Tiempo de México)

Cuando los pies brasileños se posan sobre el rectángulo verde, la magia está garantizada. Su forma de ver el juego es distinta a la de los demás, y muy frecuentemente más efectiva. Ritmo, velocidad y precisión conforman la explosiva mezcla amazónica. Es como si nacieran con un balón entre las piernas. Identificar a un jugador carioca en el terreno de juego es cuestión de niños. Ahí, donde está la técnica y la inspiración, se traslada el vehemente sabor de la samba al balompié. La presencia de los campeones del mundo en la Confederaciones atrapa el interés de los aficionados al futbol y la voracidad de los críticos. El andar sudamericano inicia ante la disciplinada selección griega, que de la mano del bienaventurado Otto Rehhagel buscara alcanzar su segunda proeza en el mundo futbolístico.

Brasil es favorito donde quiera que se presente. Pese a llegar a territorio teutón con el ánimo un tanto maltrecho tras la dolorosa derrota que sufrió ante la odiada representación Argentina en las eliminatorias rumbo a la Copa Mundial Alemania 2006, el conjunto dirigido por Carlos Alberto Parreira confía ampliamente en sus posibilidades de alcanzar un título que les permitiría soñar con un triplete añorado por cualquier equipo del orbe: Copa América, Copa Confederaciones y Copa Mundial, misma que esperan revalidar el próximo año. El deseo de la verdeamarelha es tomar revancha de lo acontecido en la pasada edición de este certamen, en la que ni siquiera clasificaron a la segunda ronda. Recursos para brillar con luz propia los tiene y de sobra.

Las ausencias de algunas figuras no son un suceso extraño en el también llamado Festival de Campeones; desde sus inicios en suelo árabe, esta competencia ha sido descalificada por muchos, aunque se ha mantenido e incluso consolidado gracias a la energía y a la decisión de la FIFA. El caso brasileño no es la excepción. Jugadores como Roberto Carlos, Cafú y y Ronaldo no verán acción en el presente torneo, por lo que el seleccionador amazónico tendrá que recurrir a hombres tan capaces como Robinho y Gilberto. A simple vista, pudiera deducirse que el poderío carioca disminuye notablemente; sin embargo, a la también indiscutible calidad de los elementos emergentes deben añadírsele los ingentes deseos que tienen por ganarse un sitio en la lista de viajeros a la esperada cita del próximo año.

Grecia buscará matar el juego vistoso del rival en turno a través de su férrea disciplina táctica. El trabajo colectivo, tal y como aconteció en la Euro 2004, es la apuesta principal de la representación helénica.  Su manera de concebir este deporte ya le dio grandes resultados en el máximo torneo del Viejo Continente; pensar en repetir la historia tiene ciertos fundamentos. Para muchos, el futbol frío y calculador de los griegos atenta contra el espectáculo, pero nadie está en condiciones de criticar cuando fue mediante dicha fórmula como alcanzaron posiciones nunca imaginadas. El “espectáculo” es para los acostumbrados a ser protagonistas. 

El duelo será interesante en lo que a estilos se refiere. La fantasía brasileña tendrá que explotar al máximo su creatividad para romper la militar rigidez de los actuales monarcas de Europa. Brasil no puede ni debe caer en la desesperación,  pues, de hacerlo, podría escribirse la primera sorpresa de la Confederaciones. Alineaciones probables:

Brasil: 1 Dida, 13 Cicinho, 14 Juan, 4 Roque Junior, 5 Emerson, 6 Gilberto, 8 Kaka, 9 Adriano, 19 Renato, 10 Ronaldinho y 7 Robinho. D.T. Carlos Alberto Parreira. Grecia: 1 A. Nikopolidis, 2 G. Seitaridis, 6 A. Basinas, 14 F. Panagiotis, 19 M. Kapsis, 18 I. Goumas, 7 T. Zagorakis, 8 S. Giannakopoulos, 21 K. Katsouranis, 15 V. Zisisi y 9 A. Charisteas. D.T. Otto Rehhagel.

[mt/mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×