Crónica

Japón se resiste a pensar que su destino está finiquitado. La victoria obtenida ante Grecia alargó la esperanza de vida asiática. La frialdad de los números indica que sus posibilidades de acceder...
 Japón se resiste a pensar que su destino está finiquitado. La victoria obtenida ante Grecia alargó la esperanza de vida asiática. La frialdad de los números indica que sus posibilidades de acceder a las semifinales de la Confederaciones 2005 siguen latent

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO / MEXSPORTtEstadio de Colonia, Colonia, Alemania. Miércoles 22 de junio de 2005 a las 13:45 hrs. (Tiempo de México)

Japón se resiste a pensar que su destino está finiquitado. La victoria obtenida ante Grecia alargó la esperanza de vida asiática. La frialdad de los números indica que sus posibilidades de acceder a las semifinales de la Confederaciones 2005 siguen latentes. El requisito, como si fuera cualquier cosa, consiste en derrotar a la herida Selección Brasileña, que descargará toda la ira que le produjo el tropiezo frente a México en el inocente cuerpo de los de ojos rasgados. La lógica indica, prácticamente sentencia, que será la escuadra sudamericana la que logre la clasificación, y que los del Sol Naciente, con todo y su inamovible entusiasmo, se irán a casa anticipadamente. Sin embargo, las sorpresas están a la orden del día.

La verdeamarelha sufrió un duro revés en la confrontación ante el conjunto dirigido por Ricardo Antonio La Volpe. Los amazónicos fueron incapaces de romper el cerco defensivo impuesto por los aztecas, cayeron en la desesperación y terminaron por aceptar una derrota que afecta más en lo anímico que en lo deportivo. Carlos Alberto Parreira sabe que le será suficiente con la victoria en el cierre de la primera fase para entrar a las instancias definitivas, donde los hombres que comanda difícilmente aceptarán un golpe como el recibido en su compromiso anterior.

Los rostros frustrados de Ronaldinho y compañía evidenciaron el sentimiento general de los brasileños en la batalla librada contra el Campeón de la Concacaf. Para elementos de la talla carioca resultaría imperdonable ligar dos cotejos perdidos, por lo que la poderosa artillería amazónica ya última detalles para desquitarse con los menos culpables, los japoneses.

La mentalidad triunfadora siempre ha sido una característica en Japón. Más allá de las aptitudes que presenta en el balompié, resalta ese espíritu de lucha que forma parte de la esencia de los del Sol Naciente. Si a los alemanes se les atribuye la etiqueta de gladiadores incansables, a los enjundiosos asiáticos habría que señalarlos como máquinas que no se cansan de trabajar hasta alcanzar la meta deseada. Zico y sus pupilos conocen perfectamente sus limitaciones, manejan un estilo de juego precavido, pero siempre buscando cazar al rival en el contragolpe. Gradualmente, sin gran parafernalia a su alrededor, ha ido convirtiéndose en un obstáculo incómodo. Cuando menos ya puede presumir de haber derrotado al irreconocible Campeón de Europa.

El partido tiene un claro favorito. Brasil no está dispuesto a permitir que lo dejen fuera de la competencia. Zico, gracias al amplio conocimiento que tiene del futbol practicado en su nación, está obligado a realizar una perfecta lectura de la confrontación para que los de ojos rasgados puedan soñar con una proeza de proporciones inimaginables.

ALINEACIONES PROBABLES

JAPÓN: 1 Dida,  3 Lucio,  4 Roque Junior, 6 Gilberto, 13 Cicinho, 5 Emerson, 11 Zé Roberto, 8    Kaká, 10 Ronaldinho, 9 Adriano, 7 Robinho. D.T. Carlos Alberto Parreira     

BRASIL: 23 Yoshikatsu Kawaguchi, 2  Makoto Tanaka, 5  Tsuneyasu Miyamoto,   14 Alessandro Santos, 3  Takayuki Chano,  4 Yasuhito Endo, 8  Mitsuo Ogasawara, 7 Hidetoshi  Nakata, 15 Takashi Fukunishi 13 Atsushi Yanagisawa  y  9 Keiji Tamada. D.T. Zico          

[mt / Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×