El ambiente previo a la Final, Brasil-Argentina

Todo lo que empieza, en algún momento tiene que llegar a su fin. Luego de un par de semanas de intensa actividad futbolera, Alemania dice adiós a un evento que, en términos generales, fue bastante...

Agustín Cuevas | MEDIOTIEMPO / MEXSPORT (enviados)Frankfurt, Alemania 29 de Junio de 2005

Todo lo que empieza, en algún momento tiene que llegar a su fin. Luego de un par de semanas de intensa actividad futbolera, Alemania dice adiós a un evento que, en términos generales, fue bastante bueno.

Es cierto, la organizacion no llegó a ser sobresaliente, pero lo que es un hecho es que dentro de un año eso cambiará, y el Mundial en tierras teutonas será memorable.

La Gran Final de la Copa Confederaciones está a pocos minutos de comenzar. La afición brasileña, que supera de forma considerable a la de Argentina, aun tiene en la mente aquella caída ante los pamperos por 3-1 en las Eliminatorias de Sudamérica, por lo que espera que este partido sea algo así como una revancha.

Durante la Copa, ambos cuadros han demostrado que su presencia en este encuentro no es casualidad, y querrán llevarse a toda costa el primer puesto de la misma.

El marco es inmejorable. El día es soleado pero fresco a la sombra, la gente aparece en grandes grupos por todos los accesos del bello Waldstadion de Frankfurt, y hasta el Rey Pelé ha llegado hasta aquí para ser testigo del partidazo que está a punto de comenzar.

Para esta Final, la seguridad en las entradas para la prensa y los fotógrafos se ha intensificado. Hoy, como nunca en este torneo, se tienen que superar un par de puntos de control, en donde se llegan a hacer grandes filas de debido a la minuciosa revisión a la que se somete a cada miembro de los medios.

Y en Leipzig, México juega bien, pero cuando escribo esto está abajo por 2-1 ante Alemania en el partido por el tercer lugar. Justo en este momento, la sala de prensa se encuentra repleta de alemanes que observan detenidamente las acciones de aquél duelo, y la alegría de estos hombres y mujeres en los goles locales ha sido evidente.

Muy pronto, en punto de las 20:45 horas locales, el tranquilo ambiente que se vive a las afueras del Waldstadion dejará su lugar a la pasión y la euforia que sólo un Brasil-Argentina puede generar.

[mt / Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×