Un caballo engalanó la despedida del Mundial Sub-17 de Trujillo

El caballo peruano de paso, una especie nacida del cruce de los equinos árabes y españoles que llegaron a Perú con los conquistadores, engalanó hoy la despedida de la organización de la Copa del...
 El caballo peruano de paso, una especie nacida del cruce de los equinos árabes y españoles que llegaron a Perú con los conquistadores, engalanó hoy la despedida de la organización de la Copa del Mundo Sub-17 en la ciudad peruana de Trujillo.

MEDIOTIEMPO | Agencias30 de Septiembre de 2005

El caballo peruano de paso, una especie nacida del cruce de los equinos árabes y españoles que llegaron a Perú con los conquistadores, engalanó hoy la despedida de la organización de la Copa del Mundo Sub-17 en la ciudad peruana de Trujillo.

Los miembros de la sala de prensa trujillana organizaron una presentación en la sede de la Asociación de Criadores de Caballos de Paso y una recepción para los periodistas que han seguido las incidencias del torneo.

Oswaldo Rivasplata, Coordinador de la sala de prensa, precisó que la intención era mostrar una de las bellezas características del norte peruano y departir con los reporteros que a lo largo de 2 semanas siguieron el torneo en su sede.

Trujillo, conocida como la "ciudad de la eterna primavera", fue escenario durante el Mundial Sub-17 de 4 partidos del Grupo A, que integraron China, Costa Rica, Perú y Ghana; de uno del C, entre Italia y Corea del Norte; y de otro del D, entre Qatar y Brasil.

Además, del partido de Cuartos de Final entre Estados Unidos y Holanda, y de la Semifinal entre Brasil y Turquía.

Horacio Pardo, especialista en el caballo peruano de paso, precisó que el animal apareció del cruce del caballo árabe, con el Berberisco o Berebere y las yeguas jacas de Navarra y Castilla.

"De este cruce nace el caballo de paso peruano y tiene esa manera de andar por la geografía donde se desarrolló la conquista. Es una característica especial de caminar con las 2 patas del mismo lado a la vez, además es un animal dócil, que sigue las riendas", comentó.

Pardo indicó que, al cabo de 300 años, los criollos peruanos se dieron cuenta de que era "un caballo especial y empezaron a afinar su manera de andar", por lo que en una competencia de la actualidad se mide el porte, la parada y, sobretodo, la forma de caminar del animal.

El caballo de paso peruano es considerado único en su género, por su peculiar conformación anatómica, que le hace caminar manteniendo un ritmo que ha sido adaptado a la Marinera Norteña, la danza tradicional del norte peruano.

Su andar es conocido como el "paso nacional" por los peruanos y son montados, por lo general, por los "chalanes", jinetes vestidos con un sombrero de paja de junco o toquilla, pañuelo anudado al cuello, poncho fino de lana de alpaca o vicuña, botines de cuero curtido, zapatos altos y espuelas.

En los espectáculos musicales típicos es costumbre que los "chalanes" montados en caballos de paso acompañen a las bailarinas en las danzas de la marinera, un baile con mucho garbo y galanteo que encandila por su belleza.  [EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×