Estos muchachos puede ser Campeones de lo que quieran: Jesús Ramírez

Tumultuosa y desorganizada resultó la conferencia de prensa de los integrantes de la Selección Mexicana Sub-17, como consecuencia de los aproximadamente dos centenares de representantes de los...
 Tumultuosa y desorganizada resultó la conferencia de prensa de los integrantes de la Selección Mexicana Sub-17, como consecuencia de los aproximadamente dos centenares de representantes de los medios de comunicación que intentaban tomar sus declaraciones.

MEDIOTIEMPO | Redacción3 de Octubre de 2005

Tumultuosa y desorganizada resultó la conferencia de prensa de los integrantes de la Selección Mexicana Sub-17, como consecuencia de los aproximadamente dos centenares de representantes de los medios de comunicación que intentaban tomar sus declaraciones.

Eran tantos los fotógrafos y camarógrafos que taparon la puerta de acceso a la sala, que Guillermo Cantú, Director General de Selecciones Nacionales, tuvo que abrirse paso entre la multitud acompañado de elementos de seguridad.

Los jugadores ingresaron a una improvisada sala de prensa en el aeropuerto entre aplausos y gritos de "¡Campeones!", pero cuando trataron de tomar asiento algunos alcanzaron en tanto otros se quedaron parados, como el Director Técnico Jesús Ramírez y el Presidente de la FMF, Alberto de la Torre.

Los empujones y el desorden continuaron todavía por unos momentos y fueron los mismos jugadores, como el Campeón de goleo Carlos Vela, quienes pidieron a los presentes guardar orden.

"Señores con orden para iniciar la conferencia", dijo Luis Martínez miembro de la oficina de Prensa de la FMF, mientras Guillermo Cantú pusó el trofeo en la mesa con el Capitán Patricio Araujo, quien circuló el trofeo con sus compañeros y los fotógrafos pidieron a los futbolistas posar con el premio para la mejor placa.

Luego se abrió la sesión de preguntas y respuestas, con la misma emoción de hace 24 horas, cuando el equipo le ganó a Brasil 3-0 para dar la vuelta de los campeones a la cancha del Estadio Nacional de Lima, sede de la Final del Mundial Sub-17 de futbol entre México y Brasil.

"Siento una gran felicidad, esto es producto de un excelente trabajo y de que estoy rodeado de excelentes jugadores, así como de un Cuerpo Técnico", dijo de entrada el flamante estratega Campeón.

Sin aspavientos mencionó que la mentalidad triunfadora no sólo fue para estos partidos, sino sembraba desde hace mucho tiempo. "Les dije a mis jugadores que no se iban a enfrentar a la historia de Brasil sino a un equipo con igualdad de circunstancias, pero sabía que mi conjunto estaba mejor".

Respecto a lo establecido con este título mundial y que es ejemplo para las demás selecciones de futbol, indicó que "yo no puedo hablar por los demás, porque a mí también me gusta cuando los demás ganan", expresó.

Pero el estratega fue claro en su visión, "Estos jugadores pueden ser Campeones del Mundo en la Sub-20, en los Juegos Olímpicos y en lo que ellos quieran".

Pese a que aún tiene contrato, todavía no tiene claro su futuro, porque "no he decidido que voy a hacer. Lo tengo que pensar pero ahí tengo la Sub-20".

El capitán Patricio Araujo dijo nuevamente que está contento e indicó que las demás selecciones deben poner lo mejor de sí para sacar los resultados positivos.

Por su parte, Alberto de la Torre declaró que siempre tuvo confianza en el trabajo bien hecho por Jesús Ramírez y el organismo apoyó las giras por Europa, Asia y Sudamérica.

Según el dirigente, la FMF pugnará para que haya más plazas para los jóvenes mexicanos en los equipos de Primera División y aseguró que "los inscribiré como candidatos al Premio Nacional del Deporte", en alusión a esa distinción que se entregará el 20 de noviembre.

Finalmente el artillero Carlos Vela enfatizó que esta coronación es el inicio de una nueva historia para el futbol mexicano y con ello se dio por terminada la tumultuosa y desorganizada conferencia de prensa.

Y si entrar fue un problema, salir también, ya que los cientos de aficionados que esperaron afuera de la terminal aérea se dejaron ir sobre los jugadores, sin importarles la valla policiaca que los separaba del equipo.

Los jugadores sufrierron apretones, empujones e incluso algún intento de algunos aficionados de quedarse con un "recuerdito", ya que más de un seleccionado tuvo que retroceder para recuperar alguna prenda, especialmente las gorras, que eran el recuerdo más fácil de obtener.

Después de empujones, golpes y algunos jaloneos, el recorrido triunfal de los campeones mundiales inició para dirigirse a Los Pinos donde les aguarda el Presidente de la República, Vicente Fox Quesada y luego de ahí recorrerán todo Insurgentes hasta el Centro de Alto Rendimiento que se encuentra en la salida a Cuernavaca.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×