Liverpool da muestras de apoyo a su seguidor preso en Bulgaria

El Liverpool continua apoyando a Michael Shields, un joven aficionado del equipo inglés que ha sido condenado a 15 años de prisión por un supuesto delito de asesinato, cometido en Estambul a un...
El Liverpool continua apoyando a Michael Shields, un joven aficionado del equipo inglés que ha sido condenado a 15 años de prisión por un supuesto delito de asesinato, cometido en Estambul a un camarero búlgaro, justo durante el viaje del joven para prese
 El Liverpool continua apoyando a Michael Shields, un joven aficionado del equipo inglés que ha sido condenado a 15 años de prisión por un supuesto delito de asesinato, cometido en Estambul a un camarero búlgaro, justo durante el viaje del joven para prese

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Agosto de 2005

El Liverpool continua apoyando a Michael Shields, un joven aficionado del equipo inglés que ha sido condenado a 15 años de prisión por un supuesto delito de asesinato, cometido en Estambul a un camarero búlgaro, justo durante el viaje del joven para presenciar la pasada Final de la Champions League en la que los "Reds" se impusieron al Milán italiano.

Hoy presidía la página web del Liverpool una foto de Shields que servía de puerta para un extenso reportaje en el que se relataba cómo esta viviendo la familia del joven su encarcelamiento en Bulgaria, donde está condenado a 15 años de prisión, y recogía las numerosas muestras de ánimo y cariño recibidos por seguidores del club.

Mañana, el Liverpool se enfrentará al CSKA Sofía búlgaro. Miles de seguidores británicos viajarán como es habitual para apoyar al equipo y presenciar un encuentro que inevitablemente tiene a Michael en el trasfondo. Una oportunidad para volver a poner su caso de nuevo en boca de todos, y que su familia espera que sirva para apoyar su lucha por probar su inocencia.

"La mejor manera de ayudarnos, es dar ejemplo. Que los seguidores del Liverpool viajen a Sofía y demuestren que son una gran afición y no exista ningún problema" explica Paul, su tío.

Las banderas con mensajes que defienden su inocencia y los lazos amarillos tiñen las fachadas de los adosados que se extienden a lo largo del barrio del joven de 18 años, y en su casa, hoy convertida en un verdadero santuario abarrotado de fotos del joven, y que sirve de centro para la campaña que mantiene su familia para traerle de vuelta y sacarle de su celda búlgara, apenas queda un espacio libre que no recuerde a Michael.

"La respuesta de la gente es increíble. Tanto los hinchas del Liverpool como los del Everton, han estado a nuestro lado. Gente de todas las religiones. No he visto un sentimiento de comunión así desde la catástrofe sucedida en el Estadio de Hillsborough en 1989" explicó el tío de Michael.

Una verdadera marea de mensajes de apoyo que no se quedan sólo en la grada, sino que incluso salen del propio vestuario que dirige Rafa Benítez. De hecho, el defensa inglés Jamie Carragher dedicó el gol que consiguió ante el Kaunas lituano en la Segunda Fase de la Previa de la Champions Leagues, y defendió la inocencia de su compatriota.

El central, que no marcaba desde hacía 6 años, se mostró orgulloso y explicó su gesto tras terminar el partido: "Quiero dedicarle mi gol de ayer a Michael y a su familia, que tan mal momento están pasando ahora mismo" declaró.

Carragher dijo que la noticia de la sentencia de Shields supuso un gran disgusto para él y para su compatriota, el capitán del Liverpool Steven Gerrard, que justo durante esos días habían seguido el juicio desde la concentración del equipo.

El tío de Shields cuenta que su sobrino "rompió a llorar como un niño" cuando supo de la dedicatoria del central inglés.

La noticia del encarcelamiento del joven ha calado en todos los rincones de la ciudad, y según explica su familia, el goteo de las muestras de apoyo no deja de llevar cartas y mensajes de ánimos para el chaval y para la familia.

"Hoy mismo hemos recibido una carta de un convento de monjas, que nos contaba que tienen a Michael en sus oraciones, y que firmaban con el lema ´You will never walk alone´"

Michael defiende su inocencia y alega que cuando ocurrieron los incidentes, en los que el camarero búlgaro fue atacado, el se encontraba durmiendo.

Su testimonio no convenció al Juez que examinó su caso en Bulgaria, y mientras espera un posible cambio de rumbo en su caso, Michael está en prisión, donde su padre dice que "no le tratan mal" y desde donde puede seguir los partidos del Liverpool de sus amores, que según cuenta su padre, no se pierde nunca.

[EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×