San Luis 4 - 1 Dorados

BIENVENIDA POTOSINA A JUAN MANUEL LILLO

BIENVENIDA POTOSINA A JUAN MANUEL LILLOMauricio Cabrera | MEDIOTIEMPO/DORADOSEstadio Alfonso Lastras. Domingo 11 de Septiembre de 2005 a las 12:00 hrs. El fantasma del descenso estará presente como un invitado poco deseable en el suelo potosino. San Luis y Dorados viven una batalla que difícilmente da espacio para la ilusión y, en cambio, mucho para la ansiedad. Es difícil trabajar con la soga amenazando el cuello. La tabla porcentual es implacable con equipos que dejan el espíritu sobre la cancha. Una serie de resultados adversos basta para hundirlos en una profundidad de la que muy pocas veces  se puede salir con vida. El caprichoso destino y el impredecible futbol señalan a Tuneros y sinaloenses como dos de los principales involucrados en la lucha por mantener la categoría. Ambos tienen las facultades para resolver la grave problemática que atraviesan. Vencer a un rival directo sería un excelente principio. La volatilidad matemática daña notablemente el trabajo de los dirigidos por Carlos Reinoso. Ocupar el último sitio por el no descenso se significa como la sanción recibida por registrar seis puntos en igual número de partidos disputados. La escuadra recién ascendida es condenada por el propio sistema de competencia a sumar rápidamente; de lo contrario, los problemas aparecen como enemigos que derrumban la confianza e infunden el miedo. La experiencia del timonel andino será fundamental para que el cuadro de casa conserve la figura. Ganar lo antes posible es una imperiosa necesidad. SUSPENDIDOS DE SAN LUIS Ninguno LESIONADOS DE SAN LUIS NingunoDorados inicia oficialmente la era del español Juan Manuel Lillo como director técnico. La falta de victorias a lo largo de las primeras jornadas del Apertura 2005 propició que la directiva encabezada por Juan Antonio García decidiera prescindir de los servicios de Carlos Bracamontes, quien se fue ocupando un lugar insustituible en el recuerdo de la afición pesquera. La llegada del timonel ibérico a la entidad sinaloense causó revuelo entre los medios de comunicación. Se trata de un hombre con evidentes virtudes intelectuales y con una ideología novedosa en torno al manejo de un conjunto profesional. Aceptó venir a México para demostrar que no es necesario un conocimiento previo del balompié al que se llega a dirigir. Sus primeros días como entrenador se han caracterizado por la intensidad que les exige a los jugadores. El cambio en el banquillo se dio como un intento de provocar una reacción positiva en el plantel. El porcentaje apareció de nueva cuenta en el entorno de los Dorados. Juan Manuel Lillo y sus dirigidos conocen perfectamente la situación que se avecina. Jugadores de la talla de Cirilo Saucedo, Sebastián Abreu y Jonathan Fabbro están obligados a demostrar su calidad como elementos de confianza. La afición que cada quince días visita el Carlos González y González merece un equipo de Primera División. La contienda presenta una carga emotiva que dificulta la emisión de un pronóstico. Tanto el conjunto anfitrión como el forastero viven pensando en dos competencias: el Apertura y la conservación de la categoría. Cuando se juega con calculadora en mano,  el corazón llega a ser más útil que las piernas. Hay que ganar como sea, así lo entienden Tuneros y Dorados. SUSPENDIDOS DE DORADOS Ninguno LESIONADOS DE DORADOS NingunoCreemos en el triunfo de San Luis[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×