Congreso Int. de Marketing y Liderazgo... Las preguntas alimentan el...

El antecedente obligaba a que la jornada del día de hoy fuera de una calidad altamente competitiva. Si en la inauguración del Congreso Internacional de Marketing y Liderazgo se tuvo ocasión de...

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO21 de julio de 2005

El antecedente obligaba a que la jornada del día de hoy fuera de una calidad altamente competitiva. Si en la inauguración del Congreso Internacional de Marketing y Liderazgo se tuvo ocasión de viajar sin obstáculo alguno de la capacidad humana de Sócrates a la impactante frialdad de Carlos Martínez De Albornoz, la continuación no desmereció en absoluto; era imposible que lo hiciera, pues los expositores en turno gozan de la autoridad requerida para postrarse ante el más exigente de los públicos. Santiago Segurola, un periodista que siempre tiene la palabra polémica en la boca. Pero él no descalifica sin argumentos. Sus ideas pueden coincidir o no con quienes lo escuchan, mas logran escapar del juicio de valor al estar claramente fundamentadas. A cada refutación le sobreviene una defensa coherente, puntillosa, en extremo analítica. Para mantener la escena bajo una atmósfera objetiva y permanentemente encaminada hacia una visión constructiva del balompié, resultaba indispensable la presencia de otro grande: Jorge Valdano. Sobra decir que mientras hablaba con ese ritmo que transporta a un plano que va más allá de lo físico, se aceptaron conceptos que vendidos con tal seguridad parecen verdades absolutas, aunque como él mismo lo mencionó, lo más enriquecedor fue abrir espacio a nuevas interrogantes, porque el hombre nunca termina de aprender.

A México le faltan un par de grandes jugadores

El título de la conferencia pudo haberse omitido y aún así habría quedado claro. “Una vuelta por el mundo del futbol” guiada por Valdano y complementada profundamente por Santiago Segurola terminó convirtiéndose en una travesía irrepetible. México fue uno de los destinos del viaje alrededor del mágico planeta que tiene como punto central a la pelota. “¿Qué tan lejos estamos de una Copa del Mundo?”, se le preguntó a Segurola con la intención de hallar en un extranjero la confianza que no somos capaces de adquirir por nosotros mismos. “Dos grandes jugadores, un par de hombres que marquen la diferencia”, apuntó categóricamente el ponente, quien además comparó la situación de la selección azteca con la española, pues, a su juicio, tanto México como la Madre Patria carecen de los referentes necesarios para aspirar a instancias que vayan más allá de los cuartos de final en la máxima justa balompédica del orbe. 

El Madrid debe inclinarse a lo deportivo

El ejemplo más claro del deporte visto como un negocio se presenta en el Real Madrid. Millones de dólares invertidos en las piernas más cotizadas del futbol mundial se dispersan alrededor del rectángulo verde cada que la camiseta merengue se pone en acción. Los resultados, sin embargo, no han sido los más adecuados para una institución que debe ganarlo todo. Valdano, como si nunca lo hiciera, rápidamente descubre las causas y propone las soluciones. Según explicó, la desesperante situación económica que vivía el cuadro “galáctico” al momento del arribo a la presidencia de Florentino Pérez originó que la balanza se inclinara completamente a favor del rubro monetario, dejando de lado el ámbito deportivo. El saneamiento de las arcas madrileñas se cumplió elogiablemente, y es hora de darle preferencia a la Selva, al juego en sí mismo. Cuando Valdano comparte sus puntos de vista, es recomendable escucharlo. La desigualdad es uno de los máximos peligros

El futbol y la globalización van de la mano. Nunca como ahora, el deporte había estado regido inevitablemente por los constantes movimientos políticos, sociales y económicos que se presentan. El ideal romántico de concebir el balompié como una actividad que simplemente enfrenta a once contra once en un rectángulo verde ha quedado completamente obsoleto. La mercadotecnia manda, indica el camino y termina marcando las diferencias entre ricos y pobres. Jorge Valdano, Francisco Javier González, Santiago Segurola, Adrián Paenza y Sandro Rossi no titubearon al señalar que el sentido de pertenencia terminará imponiéndose a quienes buscan una liga entre los clubes más poderosos del orbe. Nosotros los pobres así lo deseamos... No es una despedida, sólo una pausa

Decio de María Serrano, Secretario General de la Federación Mexicana de Futbol, se mostró ampliamente satisfecho por las experiencias cosechadas a lo largo del Congreso Internacional de Marketing y Liderazgo. La despedida fue simplemente un hasta luego, un pretexto para empezar a promocionar un nuevo encuentro de este tipo en el marco de la que será la Expo Futbol 2006. Y como dijo Valdano: las preguntas seguirán fluyendo. [mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×