Tigres 3 - 1 Dorados

¡FUEGO EN EL "VOLCÁN"!

¡FUEGO EN EL "VOLCÁN"!Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO/DORADOSEstadio Universitario. Sábado 6 de agosto de 2005El “Volcán” presenta un alto registro de actividad. El regreso del balompié a San Nicolás de los Garza genera expectación y sentimiento. Los Tigres, esos que una y otra vez han coqueteado con la gloria, son amados fervientemente en las cercanías del estadio Universitario. La ausencia de títulos no ha sido motivo suficiente para que pierda arraigo entre sus nobles aficionados. Cada torneo que comienza es el anuncio de una nueva ilusión entre su fanaticada, que está empecinada en soñar con un campeonato que se le niega por una u otra razón. Calentar el ambiente con una victoria en casa siempre será importante; sin embargo, los Dorados, su rival en turno, están motivados y vueltos locos con la presencia del uruguayo Sebastián Abreu. La escuadra dirigida por Leonardo Álvarez tuvo un deficiente inicio de campaña. En su visita al estadio Azteca sucumbió por tres goles a uno frente a las Águilas del América. Una soberbia anotación de Jaime Lozano hizo pensar que la victoria felina entraba dentro de los posibles resultados; no obstante, el vendaval americanista nunca pudo ser contenido por la retaguardia norteña. La fragilidad de la zaga no sólo se debió a la lentitud mostrada por los defensores, sino también a las cuestionables decisiones que tomó el estratega felino, quien buscó atacar cuando la problemática principal radicaba en las ingentes libertades que gozaban los artilleros del cuadro capitalino. El desequilibrio se gestó desde la línea de cal. Tigres tiene las individualidades requeridas para brillar en lo más alto del balompié azteca. Julio César Santos y Jaime Lozano se vieron participativos en el juego y demostraron que pueden ser de gran valía en el armado del equipo. El argentino Walter Gaitán vuelve a presentarse como el referente obligado, pero tendrá que ser más comprometido en partidos de relevancia. Constantemente desaparece cuando de enfrentar a rivales de jerarquía se trata. Aún es temprano para afirmarlo; sin embargo, un segundo tropiezo en fila podría causar una presión insoportable para el actual cuerpo técnico. La directiva se ha cansado de invertir mucho y recibir poco. Ya veremos si la historia se modifica en este certamen. Los Dorados evolucionaron notablemente de un torneo a otro. Hace apenas unos cuantos meses, el conjunto sinaloense luchaba hasta con las uñas por alcanzar la permanencia en el máximo circuito; hoy, se da el lujo de presumir refuerzos de calidad, tiene fascinada a su afición y hasta enfoca sus objetivos en la consecución del boleto a las instancias finales del futbol mexicano. La seguridad que demuestra es digna de elogio. Después de superar adversidades tan fuertes como la batalla por evitar el descenso, la motivación es extrema. Sólo falta que las buenas noticias sigan fluyendo en la atmósfera. El equipo pesquero se impuso de forma espectacular a los Potros de Hierro del Atlante en su debut dentro del Apertura 2005. Un par de genialidades de Abreu,  la inspiración de Jaime Ruiz y el espíritu guerrero mostrado por cada uno de los jugadores Dorados propiciaron la llegada de los tres primeros puntos. La agradable finalización del primer episodio deberá ser ratificada fuera de casa para asegurar que no se trató de un espejismo. La confrontación luce pareja. Ambos equipos tienen las piezas para inclinar la balanza a su favor. Si las retaguardias muestran aplicación, no sería raro que el partido se defina gracias a una acción individual de parte de cualquiera de los contendientes.[mt/dorados][foto:mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×