A unas horas del comienzo

En el ambiente se respira esperanza. Siempre que comienza un nuevo torneo, el corazón se plaga de ilusiones y el cerebro de objetivos fundamentados. Dorados es un círculo de sueños individuales y...
En el ambiente se respira esperanza. Siempre que comienza un nuevo torneo, el corazón se plaga de ilusiones y el cerebro de objetivos fundamentados. Dorados es un círculo de sueños individuales y colectivos. Cada elemento sinaloense se ha impuesto su
 En el ambiente se respira esperanza. Siempre que comienza un nuevo torneo, el corazón se plaga de ilusiones y el cerebro de objetivos fundamentados. Dorados es un círculo de sueños individuales y colectivos. Cada elemento sinaloense se ha impuesto su

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO/DORADOSCuliacán, Sinaloa. 30 de agosto de 2005

En el ambiente se respira esperanza. Siempre que comienza un nuevo torneo, el corazón se plaga de ilusiones y el cerebro de objetivos fundamentados. Dorados es un círculo de sueños individuales y colectivos. Cada elemento sinaloense se ha impuesto sus propias metas, pero siempre anteponiendo los deseos de un conjunto que halla en la humildad su principal arma para buscar un buen lugar en el cada vez más competido futbol mexicano. Con la modestia de un equipo que lucha incansablemente por escribir su propia historia, Sinaloa se declara listo para el comienzo del Apertura 2005 del balompié azteca.

La inquietud por entrar en acción se percibe en los pasillos del Hotel San Marcos, sede de la concentración pesquera. Mientras Patricio Ormazábal, que no pierde oportunidad para envíar saludos a su país, charla tranquilamente con el "Loco" Abreu, Edson Swaricz y Héctor López acuden al centro de negocios para conectarse a Internet e indagar las últimas noticias futbolísticas. A simple vista, parecen actos propios de la rutina; sin embargo, es precisamente en el fondo de la cotidianeidad donde radica la tensión previa a un partido que ya se esperaba desde hace varios días. Frente a los Potros, estará en juego la confianza para futuros compromisos.

En las calles también se percibe el interés de los aficionados. Se espera que el Carlos González y González registre una entrada cercana a los tres cuartos de su capacidad. Los fanáticos no se equivocan: el espéctaculo parece estar garantizado.

[mt/dorados][Foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×