Dorados 1 - 3 Monterrey

Dorados 1 - 3 Monterrey Dorados 1 - 3 Monterrey

EL "CABRITO" GUIÓ A LOS RAYADOS RUMBO A LA VICTORIA Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Carlos González y González. Miércoles 28 de septiembre de 2005Los Rayados del Monterrey mantuvieron su tendencia ganadora al imponerse por tres goles a uno a los Dorados de Sinaloa en la cancha del Carlos González y González. Con tres anotaciones de Jesús Arellano, los norteños consiguieron un valioso triunfo en calidad de visitantes. Dorados, pese a la derrota, presentó buenas hechuras y siempre estuvo en la pelea. PRIMER TIEMPOEl equilibrio de fuerzas entre ambos conjuntos fue permanente a lo largo de la parte inicial. Al golpe de uno, el otro respondía con la misma severidad, como si se tratara de una serie de amenazas inconclusas. Cuando Dorados se acercó a la puerta de Martínez mediante un disparo demasiado cruzado de Bernardo Sainz, los Rayados arremetieron peligrosamente con centros para Alex. Así se luchó durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Toma y daca constante. Los aficionados al filo de sus asientos. Los de casa conservaron el progreso mostrado en los dos últimos encuentros. La escuadra dirigida por Juan Manuel Lillo lució solvente en la última zona y, cuando el enemigo conseguía superar a los defensores, la figura de Cirilo Saucedo emergía para impedir que su meta fuera dañada por los cañones regiomontanos. Alex y el “Cabrito” no pudieron vulnerarlo, pese a la vehemencia con la que se batieron en zona de concreción. Pocos imaginaban que las pifias en el arco sinaloense aparecerían en la parte complementaria. Previo al silbatazo intermedio, el aroma del gol inundó la cancha del Carlos González y González. Hugo García, en un par de ocasiones, acarició el tanto de la quiniela. En primera instancia, remató con la testa y superó al golero norteño; sin embargo, la Pandilla se salvó gracias a un cabezazo heroico sobre la línea. En segundo, disparó con potencia desde la medialuna. Martínez quiso igualar la actuación que hasta ese momento había tenido Cirilo y voló como los grandes para impedir el movimiento de los cartones. Mientras tanto, el estadio se convertía en un manicomio. La serenidad volvió en cuanto Gilberto Álcala decretó la pausa de los quince minutos. SEGUNDO TIEMPOLas emociones aparecieron abruptamente en el periodo complementario. Corrían cuarenta y ocho minutos cuando un disparo de media distancia de Luis Pérez propició el débil rechace de Cirilo Saucedo. Jesús Arellano aprovechó que la pelota quedó a centímetros de la puerta sinaloense para empujarla y atentar contra los intereses de los fieles aficionados de piel Dorada. El corazón sinaloense se negaba a morir. Tres minutos después del golpe regiomontano, Fabbro esparció una pequeña ración de clase para Sebastián Abreu. El “Loco” embistió con toda la decisión posible e igualó el tanteador. Martínez voló y tocó la de gajos. Sólo sirvió para hacer más espectacular la “locura” de la noche. Ahora sí, todos a soñar con el triunfo del ejército local. Monterrey se encontró con una desafortunada intervención de Cirilo. Alex, con el talento natural que tiene en los pies, dejó la de gajos para la llegada de Arellano. El “Cabrito,” ni tardo ni perezoso, remató con potencia. Saucedo pudo hacer más, quiso hacer más, pero hay ocasiones en las que los deseos no son suficientes. Ya habrá nuevas oportunidades para que el guardavallas se saque la espina. Dorados pretendió reaccionar, se esforzó al máximo para conseguirlo. Juan Manuel Lillo ordenó el ingreso de Ramírez y Bonvin para ganar dinamismo en el ataque. Pero el  estremecimiento de las redes anfitrionas terminó mermando notablemente el ánimo del cuadro marino. Fue una excelente descolgada de Arellano. Jesús condujo el esférico, entró al área y disparo cruzado para finiquitar la victoria. El tercero para su equipo y el tercero a la cuenta personal. Los de Sinaloa siguieron en pie de lucha. Una pena máximo abrió la esperanza de la resurrección. Abreu se perfiló, soñó con el descuento. Decidido, disparó al arco. Martínez se tendió como los grandes y atajó la de gajos en dos tiempos. El tropiezo Dorado se consumó. No obstante, el marcador resulta engañoso. A los sinaloenses les faltó contundencia en la última zona; además, el cancerbero visitante estuvo en plan grande. De seguir por el mismo sendero, los de Juan Manuel Lillo rápidamente volverán a saborear las mieles del triunfo. GOLES 1-0 Disparo lejano de Luis Pérez. Cirilo deja vivo el balón dentro del área y Jesús Arellano aprovecha la pifia del cancerbero local para abrir el marcador. (48´)1-1 Pase de Jonathan Fabbro para Sebastián Abreu. El “Loco” la prende con pierna zurda e impide que Martínez logre congelar el peligro. El golero regio la toca, pero no es suficiente para evitar la anotación. (51´) 1-2 Alex recibe en los linderos del área, deja el esférico a la llegada de Arellano y este disparo con cierta potencia. Saucedo se equivoca en el lance y propicia que el segundo tanto sea una realidad. (62´)1-3 Pase a profundidad para Jesús Arellano, quien ingresa al área con balón controlado y dispara cruzado ante la salida de Saucedo. (70´)

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×