Sólo quiero que me lo devuelvan vivo: José Romano

Con la mirada perdida y sin separarse de una cajetilla de cigarros José Romano, Padre de Rubén Omar, técnico del Cruz Azul, corto de palabras pidió a los secuestradores que le devuelvan a su hijo...
Con la mirada perdida y sin separarse de una cajetilla de cigarros José Romano, Padre de Rubén Omar, técnico del Cruz Azul, corto de palabras pidió a los secuestradores que le devuelvan a su hijo con vida.
 Con la mirada perdida y sin separarse de una cajetilla de cigarros José Romano, Padre de Rubén Omar, técnico del Cruz Azul, corto de palabras pidió a los secuestradores que le devuelvan a su hijo con vida.

MEDIOTIEMPO | Agencias19 de Julio de 2005

Con la mirada perdida y sin separarse de una cajetilla de cigarros José Romano, Padre de Rubén Omar, técnico del Cruz Azul, corto de palabras pidió a los secuestradores que le devuelvan a su hijo con vida.

"Lo único que busco es que esta gente sea comprensiva con él, que no me lo lastimen porque es muy buena persona, muy buen hijo, y buen padre. Sólo quiero que me lo devuelvan vivo", pidió el padre del técnico argentino".

Enclaustrado en el restaurante de su propiedad Fonda Argentina, en la colonia Residencial de Moctezuma, José Romano de 70 años, se ha mostrado esquivo con la prensa y se encuentra rodeado de amigos de la comunidad gaucha y del balompié nacional, como el representante de la Federación Mexicana de Futbol, Jimmy Goldsmith.

También acompañan a José Romano el ex técnico del Atlas Sergio Bueno, quien viajó a la Ciudad de México en representación del padre debido a la gran amistad entre ellos.

El argentino aseguró que no viajará a la capital mexicana y que únicamente esperará a que los presuntos secuestradores den noticias, tanto para pedir un rescate como para liberar a su hijo.

"Estamos rezando a Dios para que todo salga bien, es lo único que puedo pedir, no tengo más palabras y no me voy a mover de aquí hasta que tenga más noticias", aseguró.

Sobre si este hecho es para reclamar al gobierno mexicano que haya más seguridad en el país ante la ola de violencia que se ha registrado en los últimos meses, Romano fue tajante al asegurar que eso es competencia del gobierno y él no tomará postura.

"Eso que lo resuelva el gobierno, a mi me interesa que mi hijo salga bien de esto y que piensen los muchachos que lo han llevado a esta situación, que es una buena persona", finalizó.

Ya sin grabadoras de por medio se le preguntó, si los supuestos captores del técnico ya se comunicaron con alguien para pedir rescate o si se tiene alguna información extra, a lo que respondió que la prensa sabe más que la propia familia.

Además, comentó que la esposa e hijas del técnico se encuentran de vacaciones en Argentina y que no regresarán al país hasta tener certidumbre de la situación de Rubén Omar Romano.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×