Dolieron en extremo al Potro las 5 mordidas del Tiburón

La derrota por 5-4 ante Veracruz dolió en lo más profundo al Atlante, a tal grado que el director técnico José Guadalupe Cruz no hizo declaraciones, mientras el chileno Sebastián González lamentó...
La derrota por 5-4 ante Veracruz dolió en lo más profundo al Atlante, a tal grado que el director técnico José Guadalupe Cruz no hizo declaraciones, mientras el chileno Sebastián González lamentó que los goles que marcó en este partido no hayan servido de
 La derrota por 5-4 ante Veracruz dolió en lo más profundo al Atlante, a tal grado que el director técnico José Guadalupe Cruz no hizo declaraciones, mientras el chileno Sebastián González lamentó que los goles que marcó en este partido no hayan servido de

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Agosto de 2005

La derrota por 5-4 ante Veracruz dolió en lo más profundo al Atlante, a tal grado que el director técnico José Guadalupe Cruz no hizo declaraciones, mientras el chileno Sebastián González lamentó que los goles que marcó en este partido no hayan servido de nada.

Al medio tiempo de este partido de la fecha seis del Torneo Apertura 2005 del futbol mexicano, cuando el marcador estaba 3-2 a favor de Tiburones Rojos, bajó al vestidor el presidente azulgrana Miguel Angel Couchonal para alentar a los futbolistas.

Pero esto sólo dio un poco de ánimo, porque el equipo cayó y sumó su tercera derrota de la campaña y al final el Director Técnico se guardó sus palabras para el próximo lunes.

"El Profe manda avisar que los atenderá a las 12:00 del próximo lunes", dijo un emisario del estratega, esto indica lo duro que golpeó la derrota.

A su vez, el chileno "Chamagol" González, quien hizo dos goles y se convirtió en el quinto mejor anotador en la historia azulgrana, declaró que "estos goles no sirven de nada", debido al revés sufrido hoy en el Estadio Azteca, por el cual aseguró sentirse muy triste.

El susdamericano declaró que ser uno de los máximos goleadores en la historia de Atlante "sólo son cosas satisfactorias, pero da tristeza la derrota".

Luego de aceptar que el equipo está golpeado en el ánimo, mencionó "ya me quiero ir, ya quiero estar en casa y estoy dolido", y ese dolor fue más que el golpe que sufrió y que le obligó salir vendado de la espinilla izquierda.

A su vez el portero argentino Federico Vilar admitió "que duele y es una puñalada cada gol recibido" y para ratificar sus palabras ante los reporteros enfatizó que "hay que dar la cara y enfrentar la crítica".

La crítica a la que se refiere es que se sumó a los errores del equipo al rechazar un balón que dejó a Emilio Mora, quien registro el cuarto tanto en la cuenta de Tiburones Rojos.

"El equipo jugó mal, además aunado a lo individual y en lo personal", dijo el arquero que en otros encuentros ha sido resaltado como uno de los mejores guardavallas en el futbol mexicano.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×