Los cafeteros viven entre la ilusión y la revancha

La Selección Colombia jugó la primera de las dos finales que le esperaban en la Copa de Oro. Frente a México, una de las potencias de la CONCACAF, no sólo jugó su mejor partido, sino que a...
La Selección Colombia jugó la primera de las dos finales que le esperaban en la Copa de Oro. Frente a México, una de las potencias de la CONCACAF, no sólo jugó su mejor partido, sino que a diferencia de sus dos primeras presentaciones, esta vez pudo paten
 La Selección Colombia jugó la primera de las dos finales que le esperaban en la Copa de Oro. Frente a México, una de las potencias de la CONCACAF, no sólo jugó su mejor partido, sino que a diferencia de sus dos primeras presentaciones, esta vez pudo paten

Fabián Rozo | MEDIOTIEMPO (Enviado)Nueva York, EUA. 19 de julio de 2005 

La Selección Colombia jugó la primera de las dos finales que le esperaban en la Copa de Oro. Frente a México, una de las potencias de la CONCACAF, no sólo jugó su mejor partido, sino que a diferencia de sus dos primeras presentaciones, esta vez pudo patentar el dominio con un triunfo  inobjetable.

En Houston se llegó de nuevo al arco rival, incluso el juez salvadoreño evitó que el marcador fuera más amplio, pero a final de cuentas con dos anotaciones tuvo el cuadro cafetero.

"A los mexicanos hay que matarlos para ganarles", había dicho en sentido figurado Carlos Eduardo Velasco, Preparador Físico de Colombia antes del juego y en efecto los dirigidos por Rueda tuvieron que dejarlo todo y algo más para avanzar a la Semifinal, erradicar el sueño mexicano de llegar al Pentacampeonato y acercarse a la posibilidad de sumar su segundo trofeo de mayores.

El experimento colombiano que estuvo a punto de ser abortado luego de un par de reveses y consecutivos, ahora atrae expectativa e ilusión. Ya Rueda encuentra alternativas en De la Cuesta, Aguilar, Castrillón y Anchico por ejemplo, casualmente todos provenientes de la Juvenil tercera del mundo en la Copa de Emiratos Árabes 2003.

Además, Mondragón confirma porqué es el dueño incuestionable del arco, Tressor Moreno de las ideas y Jairo Patiño asoma como una opción interesante después de haberse alejado por lesión. Argumentos entonces tiene Colombia para pensar en la Final, pero claro, antes está Panamá, justamente, su primer verdugo en el torneo.

Después de estar al borde de la eliminación, llegó raspando a Cuartos, dejó a México en el camino, espera cobrarse revancha de la primera humillación que le propinaron los del Canal en el debut y encontrarse este domingo al segundo monstruo del área y anfitrión en el Giants Stadium. Nada fácil, sin duda, pero posible.*Fabián Rozo es Jefe de Redacción del Diario Deportivo de Colombia[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×